December 21, 2020
De parte de La Peste
530 puntos de vista

Costumbre se ha vuelto que lxs de arriba jueguen con nuestras vidas y continuamente aparezcan nuevas facetas de nuestras exis-tencias que quisieran comercializar. Como si no se hubiesen entera-do del Estallido Social de octubre, pol├şticxs y empresarixs contin├║an impulsando proyectos tramposos y perjudiciales, uno de ellos es el TPP-11 -Tratado Transpac├şfico- que nos presentan como un acuerdo comercial progresista pero que entrega en bandeja nuestra soberan├şa a las transnacionales, dot├índola de tribunales internacionales para cobrarle a los Estados cuando sus ÔÇťgananciasÔÇŁ no fuesen las esperadas.

Pero como si lo anterior no fuese poco, el TPP-11 contiene un controversial capitulo que obliga a los pa├şses firmantes a adherir al UPOV91, un acuerdo internacional fortalece el mercado de transg├ęnicos y el uso de pesticidas altamente riesgos para la salud. B├ísicamente el TPP-11 implica el establecimiento de patentes para el material gen├ętico vegetal modificado por bioingenier├şa o cruzamiento natural, lo que en otras palabras implica la privatizaci├│n de semillas y cultivos limitando enormemente la peque├▒a agricultura.

El TPP-11, en tal sentido, es una seria amenaza a nuestra soberan├şa alimentaria pues impulsa el negocio de las semillas transg├ęnicas generadas por transnacionales como Monsanto, semillas que solo puede utilizarse una ├║nica vez y que necesitan de gran cantidad de componentes t├│xicos para el medio ambiente para su activaci├│n, y que por lo dem├ís representan un enorme riesgo para la biodiversidad de nuestras semillas ancestrales. A su vez, posibilita que empresas puedan registrar como propias las modificaciones gen├ęticas generadas por una cooperativa agr├şcola mediante el entrecruzamiento natural de semillas tradicionales.

En este escenario, se vuelve crucial no tan solo frenar este proyecto ecocida y extractivista sino que reconocer el trabajo de innumerables cuidadores de semillas, verdaderxs guardianes de nuestro patrimonio vegetal tradicional que nos dan el piso para impulsar nuestra autonom├şa. Si tienes una huerta, chacra o incluso plantitas en maceteros en tu casa puedes contribuir guardando e intercambiando esas semillas pues esa es la forma de cuidar nuestro entorno y ser defensores de la vida. Por un futuro m├ís verde y alimentos sin veneno, soberan├şa alimentaria y auto-determinaci├│n de nuestros territorios.

Publicado originalmente en Chuchunco City. Bolet├şn inform├ítivo de la Asamblea Libertaria Chuchunco #3, Diciembre del 2020.


Chuchunco City: Bolet├şn de la Asamblea Libertaria Chuchunco #3, Diciembre 2020




Fuente: Lapeste.org