June 20, 2021
De parte de SAS Madrid
1,540 puntos de vista

Primer paquete en 2021 y el grueso para 2022. El ministro de Inclusi├│n, Seguridad Social y Migraciones, Jos├ę Luis Escriv├í, sigue perfilando los ├║ltimos detalles de una reforma que necesita urgentemente devolver la estabilidad al sistema de prestaciones.

En noviembre del pasado a├▒o, el Congreso dio luz verde al Pacto de Toledo con los votos a favor del PSOE, Unidas Podemos, PP, Ciudadanos, Junts, PNV y Coalici├│n Canaria; ERC y EH Bildu se abstuvieron y el ├║nico grupo que mostr├│ su negativa fue Vox. Esto supon├şa poner en marcha, por fin, la reforma de las pensiones, sobre la que se ha debatido durante los ├║ltimos cuatro a├▒os y nada menos que tres legislaturas. Ahora, m├ís de medio a├▒o despu├ęs de aquella jornada en la C├ímara Baja, el Gobierno est├í a punto de aprobar la primera bater├şa de medidas que se antojan harto necesarias para garantizar un sistema que llevaba ya tiempo caminando por la cuerda floja, con tasas de paro disparada entre los j├│venes (un 37,7% entre los menores de 25 a├▒os) y con una poblaci├│n cada vez m├ís envejecida. 

El “punto m├ís importante” de la reforma -seg├║n dijo el ministro de Inclusi├│n, Seguridad Social y Migraciones, Jos├ę Luis Escriv├í, cuando tuvo que rendir cuentas en la Comisi├│n del Pacto de Toledo el pasado abril- es garantizar el poder adquisitivo de las pensiones. Ha incidido tambi├ęn en varias ocasiones en la necesidad de reforzar y promover la actividad laboral de los trabajadores s├ęnior, un asunto que -dec├şa- no se ha promocionado lo suficiente en Espa├▒a. 

Cuándo se aprueban la reforma de pensiones

Y es precisamente sobre esos dos puntos sobre los que versar├í las primeras medidas de la reforma de las pensiones que, salvo sorpresa may├║scula, entrar├ín en vigor este mismo a├▒o, de forma que dejar├í el grueso para 2022. Eso s├ş, todav├şa deben pasar una serie de tr├ímites, los ├║ltimos, y recibir el ‘s├ş’ por parte de los agentes sociales. A mediados de mayo, esto se preve├şa inminente (es “cuesti├│n de d├şas”, lleg├│ a decir Escriv├í), pero entonces, el anuncio de que el factor de sostenibilidad incluido en la reforma de Mariano Rajoy de 2011 se derogar├şa en el segundo paquete y no en el primero, volvi├│ a encallar el acuerdo. Ahora, se espera que la reforma aterrice en el Congreso en julio, que ser├şa declarado mes h├íbil. 

El siguiente cap├ştulo llegar├şa ya en el segundo trimestre de 2022, cuando la cartera de Escriv├í espera que se apruebe el nuevo sistema de cotizaci├│n a la Seguridad Social de los trabajadores aut├│nomos por ingresos reales. Para entonces tambi├ęn se pretende tener lista la reforma de los sistemas complementarios de pensiones, que consiste en priorizar los planes de empleo en el marco de la negociaci├│n colectiva a trav├ęs de un trato fiscal m├ís favorable y en la creaci├│n de un fondo de pensiones de empleo de promoci├│n p├║blica.

As├ş las cosas, la reforma de pensiones de Escriv├í arrancar├í con la revalorizaci├│n de las pensiones vinculadas al IPC, una serie de incentivos a la jubilaci├│n demorada y una serie de penalizaciones para aquellos que opten por retirarse de forma anticipada (la edad legal de jubilaci├│n en 2021 est├í fijada en 2021 en 65-66 a├▒os, dependiendo del periodo de cotizaci├│n). 

Pensiones vinculadas al IPC

Lo cierto es que en abril, la revalorizaci├│n de las pensiones tambi├ęn fue objeto de un intenso debate, a cuenta del IPC negativo, entre los agentes sociales y Escriv├í. Y es que a mediados de mes, la idea del ministro era la siguiente: revalorizar las prestaciones, seg├║n el IPC. En caso de que fuera negativo, se compensar├şan las tasas de esos a├▒os a lo largo de los tres siguientes. En la pr├íctica esto supondr├şa que las n├│minas no bajar├şan, pero el poder adquisitivo ganado por la ca├şda de los precios se descontar├şa posteriormente de la subida de la pensi├│n. Es decir, no habr├şa un recorte de las pensiones, pero no subir├şan tanto seg├║n la inflaci├│n. 

Finalmente, Escriv├í acab├│ declinando esta idea y se comprometi├│ con los agentes sociales a retirar esas compensaciones por inflaci├│n negativa. “Era un cambio imprescindible para avanzar en la negociaci├│n”, dijeron entonces desde Comisiones Obreras. 

Ahora, con la nueva f├│rmula que llegar├í en los pr├│ximos meses, en caso de que el IPC sea negativo, la n├│mina no se compensar├í en los siguientes ejercicios, sino que directamente ese a├▒o quedar├í congelada. Las pensiones m├şnimas quedar├ín exentas de esta propuesta, pues no se compensar├í en sus n├│minas la inflaci├│n negativa. 

Incentivos a la jubilaci├│n demorada… 

El primer paquete de medidas tambi├ęn llega con una serie de incentivos a la jubilaci├│n demorada que plantea la reforma, mediante un ‘cheque’ de hasta 12.060,12 euros en un pago ├║nico a quienes se retiren m├ís tarde de la edad legal. Respecto a este, se ofrecer├ín hasta tres tipos de incentivos, entre los que el trabajador podr├şa elegir, favoreciendo la m├íxima flexibilidad para cada persona. 

La primera opci├│n ser├şa la de un porcentaje adicional de la pensi├│n del 4% por cada a├▒o de demora; la segunda un pago ├║nico (de hasta 12.060,12 euros por a├▒o de demora para las carreras superiores a m├ís de 44 a├▒os y medio) y una tercera que consistir├şa en una combinaci├│n de ambas. 

Eso s├ş, hay que tener en cuenta que la eventual transferencia directa anual bajar├şa hasta alrededor de los 7.000 euros para un trabajador tipo. Y es que, con datos de la n├│mina de marzo, los nuevos jubilados mayores de 65 a├▒os cobran de media 1.276 euros mensuales (17.864 anuales), de modo que, seg├║n la simulaci├│n realizada por la Seguridad Social, el cheque por cada a├▒o de retraso en la jubilaci├│n se situar├şa en unos 7.000 euros, que se incrementar├şan en torno a un 10% para los trabajadores que hubieran cotizado m├ís de 44,5 a├▒os, de acuerdo con la referencia fijada por Escriv├í.

… Y penalizaciones a la anticipada

Por ├║ltimo, y para seguir favoreciendo la actividad de los m├ís mayores, tal y como dec├şamos al principio, la reforma traer├í consigo una serie de cambios para alinear la edad real con la edad legal. La f├│rmula ser├í un nuevo esquema de coeficientes reductores que penalicen el retiro anticipado. En la actualidad, estos se aplican sobre la base reguladora de las prestaciones y se calculan por trimestre de forma progresiva.

La propuesta de Escriv├í es que esos coeficientes se apliquen directamente sobre la pensi├│n final, evitando as├ş la penalizaci├│n m├şnima en trabajadores que opten por la jubilaci├│n anticipada y tengan una pensi├│n alta. Asimismo, aumentar├ín los coeficientes para los que se retiren con mayor tiempo de antelaci├│n y tengan largas carreras de cotizaci├│n. 

La nueva fórmula divide los tipos de coeficientes en función de dos factores. Por un lado, el número de años y meses cotizados: menos de 38 años y seis meses; más de 38 años y seis meses y menos de 41 años y seis meses; más de 41 años y seis meses cotizados y menos de 44 años y seis meses; más de 44 años y medio cotizados.

Por otro lado, se tiene en cuenta el número de meses de anticipo con los que se accede a la jubilación. Estos van desde un mes hasta los 24, y cuantos más sean más alto será el porcentaje del coeficiente reductor y, por tanto, el recorte en la pensión.

De este modo, un trabajador con menos de 38 a├▒os y seis meses cotizados sufrir├í un coeficiente de un 21% mientras que el actual ser├şa del 16%. Lo mismo ocurrir├í con los trabajadores con m├ís de 38 a├▒os y 6 meses cotizados y menos de 41 a├▒os y seis meses, cuyo coeficiente se incrementar├í del 15% actual al 19%. Las tablas siguientes muestran estos datos. El Gobierno redondea a un decimal los porcentajes, de forma que en la tabla de m├ís de 38 a├▒os y seis meses cotizados, donde pone 1,9% en coeficiente actual, el coeficiente real es de 1,875%… y as├ş sucesivamente.

Enlace relacionado LaInformaci├│n.com 18/06/2021.




Fuente: Sasmadrid.org