December 3, 2021
De parte de ANRed
157 puntos de vista


Sesión caliente en la legislatura chubutense. Las asambleas de la provincia habían alertado de un posible tratamiento del remozado proyecto de zonificación minera del ejecutivo provincial, y los legisladores empezaron a calentar la cancha de cara a un inminente intento de aprobación de la ley prominera. Desde las asambleas advierten sobre un escenario de tercerización de la represión. La presión de la UOCRA y Camioneros, y la representación corporativa en una democracia devaluada. Intimidación pública a vecinos y la machiruleada del ex presidente de la legislatura.  Por Corresponsal Popular, para ANRed.


Tras la estrepitosa derrota oficialista en las elecciones legislativas de noviembre, el poder político vuelve a la carga con el resistido proyecto de zonificación minera en Chubut. El proyecto hecho a la medida de Pan American Silver y su Proyecto Navidad, tiene el impulso del gobierno nacional pero ha sido rechazado por amplios sectores en Chubut, desde las asambleas hasta las iglesias, pasando por las comunidades originarias, ONG’s, institutos científicos y universidades. Una alerta urgente de las asambleas de la provincia durante esta semana logró visibilizar una nueva maniobra fallida del oficialismo, a partir de la filtración de audios de dirigentes de la UOCRA convocando a los trabajadores del sector a una movilización prominera prevista para el martes de esta semana y luego suspendida.

La memoria popular hizo resurgir rápidamente escenas en las que los gremios acólitos al poder actuaron como fuerzas de choque contra el pueblo movilizado en defensa del agua. La fecha no es inocente: el 27 de noviembre se cumplieron 9 años de la histórica represión a la movilización del NO A LA MINA, con el saldo de varias vecinas y vecinos heridos en manos de patotas de la UOCRA. Sin embargo, el contexto actual se vuelve aún más adverso para quienes defienden el agua y el territorio en la provincia, ya que el proyecto de zonificación que obtuvo despacho favorable en las comisiones de la legislatura incluye la entrega del 2% de las regalías a los gremios partícipes en la explotación. Este “bono” terminó de torcer el brazo de la dirigencia del gremio de Camioneros, los mismos que hace años se manifestaban públicamente en contra de la megaminería en Chubut, como lo hacía el propio gobernador Arcioni antes de asumir el cargo.

Le tiró el camión encima

En ese contexto, se vuelven transparentes las motivaciones del triste papel que cumplió en la sesión del jueves 2 de noviembre la legisladora Tatiana Goic, quien se arroga la representación del sindicato de Camioneros en la legislatura provincial (por alguna extraña astucia del peronismo local, que abre el juego a la representación corporativa en el poder legislativo sin necesidad de reformar la constitución). Desde su banca legislativa Goic hizo uso de la palabra en la hora de preferencia para compartir su indignación por los escraches que recibió la noche previa a la polémica sesión en la vivienda oficial que ocupa en la capital provincial y en su teléfono celular.

Después de aclarar que “el día que tenga miedo de votar lo que creo, voy a dejar mi banca”, la diputada escrachó públicamente a un vecino que le había enviado un mensaje de texto a su celular exigiéndole que se abstenga de votar el proyecto minero: “Nahuel se dedica a escalar montañas (que no es un deporte barato), y cuando llega a la cima de la montaña pone una bandera y dice NO A LA MINA. Me imagino que la gente de la meseta que está sin trabajo y en pésimas condiciones debe estar re agradecida con Nahuel por ese gesto; me imagino que mis compañeros camioneros, que no tienen trabajo, deben estar re agradecidos. Hizo un montón por la economía y por los chubutenses, Nahuel, subiéndose a la montaña con una bandera. Me imagino que mis compañeros de la UOCRA también, y todos los ciudadanos y ciudadanas de esta provincia, que están sin trabajo, deben estar profundamente agradecidos con Nahuel de subir una montaña y poner una bandera”.

Subida al pony de la ironía, desconociendo la violencia que implica el uso de su lugar de poder para amedrentar a un vecino de a pie, Goic continuó su argumentación cuestionando la posición socioeconómica del vecino en base a su vestimenta: “Creo que hay muchos chubutenses que tendrían que trabajar, y juntar sus sueldos más o menos diez meses, doce meses para poder comprarse una campera como la que Nahuel tenía. Y esos son, los que nos vienen a decir a nosotros, sin tener ninguna otra opción, qué es lo que tenemos que votar”. Un posicionamiento difícil de sostener para una persona que forma parte de un cuerpo legislativo que en septiembre se aumentó las dietas de modo que en diciembre superan los $500,000 mensuales, en un contexto de dos años de congelamiento salarial a empleados públicos provinciales y deudas de dos meses a jubilados provinciales. “Por el pelo de hoy… ¿cuánto gastaste?”, le hubiera respondido Luca Prodan.

Seguidamente tomó la palabra la diputada Leyla Lloyd Jones, perteneciente al bloque que responde políticamente al intendente de la ciudad de Trelew (Adrián Maderna), quien se solidarizó con la diputada Goic para luego recordar que “nadie se solidarizó conmigo” cuando una manifestación prominera, en la que según la diputada había gente de Camioneros, acampó en la puerta de su casa hasta las 2 a.m. previo a una sesión legislativa. En aquella oportunidad se hizo viral un video en el que la diputada Lloyd Jones, al salir a dialogar con los manifestantes, expresaba que había habido coimas en la legislatura para votar a favor del proyecto minero. En la discusión que mantuvieron durante la hora de preferencia de la sesión del pasado jueves, Goic le reclamó por haberse “echado atrás” con esa denuncia. Pero Lloyd Jones afirmó haber presentado pruebas en sede judicial, aunque dijo desconocer el motivo por el cual la causa judicial no avanza. “Se preocupan por la contaminación que todavía no existe y tienen una ciudad con los niveles más altos de desocupación”, la cruzó Goic. Lloyd Jones respondió con datos: “Las provincias mineras fueron las que más IFE pidieron”, afirmó en referencia al Ingreso Familiar de Emergencia por COVID19 como indicador de la mentira del desarrollo. “No tengo más que decir: NO ES NO”, dijo Lloyd Jones antes de cerrar su micrófono y retirarse del recinto.

La hidra y sus mil cabezas

La composición interna del peronismo chubutense es tan compleja como la de cualquier otro distrito. El “tema minero” ha sido utilizado siempre en forma oportunista por quienes forman parte de la minoría peronista que no accede al gobierno. Así como el actual gobernador Mariano Arcioni hizo campaña con el NO A LA MINA en 2015 y una vez en el poder impulsó sistemáticamente la avanzada megaminera en la provincia, el recientemente electo senador y actual presidente del PJ provincial, Carlos Linares, que en 2017 acompañó al ministro de energía de la nación Juan José Aranguren a presentar un proyecto similar al actual en la meseta central, en estas elecciones se declaró abiertamente en contra del proyecto de zonificación minera. En el armado peronista a nivel nacional, cada uno tiene sus jefes políticos. Así, ambos tienen línea directa con el gobierno nacional, como la tienen el vicegobernador Ricardo Sastre y el diputado provincial Carlos Eliceche; el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque; el de Trelew, Adrián Maderna; o el secretario general del Sindicato de Camioneros en Chubut, Jorge Taboada, que en estos días twitteó en forma amenazante contra “los legisladores Peronistas de Chubut que se andan escondiendo”.

El sábado 4 de diciembre es el Congreso del PJ en Comodoro Rivadavia y uno de los temas centrales es la posición del partido en relación al “tema minero”. Y por debajo de la gran mesa del partido, se repartirán las cartas más jugosas. Los diferentes referentes del partido de gobierno hacen sus apuestas por el negocio más atractivo asociado a la megaminería: la logística. El vice Ricardo Sastre ya tiene asegurada la tajada junto a su socio Genaro Pérez (jefe comunal de Gastre y uno de los principales lobistas de Pan American Silver) a través de la empresa Ruta 40, que le garantiza la estiba en el puerto madrynense; y mientras el jefe político de Lloyd Jones, Adrián Maderna, vuelve a la carga con un proyecto de ordenanza para establecer en Trelew un centro de servicios logísticos para la megaminería, el intendente de Comodoro juega de callado abriendo las puertas de la Cámara de Comercio de su ciudad a Pan American Silver para que instale allí sus nuevas oficinas.

La renovada apuesta de Maderna explica en parte el enfrentamiento entre Goic (que responde a Taboada) y Lloyd Jones. El ejecutivo municipal ingresó el mes pasado en el Concejo Deliberante un proyecto para la creación de un Parque Empresarial Municipal, que –según las afirmaciones de la coordinadora de Planificación del municipio— “impulsa el despegue económico de nuestra localidad, en su rol como ciudad de Logística y Servicio”. Desde la concejalía del partido municipal Por Trelew advierten que el proyecto emula el de Central de Cargas que fue rechazado en diciembre de 2019: “Es en el mismo lugar, y bajo el mismo objetivo, que es convertir esa zona en una zona especial de servicios mineros”.

Si bien proyecto original no pudo ser aprobado porque requería de una mayoría especial y no fue acompañado por la oposición, y a eso se suma que durante el año 2020 el pueblo movilizado en las calles forzó una declaración del Concejo Deliberante de Trelew como municipio libre de megaminería, derogando al mismo tiempo una declaración del año 2011 que planteaba a la ciudad como zona especial de radicación de servicios mineros, desde la UAC Trelew manifiestan preocupación frente a la insistencia del ejecutivo municipal con el proyecto en el marco de la avanzada megaminera post-elecciones.

En ese marco, y más allá de los culebrones transmitidos en directo por las redes sociales de la Legislatura provincial, asoman algunos indicios de que en la “pelea” entre Camioneros y el intendente de Trelew se juega algo más que la decencia de nuestras representantes. Y en esa plusvalía de la rosca política se hace visible la mentira de los dirigentes del “mundo del trabajo”: a nadie le interesa que consigas un laburo, que puedas arrimarle un poco de dignidad a tu vida empobrecida; si abren la boca, es para morder.

“¡Yo no cobré!”

Un apartado especial merece el autor de la célebre frase que lo encabeza, Roddy Ingram, quien así gritaba, desencajado frente a la cámara, en las sesiones virtuales del año pasado, cuando se conoció la denuncia de coimas de la diputada Lloyd Jones. El ex presidente de la legislatura, que tuvo el honor de reemplazar en ese rol al actual gobernador Mariano Arcioni cuando este debió asumir la gobernación ante el fallecimiento de Mario Das Neves, redobló la apuesta de Goic y dejó en evidencia el atraso ideológico de una fuerza política en decadencia. Ingram se sumó al planteo de la diputada de Camioneros, y en su discurso calificó de “maricones” a los manifestantes que se cubren el rostro para no poder ser reconocidos. Más tarde se dio el lujo de mostrar a los medios de comunicación presentes la foto de perfil del vecino escarmentado públicamente por Tatiana Goic.

El actual presidente de la legislatura y vicegobernador de la provincia, Ricardo Sastre, se sumó a la solidaridad con Goic y recordó que tanto Ingram como él “recibieron agresiones por parte de antimineros”. Evitó mencionar la detención del vecino Alfredo Claps el pasado 4 de junio durante una manifestación en la puerta de su domicilio particular en Puerto Madryn, y su inexplicable y amenazadora participación en la audiencia de formulación de cargos contra el vecino. Pareciera que el sesgo de los compañeros de “Cien Lucas” López (el coimero confeso a quien sostienen en su banca entre todos los legisladores de Chubut) no les estaría dejando ver el clima de tensión que están generando una vez más al forzar al pueblo a poner el cuerpo en defensa del agua y la vida de las futuras generaciones.

Mientras tanto, en todo Chubut se hizo viral un mensaje: “HOY TODXS SOMOS NAHUEL”.





Fuente: Anred.org