February 25, 2021
De parte de CGT-LKN Euskal Herria
1,654 puntos de vista

En el 2020 llegaron a Canarias unas 22.000 personas migrantes de manera irregular, lo que representa un aumento del 881% respecto al a帽o anterior y m谩s de la mitad de los 40.000 que arribaron a Espa帽a, seg煤n las cifras oficiales del Gobierno. La ONU estima que m谩s de 1.800 migrantes murieron al intentar llegar a las Islas Canarias en ese mismo a帽o. Su llegada impacta de diversas formas en el archipi茅lago: el fantasma del desbordamiento institucional, materializado en la imagen de miles de personas pasando la noche sobre el suelo del muelle de Arguinegu铆n, en Gran Canaria.

El campamento m谩s grande dise帽ado para lo que denominan eufem铆sticamente la acogida humanitaria tiene previsto albergar a m谩s de 2000 personas y se sit煤a en Tenerife, junto a un aeropuerto. Estar谩n all铆 sin poder salir, con una orden de devoluci贸n, soportando el frio y el sonido de los aviones al despegar, con la incertidumbre de su futuro planeando sobre sus cabezas.

El bloqueo en el territorio insular es tal que no permite la movilidad ni siquiera de quienes disponen de documentaci贸n y no tienen ning煤n impedimento legal. A pesar de ser solicitantes de protecci贸n internacional y tener derecho a moverse por territorio espa帽ol, a la mayor铆a no se les permite acceder a la pen铆nsula.

La ruta migratoria canaria tambi茅n nos habla de las consecuencias nefastas de la globalizaci贸n econ贸mica y comercial y de los acuerdos de pesca entre la Uni贸n Europea y los pa铆ses del 脕frica Occidental. El pacto m谩s reciente, de noviembre de 2020, ha supuesto grandes beneficios para la industria pesquera espa帽ola y supone un varapalo para el sector pesquero senegal茅s, que genera m谩s de 600.000 empleos directos e indirectos. La FAO calcula que los pa铆ses africanos reciben 400 millones de euros al a帽o gracias a estos acuerdos y que podr铆an ingresar 3.300 millones anuales si ejercieran directamente los derechos de pesca. A los migrantes econ贸micos previamente se les empobrece hasta la expulsi贸n de su territorio

La ruta migratoria canaria nos est谩 hablando de las consecuencias del calentamiento global y de la desertizaci贸n del Sahel. En algunos lugares ya no se puede vivir porque no hay planificaci贸n posible de los cultivos: cuando llueve, llueve torrencialmente y cuando no llueve, las sequias se prolongan interminablemente.

Nos habla tambi茅n de las consecuencias nefastas del monocultivo del turismo, agravadas en tiempos de pandemia, una pr谩ctica que la UE ha impuesto no solo a las islas sino a buena parte de la pen铆nsula, terreno abonado para la guerra entre pobres y los brotes xen贸fobos y racistas. De aquella globalizaci贸n neoliberal, este neofascismo de mirada recortada.

El PSOE lleva haciendo desde hace muchos a帽os, pol铆ticas migratorias iguales que las del PP, las de la Europa Fortaleza. El ministro del Interior parece obsesionado con deportar y, en ese marco, est谩 haciendo estas cosa que no tienen absolutamente ning煤n sentido como llegar a acuerdos bilaterales de readmisi贸n con otros pa铆ses que adem谩s pueden comprometerse hoy a una cosa y si la situaci贸n empeora pueden dejar de comprometerse.

驴C贸mo ha podido pasar esto en un gobierno de coalici贸n en el que uno de los socios apostaba abiertamente por el cierre de los CIE y una pol铆tica migratoria radicalmente distinta a la actual en su programa electoral de hace poco m谩s de solo un a帽o?

Son tiempos de hacer memoria y encontrarnos para recuperar la identidad humana, apoyar la iniciativa social y solidaria y las resistencias de personas y colectivos que sostienen los derechos humanos de todas las personas en las islas Canarias y la 煤nica manera de incidir sobre el gobierno es generando presi贸n social para cambiar esta situaci贸n.

.pf-button.pf-button-excerpt { display: none; }

Share



Fuente: Cgt-lkn.org