October 7, 2021
De parte de SAS Madrid
219 puntos de vista


Merche S谩nchez es m茅dica nefr贸loga en una cl铆nica concertada con la Comunidad de Madrid. Tiene un diagn贸stico firme de covid persistente con desarrollo de un s铆ndrome de fatiga cr贸nica severo, s铆ndrome de disautonom铆a severo y trastorno neurocognitivo severo. En los informes, elaborados por el Hospital El Escorial, se expresa que no est谩 capacitada para realizar ni las labores en el domicilio. 鈥淧ero me dieron de alta porque nadie del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ley贸 esos informes鈥, se queja.

Tras un a帽o de baja m茅dica, el pasado 14 de julio S谩nchez tuvo que reincorporarse a su puesto, pese a no poder trabajar m谩s de media hora seguida sin tener que tumbarse. Se ve铆a incapacitada para atender pacientes y, mucho menos, situaciones de urgencias. Deb铆a trabajar con su sustituto al lado. Pero la maquinaria burocr谩tica actuaba en su contra y, pese a que tras el alta esta doctora adjunt贸 informes al INSS que describ铆an su estado incapacitante, tardaron 15 d铆as en percatarse de que necesitaba una pr贸rroga de seis meses.

Se entiende por covid persistente la persistencia de s铆ntomas 12 semanas despu茅s de superada la fase aguda de la infecci贸n. La Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) estima que un 10% de las personas que pasan la infecci贸n por coronavirus lo desarrollan. Las afectadas son en su mayor铆a mujeres (un 79%) con una media de 43 a帽os, y se han reportado m谩s de 200 s铆ntomas asociados, seg煤n los datos de la Sociedad Espa帽ola de M茅dicos Generales y de Familia (SEMG).

Cuando se cumple a帽o y medio del inicio de la pandemia, muchas est谩n atravesando o han atravesado ya el tribunal m茅dico del INSS que eval煤a su estado para una posible reincorporaci贸n a la vida laboral. Y, como Merche, muchas son dadas de alta de manera repentina para incorporarse a su puesto laboral sin tener en cuenta su estado, tal y como denuncian colectivos de afectadas y asociaciones.

鈥淗ay trabajadores que est谩n ahora mismo en un callej贸n sin salida鈥, expresa Jes煤s Garc铆a, portavoz de Salud Laboral del sindicato SATSE. 鈥淓l INSS est谩 obligando a incorporarse a muchas profesionales con covid persistente. Muchas veces no hay una prueba diagn贸stica que evidencie por qu茅 est谩n teniendo esos s铆ntomas. Cuando se incorporan piden una adaptaci贸n de puesto y muchas veces no es posible o si lo hacen implica sobrecarga laboral y malos climas de trabajo鈥, expresa Garc铆a.

鈥淢i cerebro se desconecta cada 50 minutos. Es agotador tener que estar revisando todo constantemente. Lo que antes ten铆a que revisar una vez ahora lo tengo que revisar 20 veces. Y trabajo con pacientes y de m铆 depende su seguridad鈥

Una adaptaci贸n a su puesto de trabajo es lo que intent贸 solicitar Mar铆a Eugenia D铆ez, enfermera en un hospital.  Por el momento ha tenido poco 茅xito. Se contagi贸 durante la primera ola y ha ido alternando bajas con los brotes producidos por el s铆ndrome de covid persistente. En mayo del a帽o pasado se dio de alta porque, con una PCR negativa, le dijeron que ya se pasar铆a. Pero contin煤a con graves fallos neurol贸gicos. 鈥淢i cerebro se desconecta cada 50 minutos. Es agotador tener que estar revisando todo constantemente. Lo que antes ten铆a que revisar una vez ahora lo tengo que revisar 20 veces. Y trabajo con pacientes y de m铆 depende su seguridad鈥, destaca. 鈥 Yo llev茅 mis informes a prevenci贸n de riesgos laborales, en mi empresa. Y sigo haciendo noches y sin ninguna adaptaci贸n. Me han recomendado que descanse cada 50 minutos y poco m谩s鈥, se queja.

Tratamiento integral del problema

鈥淓l INSS act煤a con una falta de sensibilidad brutal鈥, expresa Rosa Muelas, responsable de Salud Laboral de Sanidad CC OO Madrid, quien asegura que las altas por sorpresa son recurrentes. 鈥淗ay un peligro importante, las enfermas tienen m谩s de 200 secuelas que vienen producidas por el covid y son multifactoriales y multiorg谩nicas. Se juntan problemas a nivel neurol贸gico, cardiovascular鈥 gente que es incapaz de trabajar porque f铆sicamente no dan para ello. El problema es el reconocimiento de la enfermedad en s铆. Debiera haber unidades que se encargaran del Long Covid y de la atenci贸n integral de estos pacientes pero, por ejemplo, en Madrid solo hay en el Hospital Gregorio Mara帽贸n. O se aborda el problema como lo que es, como una realidad, o vamos a ver hechos puntuales que se traten de manera puntual鈥, sentencia.

Seg煤n los datos de la Asociaci贸n Espa帽ola de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT), publicados en su manual S铆ndrome post-covi19  y retorno al trabajo, hasta marzo de 2021 se hab铆an producido en Espa帽a un total de 1,23 millones de bajas por contagio, siendo el sector sanitario el m谩s afectado. Las bajas por infecci贸n se resuelven frecuentemente en tres semanas (67,2%) pero un 20% persisten m谩s all谩 de los 21 d铆as y un 10% m谩s de 12 semanas. Un 2% se prolonga hasta los seis meses y un 0,8% perduran al a帽o de la baja.

鈥淓n Madrid hay una tendencia m谩s generalizada a dar altas que en otras comunidades y son muy irregulares en el procedimiento. Algunas personas han recibido un mensaje de texto, otros una carta, otras han pasado por el tribunal de manera presencial, otras no. Es como una ruleta rusa鈥.

En cuanto a los procedimientos a seguir tras la baja de un a帽o, Beatriz Fern谩ndez, portavoz de la plataforma de afectadas Long Covid ACTS, destaca las diferencias entre comunidades y la arbitrariedad entre tribunales. 鈥淓n Madrid hay una tendencia m谩s generalizada a dar altas que en otras comunidades como Andaluc铆a. Y, adem谩s, no es homog茅nea la manera de gestionar la incorporaci贸n al trabajo y son muy irregulares en el procedimiento. Algunas personas han recibido un mensaje de texto, otros una carta, otros han pasado por el tribunal de manera presencial, otras no han tenido la oportunidad de pasar por el tribunal鈥 Es como una ruleta rusa, no hay un criterio homog茅neo y, si lo hay, desde luego nosotros no lo conocemos鈥, sentencia.

Hacia el alta m茅dica parcial

Para solicitar la baja, Rosa Muelas explica que, en un primer momento hay que pasar por el m茅dico de cabecera, que ir谩 renov谩ndola en funci贸n del estado del paciente. Luego, pasado el a帽o, el INSS puede conceder dos pr贸rrogas que son de 180 d铆as cada una. 鈥淯na vez que eso se termina,si la inspecci贸n m茅dica ve que no tiene sentido seguir con pr贸rrogas hacen una propuesta de incapacidad. Dependiendo de cuales sean los problemas, ser谩 revisable o no revisable, y esto va a determinar la cuant铆a de la pensi贸n. Si eres menor de 55 a帽os puede ser muy baja鈥, explica Muelas.

Seg煤n explica la portavoz de CC OO, existen  tres tipos de incapacidad: la permanente parcial, que entiende que el trabajador est谩 incapacitado para la profesi贸n habitual en un 33%, y se cobra el 100% de la n贸mina durante 24 meses; una permanente total para la profesional habitual, que entiende que la disminuci贸n del rendimiento para todas las tareas de su trabajo habitual es del 100% y que otorga una pensi贸n del 55% de la base reguladora hasta los 55 a帽os (momento en el que pasar铆an al 75%); y una permanente absoluta que entiende la incapacidad para todo tipo de profesiones con la que se cobra el 100% de la base reguladora. 鈥淟o m谩s habitual que nos estamos encontrando es la segunda, que implica una merma de sueldo. A una persona de 40 a帽os dejarle con esta pensi贸n es una faena鈥, a帽ade.

鈥淪omos personas de 40 a帽os, estamos hablando de personas que estamos en nuestro momento 谩lgido laboral. Desahuciarte del mundo laboral no es lo deseable鈥

鈥淪omos personas de 40 a帽os, estamos hablando de personas que estamos en nuestro momento 谩lgido laboral. Desahuciarte del mundo laboral no es lo deseable鈥. Beatriz Fern谩ndez, portavoz de la plataforma de afectadas Long Covid ACTS, expresa que, tras su paso por el INSS las afectadas tampoco buscan la declaraci贸n de una incapacidad permanente. 鈥淟o que perseguimos es adaptar la figura de la baja a nuestra enfermedad. No queremos convertirnos en personas incapacitadas, lo que pedimos es una herramienta intermedia, entre la incapacidad y el alta鈥.

Por ello, en palabras de Fern谩ndez, lo ideal en algunos casos ser铆a la reincorporaci贸n progresiva, recomendaci贸n que tambi茅n han lanzado desde la Asociaci贸n Espa帽ola de Especialistas en Medicina del Trabajo. 鈥淪i fuera posible la incorporaci贸n paulatina a las tareas laborales habituales, gran parte de las dificultades de retorno de los pacientes con S铆ndrome de Covid Persistente quedar铆a resuelta鈥, expresa este grupo m茅dico en su manual de recomendaciones con respecto a la covid-19. En 茅l insisten que facilitando 鈥渆l alta parcial para una integraci贸n preventiva y efectiva, reduciendo las exigencias en tiempo y carga f铆sica y mental temporalmente a la reincorporaci贸n al trabajo se procede a una incorporaci贸n saludable, efectiva y duradera鈥.

Declaraci贸n de enfermedad profesional

Las trabajadoras del sector sanitario y sociosanitario tienen adem谩s otro frente de pelea: el reconocimiento del contagio por covid como enfermedad profesional y, por ende, el covid persistente. Pese a que la OMS reconoce esta afecci贸n y desde diciembre de 2020 tiene un c贸digo en la Clasificaci贸n Internacional de Enfermedades (CIE), el INSS sigue sin tenerla en su listado.

En este sentido, El 2 de febrero de 2021 el Consejo de Ministros aprob贸 que el contagio por covid fuera considerado una enfermedad laboral entre el personal sanitario y sociosanitario. Esta medida, aprobada con car谩cter retroactivo para todos los contagiados desde el inicio de la pandemia, posibilitaba que la cobertura por parte de la Seguridad Social alcance toda la vida del trabajador. Sin embargo, en la pr谩ctica no se est谩 aplicando de oficio para todos los casos y los profesionales han de recurrir a los tribunales para obtener este reconocimiento. Y es el INSS de nuevo el que act煤a como muro de contenci贸n.

Los profesionales han de recurrir a los tribunales para obtener el reconocimiento de enfermedad profesional y es el INSS de nuevo el que act煤a como muro de contenci贸n

Pau Est茅vez, abogado del col.lectiu de Ronda, afirma que tienen m谩s de 25 juicios pendientes para conseguir el paso de contingencia por enfermedad com煤n a enfermedad laboral y ya cuentan con una sentencia favorable en el caso de una trabajadora de una residencia. En palabras de este abogado, las diferencias en cuanto a cobertura son notables, porque, entre otras cosas, 鈥減ermite que el trabajador denuncie a Inspecci贸n de Trabajo para que se investigue si la empresa cumpli贸 con toda la preventiva de riesgos laborales. Y en caso de que se es estime que se incumpli贸 se pueden incrementar tus prestaciones entre un 30 y un 50% m谩s a cargo de la empresa y tendr谩s posibilidad de conseguir que te indemnicen con el mismo sistema鈥, expresa.

Est茅vez a帽ade que el real decreto aprobado por el Gobierno, que de facto no est谩 sirviendo para mejorar las condiciones del personal sanitario y sociosanitario, no ha venido a a帽adir nada nuevo. 鈥淣o hac铆a falta esta regulaci贸n porque ya desde 2006 el Real Decreto 1299/ 2006 recoge que la exposici贸n a enfermedades infecciosas son un factor de riesgo laboral entre el personal de las residencias y otros. Ya exist铆a normativa suficiente鈥, se帽ala. Con este argumento han conseguido el triunfo en el juzgado de lo Social n煤mero 3 de Barcelona.

Poco a poco van goteando sentencias a favor del reconocimiento como enfermedad profesional entre el personal sanitario e incluso el no sanitario. El pasado 28 de mayo se publicaba la primera sentencia, en Talavera de la Reina, a favor de un auxiliar administrativo que trabajaba en un mostrador del hospital y que se contagi贸, sufriendo secuelas respiratorias. 鈥淵 tenemos que llegar a los juzgados porque esto es lo que el INSS est谩 negando hasta el infinito. Las sentencias son del juzgado de lo social y ellos van a seguir recurriendo hasta llegar al Supremo. Es una carrera de obst谩culos y de fondo鈥, explica la representante de CCOO, cuyo sindicato tambi茅n batalla en estos procesos. 鈥淢ientras 鈥攁帽ade鈥 estamos esperando que se vaya generando en otros pa铆ses el reconocimiento de enfermedad profesional para que desde la UE le llegue a Espa帽a esta posibilidad鈥.

鈥淣o me hicieron seguimiento, ped铆 un cambio de hospital porque cada vez me iba encontrando peor. Solo recib铆 seguimiento por parte de la psic贸loga. El neur贸logo me diagnostic贸 d茅ficit de atenci贸n porque estoy sugestionada por lo que sale en la tele鈥

Pero las enfermas se quejan de que tienen demasiados frentes abiertos hasta que el covid persistente sea reconocido como una afecci贸n por todo el mundo. 鈥淓n mi caso s铆 lo reconocieron como enfermedad profesional. Pero no me ha servido para nada鈥, se queja Merche S谩nchez. Ella tuvo que luchar contra el 鈥渘egacionismo鈥 de su hospital de referencia, el madrile帽o 12 de Octubre. 鈥淣o me hicieron seguimiento, ped铆 un cambio de hospital porque cada vez me iba encontrando peor y no me hac铆an nada. Solo recib铆 seguimiento por parte de la psic贸loga. El neur贸logo me diagnostic贸 d茅ficit de atenci贸n porque estoy sugestionada por todo lo que veo en la tele y me tengo que centrar鈥, explica con una mezcla entre sorna y rabia.

Ahora, tras aceptarse su pr贸rroga de seis meses de baja, se encuentra a la espera de lo que pasar谩 mientras lucha por recuperarse. Solo pide no tener que volver a pasar por el infierno. Verse de alta en esas condiciones lo fue.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (07/10/2021).




Fuente: Sasmadrid.org