March 10, 2023
De parte de CNT Vitoria-Gasteiz
1,449 puntos de vista

Nos cuenta la prensa local hoy mismo que Lanbide aprueba 64 millones de euros en ayudas dirigidas a centros especiales de empleo, y que ir谩n destinadas a la subvenci贸n de la mitad del coste salarial de las personas que trabajen en ellos. Llueven los dineros pero desconocemos a d贸nde van鈥

Mientras tanto, la realidad nos cuenta otras cosas: explotaci贸n, precariedad, despidos injustificados, negligencia en materia de prevenci贸n de riesgos salariales, bajas y vacaciones sin cubrir, abuso de autoridad en la organizaci贸n del trabajo, acoso laboral, amenazas veladas, amenazas expl铆citas, entorpecimiento de los derechos sindicales fundamentales, y negociaci贸n de condiciones de manera unipersonal y con escasa transparencia incumpliendo convenios que ya de por s铆 son indignos.

De los centros especiales de empleo se nutren empresas grandes; y, a los centros especiales de empleo los nutre el dinero de todos y de todas. Es el caso de la empresa Lidl y de todos sus centros de trabajo: puntos de venta al por menor y plataformas log铆sticas de recepci贸n y distribuci贸n de mercanc铆as. Su aparente buen funcionamiento y sus virtudes esconden en la trastienda subcontratas mediante las que las personas tambi茅n se convierten en mercanc铆as de usar y tirar. Y es el caso de Sifu S. L. que como intermediaria contrata a personas con diversidad funcional para embolsarse, explot谩ndolas, no s贸lo lo que percibe del beneficiario de su trabajo y cliente -Lidl- sino lo que percibe de la administraci贸n en forma de ayudas y subvenciones.

Por todo ello, CNT Vitoria mantiene un conflicto y est谩 luchando: por la defensa de los derechos de las personas que all铆 trabajan, y para concienciar a la clase trabajadora. Sin nuestro esfuerzo y sin nuestro trabajo no son nadie. Sus boyantes ingresos son nuestras p茅rdidas. El 煤nico camino es la solidaridad. La 煤nica salida es la acci贸n directa, aunque al emprenderla nos veamos rodeados de uniformados que atienden la seguridad y la protecci贸n del capital en detrimento de los derechos fundamentales de todos y todas las trabajadoras.

El pasado 13 de febrero acud铆amos a la salida de la plataforma log铆stica ubicada en Nanclares de Oca / Langraiz, en el pol铆gono Los Llanos. Se trata de un perfecto cubo gigante que esconde la explotaci贸n en su interior, y que est谩 rodeado de protecciones cuasi carcelarias.

Tan solo dese谩bamos informar del reciente despido encubierto sufrido por un compa帽ero del sindicato. Quer铆amos explicar lo acontecido: una rescisi贸n de contrato injustificada al tiempo que ofertan puestos de trabajo con el mismo perfil... Solo quer铆amos informar del atropello de derechos. 脡ramos cuatro: aparecieron seis agentes. Nos exig铆an permiso para la acci贸n y nos acusaban de entorpecer el acceso.

Dice el SEPE que 鈥渓os Centros Especiales de Empleo son empresas cuyo objetivo principal es el de proporcionar a los trabajadores con discapacidad la realizaci贸n de un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus caracter铆sticas personales y que facilite la integraci贸n laboral de 茅stos en el mercado ordinario de trabajo鈥. Parece que les debi茅ramos agradecimiento鈥 Las cuentas anuales de estos centros especiales dicen que lo que s铆 hacen, especialmente, es crecer y amasar dinero. Dice nuestro compa帽ero que all铆 nadie adapta los puestos de trabajo: trabajan como bestias pero cobran especialmente poco. Una vez m谩s, lo especial y extraordinario son las necesidades empresariales. Ah铆 si que se adaptan la administraci贸n y los gobiernos; pero lo hacen con los dineros de otros y otras.




Fuente: Vitoria.cnt.es