November 11, 2020
De parte de La Haine
247 puntos de vista


Adem谩s, no est谩n haciendo diagn贸sticos pertinentes a los que llegan, acrecentando as铆 el temor a que surjan nuevos brotes.

Representantes pol铆ticos y organizaciones sociales que integran el Foro de la Inmigraci贸n de Ja茅n coinciden en la necesidad de anticipar el dispositivo de atenci贸n a migrantes en la que ser谩 la primera campa帽a de recolecci贸n de la aceituna marcada por la pandemia.

No obstante, decenas de temporeros deambulan por las calles y pueblos de la principal provincia olivarera del mundo y se han vuelto a encontrar los albergues cerrados.

Adem谩s, no est谩n haciendo diagn贸sticos pertinentes a los que llegan, acrecentando as铆 el temor a que surjan nuevos brotes.

Los migrantes que llegan a los tajos olivareros son originarios del Magreb y del 脕frica, estos cuentan con permiso de trabajo y hacen su particular ruta por otras campa帽as agr铆colas en Espa帽a. Aunque el estado de alarma podr铆a ralentizar la movilidad laboral de estos trabajadores.

El 煤nico dispositivo de acogida en la capital jinenense es, por el momento, el centro de transe煤ntes, que complet贸 hace d铆as su aforo m谩ximo de 30 plazas.

La veintena de albergues que se extienden por toda la provincia, no abrir谩 hasta la segunda semana de noviembre, pero lo har谩 con las restricciones que marca la actual situaci贸n sanitaria.

Solo se pondr谩n en servicio 200 de las 600 plazas, y algunos ayuntamientos han decidido no abrir porque la Junta de Andaluc铆a ha recortado a la mitad la subvenci贸n que concede para su gesti贸n.

Los albergues, con estancia limitada a cuatro noches, no son m谩s que un lugar de tr谩nsito mientras los migrantes encuentran trabajo en la aceituna.

A partir de ah铆, los temporeros deben procurarse un alojamiento por su cuenta pues no siempre se les facilita por sus empleadores, puesto que el convenio del campo de Ja茅n no estipula ninguna obligaci贸n legal para que los empresarios faciliten el alojamiento.

Fuente




Fuente: Lahaine.org