May 6, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
185 puntos de vista


En el d铆a de ayer, miembros del Grup Antimilitarista Tortuga hemos procedido al env铆o postal de sendas cartas no amenazantes con un mensaje pacifista y flores secas, a diversas personalidades relacionadas con la militarizaci贸n de la sociedad. En ellas, se les invita a dejar de colaborar con sus respectivas instituciones o roles al servicio de la violencia y la injusticia y a unirse a la campa帽a 2021 de Objeci贸n Fiscal al Gasto Militar.


Este es el contenido de las cartas enviadas:

Felipe Borb贸n Grecia (y familia)

Palacio de la Zarzuela

Carretera del Pardo, s/n, 28071 Madrid

Estimado sr.

Nos complace ponernos en contacto con ud. y enviarle estas cuatro margaritas crecidas en los f茅rtiles y primaverales campos de nuestra Iberia, como gesto de buena voluntad y s铆mbolo de paz y de condena de toda violencia.

Dicho gesto est谩 dirigido a ud. como capit谩n general de los tres ej茅rcitos del estado espa帽ol, pero tambi茅n como m谩xima personalidad de un estado que, adem谩s de ej茅rcitos, cuenta con polic铆as y c谩rceles, instrumentos todos ellos de car谩cter muy violento cuyo fin principal y raz贸n de ser es la de mantener vigente un orden social, econ贸mico y pol铆tico eminentemente injusto.

Estamos convencidas de que nuestro obsequio promover谩 en ud. una profunda reflexi贸n que tal vez le conduzca a abandonar su participaci贸n personal con instituciones de memoria y presente tan infausto.

Tampoco estar铆a de m谩s que terminase ud. adoptando la conveniente decisi贸n de abandonar tambi茅n toda vinculaci贸n con una instituci贸n anacr贸nica y contraria a todo principio de igualdad, como es la monarqu铆a.

Sin m谩s, reciba un caluroso saludo de Paz y an铆mese a hacer Objeci贸n Fiscal al Gasto Militar.

Grup Antimilitarista Tortuga

pd. Rogamos haga extensible el contenido de este mensaje a su esposa e hijas, as铆 como a su se帽or padre, otrora tambi茅n capit谩n general de los ej茅rcitos espa帽oles.


………….


……………………

Jos茅 Mar铆a Gonz谩lez Santos (Kichi)

Ayuntamiento de C谩diz

Casa Consistorial, Plaza de San Juan de Dios, s/n, 11005 C谩diz

Estimado sr.

Nos ponemos en contacto con ud. y le enviamos esta desamenazadora carta con flores con el fin de animarle a una profunda reflexi贸n personal en relaci贸n a la fabricaci贸n y comercio de productos b茅licos.

El motivo que nos impulsa a ello es el apoyo p煤blico que ud. en su d铆a expres贸 en favor de la fabricaci贸n de buques de guerra en las cercan铆as de la ciudad de la que es alcalde, as铆 como su posicionamiento, que nos parece muy censurable, en favor de la venta de bombas a la dictadura de Arabia Saud铆.

Como ud. no ignorar谩, Arabia Saud铆, adem谩s, participa en una lamentable y sangrienta guerra en Yemen, guerra que es el destino final de dichas bombas.

En cualquier caso, sean corbetas, o bombas, sea para una dictadura o para una monarqu铆a parlamentaria, toda producci贸n y venta de productos b茅licos es una acci贸n deleznable que condena a la humanidad a seguir viviendo en tiempos de barbarie.

Estamos seguras de que esta carta y estas flores le animar谩n a dar el paso para romper con sus discursos armament铆sticos y belicistas en favor de otros vinculados con la construcci贸n de la Paz.

Reciba un cordial saludo y an铆mese a hacer Objeci贸n Fiscal al Gasto Militar.

Grup Antimilitarista Tortuga


………………….

Mar铆a Magarita Robles Fern谩ndez

Ministerio de Defensa

Paseo de la Castellana, 109, 28046, Madrid

Estimada sra.

Nos ponemos en contacto con ud. en su calidad de ministra de defensa del estado espa帽ol, y le hacemos entrega de estas flores con las que comparte nombre.

La raz贸n de nuestro acto es la de invitarla a un proceso de reflexi贸n y toma de conciencia que le lleve a abandonar el puesto que actualmente ocupa.

Quiz谩 no sea ajena a la reflexi贸n de que, cuando pensamos en la acepci贸n m谩s expl铆cita del concepto 鈥渧iolencia鈥, cualquier ej茅rcito es, de por s铆, la instituci贸n m谩s violenta que pueda existir. Y estamos seguras, porque se lo hemos escuchado decir, que ud. es una persona que en su fuero interno rechaza y condena toda violencia.

Adem谩s, los ej茅rcitos no solo encarnan como ninguna otra instancia la violencia f铆sica. Su raz贸n de ser m谩s importante es la defensa armada de un orden socioecon贸mico de car谩cter injusto. No en vano el ej茅rcito espa帽ol est谩 desplegado en pa铆ses empobrecidos que las multinacionales occidentales (espa帽olas tambi茅n) depredan sin cesar. Por lo tanto partipan tambi茅n de forma direct铆sima de lo que se conoce como 鈥渧iolencia estructural鈥.

Estamos convencidas de que una persona como ud. que, sin duda aborrece toda forma de violencia, no dudar谩 en abandonar un puesto que participa de una forma tan directa y grave con las peores formas de la misma.

Sin m谩s, reciba un caluroso saludo y an铆mese a hacer Objeci贸n Fiscal al Gasto Militar

Grup Antimilitarista Tortuga




…………….

Fernando Grande-Marlaska G贸mez

Ministerio del Interior

c/ Amador de los R铆os 7, 7, 28010, Madrid.

Estimado sr.

Despu茅s de conocer que ha sido amenazado recibiendo un sobre con munici贸n del ej茅rcito espa帽ol, cosa que nos parece triste y lamentable, le enviamos, por nuestra parte, esta carta nada amenazadora que contiene flores, un s铆mbolo de la paz.

La raz贸n de escribirle es por ser ud. el ministro del interior del estado espa帽ol. De su suprema autoridad dependen instituciones como la polic铆a nacional, la guardia civil o las prisiones, todos ellos entes del estado dedicados a la administraci贸n de la violencia y a la represi贸n de la poblaci贸n.

Por otra parte, tampoco podemos olvidar como en sus tiempos de juez, fue ud. denunciado p煤blicamente reiteradas veces por no investigar supuestas torturas a detenidos bajo su jurisdicci贸n judicial.

Sin duda ud. conocer谩 perfectamente, puesto que incluso es algo evidenciado mediante sentencias judiciales, que en las instituciones que ud. dirige la inhumanidad, el abuso, el exceso, la violencia gratu铆ta, la conculcaci贸n de derechos, la tortura y otros cr铆menes son realidades perfectamente existentes. Sin embargo no se escucha de sus labios una sola palabra de condena hacia todo ello, ni se observan medidas correctoras desde su ministerio.

Y, en todo caso, aunque sus polic铆as armados y sus carceleros hicieran un trabajo 鈥渄e guante blanco鈥, completamente dentro de la legalidad, ni as铆 podr铆an dejar de ser los guardianes violentos de un orden injusto.

Es por todo ello que le invitamos a una reflexi贸n, que le lleve a abandonar el triste cargo que desempe帽a y que, en caso de regresar a la judicatura, sea un magistrado justo y riguroso en la vigilancia de los derechos de los detenidos.

Sin m谩s, reciba un cordial saludo y an铆mese a hacer Objeci贸n Fiscal al Gasto Militar.

Grup Antimilitarista Tortuga.


………………

M谩s sobre Tortuga.




Fuente: Grupotortuga.com