June 14, 2021
De parte de Anticarcelarias
185 puntos de vista


Juan fu茅 detenido cerca de Brescia el 22 de mayo 2019 tras tres a帽os de clandestinidad.

El proceso, en el que se le acusa del ataque explosivo a una sede de la Lega Nord de Treviso en 2018, se est谩 desarrollando con un tribunal popular, en los juzgados de Treviso, ciudad donde el partido xen贸fobo y razista tiene gran fuerza. Las acusaciones son de masacre y atentado con finalidad de terrorismo.

El juicio comenz贸 el 28 de noviembre de 2020 y la sentencia se emitir谩 en los pr贸ximos meses.

Las audiencias se realizan mediante videoconferencia desde la c谩rcel de Terni, donde est谩 encerrado bajo Alta Seguridad.

Para escribirle: (en Italiano)

Juan Antonio Sorroche Fernandez

C. C. de Terni

Strada delle Campore 32

05100 Terni

Transcripci贸n de la declaraci贸n de Juan en la audiencia del 17 Abril 2021

En esta vista en mi contra quiero rebatir las acusaciones que se me imputan, con una investigaci贸n cuanto menos fantasiosa que ha llevado a conclusiones manipuladas por prejuicios, generando una cantidad impresionante de papelajos. Forzando y encasillando roles, jeraqu铆as e ideolog铆as nunca asumidas por las personas individuales, construidas e impuestas desde la c煤pula de las oficinas de antiterrorismo. Con una serie de perfiles falsos sobre personas totalmente inventados tanto a nivel pol铆tico y psicol贸gico como personal, los cuales quiero desmentir vistas las injuriosas acusaciones.

Quiero aclarar respecto a mi anarquismo, ya que tantas veces ha sido interpretado y falsificado en este tribunal y en vuestras investigaciones mediante roles dogm谩ticos que me hab茅is endosado; primero, no soy un anarco-insurreccionalista como repet铆s continuamente y como me han impuesto los diferentes fiscales en este juicio y rechazo esta figura y este concepto como parte de una categor铆a que permite generalizar y unificar para encaminar mejor vuestras investigaciones.

Cierto, soy un anarquista y estoy orgulloso de ello, pero no soy un anarquista individualista y no ser谩n los fiscales quienes me cataloguen con una etiqueta estigmatizada para su provecho. Quer茅is que reniegue del anarquismo, en cambio yo reniego del lenguaje y de los mecanismos que los fiscales pretenden imponerme de esta forma. Adem谩s, hoy la moral de esta sociedad estatal basada en el espect谩culo sensacionalista pretende hacer pasar la abjuraci贸n como prueba de inocencia y el no arrodillarse ante el Estado como culpabilidad.

En los varios n煤meros de 鈥淏eznachalie鈥 que hab茅is tomado como pruebas hac茅is lo mismo, interpretando y tergiversando los textos. Entre otras cosas, un aperi贸dico p煤blico, ni oculto ni sospechoso como quer茅is aparentar para crear un ambiente sospechoso con insinuaciones, como hace Calenda, el jefe de la DIGOS [polic铆a pol铆tica] por citar uno de tantos ejemplos: 鈥溌÷ncima firmaba!!!. Estas artima帽as no son necesarias porque yo lo reivindico con orgullo, como parte de mis ideas y como medio de propaganda libre y autoproducido por mi. Lleva 5 a帽os public谩ndose con una gran cantidad de escritos firmados por mi p煤blicamente.

Escritos cuya lectura resulta enga帽osa, ademas de instrumental si no se toman en su contexto general a no como sucede aqu铆, a trav茅s de una lectura esquem谩tica, omitiendo y extrapolando como hace la magistratura, que separa los elementos y los ordena seg煤n las prioridades de los investigadores para hacer conexiones fantasiosas, con hip贸tesis aqu铆 y all铆 sin ninguna evidencia respecto a mis encuentros personales con exponentes de la FAI-FRI.

Sea como fuere, toda mi solidaridad hacia todos los afectados por las diferentes operaciones contra anarquistas. Y lo mismo vale para el atentado contra la POL G.A.I. de Brescia, del que las fiscal铆as no tienen pruebas de las acusaciones.

Las investigaciones omiten intencionalmente toda una serie de afirmaciones que escrib铆 hace 5 a帽os. Como por ejemplo que para m铆 solo existe el anarquismo que lucha, que no hay un anarquismo bueno y uno malo como querr铆an hacer creer los distintos fiscales en Italia en los numerosos procesos a anarquistas en este 煤ltimo per铆odo.

Entiendo que 茅sto es instrumental para reprimir todos los m茅todos usados desde siempre en un siglo y medio de anarquismo, y que yo asumo todos como parte de lo que son: la solidaridad revolucionaria, el internacionalismo, lo escrito y el pensamiento, la acci贸n directa y la lucha permanente y refractaria a la autoridad.

Obviamente, a los fiscales les conviene poder meter todo dentro de una sigla o en una fantasiosa organizaci贸n jer谩rquica con sus l铆deres y subordinados. Y as铆 convertir condenas en precedentes para vuestros c贸digos y leyes con la intenci贸n de eliminar el anarquismo, la acci贸n directa y su conflictividad.

MASACRE (STRAGE 285)

Respecto a la grave acusaci贸n de masacre quiero aclarar algunas cosas y refutar con fuerza este delito.

Una acusaci贸n muy grave e infundada para crear un clima y un contexto de emergencia con un juicio ejemplar. Al subir el list贸n al m谩ximo nivel de gravedad con el delito de masacre, consiguen pasar a un segundo plano los delitos de terrorismo, creando as铆 la posibilidad de aplicarlos m谩s f谩cilmente con condenas elevad铆simas.

Esta es hoy una t谩ctica concreta, com煤n en las magistraturas de antiterrorismo en diversos juicios contra anarquistas que luchan. Las masacres como m茅todo violento no pertenecen al anarquismo y lo rechazo categ贸ricamente.

La violencia revolucionaria en el anarquismo de ayer como en el de hoy siempre ha sido 茅ticamente contraria a la violencia indiscriminada contra la masa inocente.

脡ste es un fundamento de base en los principios del anarquismo.

Hoy el Estado quiere acusarme de ser un stragista [asesino de masas] por ser anarquista, y esto es especialmente enga帽oso, sobretodo viniendo de la boca del Estado italiano que en los 70 asesin贸 al anarquista Pinelli y encerr贸 al anarquista Valpreda, acusando e investigando decenas y decenas de anarquistas para inculparles por la masacre de la Banca dell鈥檃gricoltura de Mil谩n.

El Estado es el 煤nico responsable de la masacre y nosotros, anarquistas, desde 1970 seguimos y seguiremos acusando al Estado como 煤nico responsable de la 茅poca del stragismo y que en todos 茅stos a帽os ha hecho de todo para salir impune.

Por esto me corresponde como anarquista recordar nuestra historia y nuestros muertos asesinados por el Estado, como quiero hacer hoy ante este tribunal que probablemente dir谩 que esta tema no tiene nada que ver con este juicio. Y justo por esto me gustar铆a recordar y se帽alar a la magistratura que muchos pol铆ticos y magistrados del per铆odo stragista de los a帽os 70 son los mismos que todav铆a hoy protagonizan la vida p煤blica italiana, por lo que no veo con que legitimidad me acus谩is.

El Estado, ayer como hoy, quiere borrar de la memoria colectiva todo el contexto pol铆tico y social de la lucha de los explotados y de los anarquistas, que tienen su propio objetivo hist贸rico de conflicto contra el Estado-stragista.

En cambio la violencia indiscriminada de los Estados de las matanzas y los genocidios siempre ha pertenecido a las estructuras estatales y al dominio capitalista, como demuestran las recientes masacres de Estado: por ejemplo los 14 presos asesinados dej谩ndolos morir en la c谩rcel durante las revueltas de marzo 2020 o el puente Morandi de G茅nova con 43 muertos o tambi茅n las consecuencias t贸xicas de la sociedad capitalista con el estilo de vida consumista y el sinf铆n de venenos que produce, que es causa principal de tantas enfermedades como 茅sta pandemia, en un continuo genocidio de personas, y destrucci贸n de la biosfera llev谩ndonos a un colapso e imposibilitando una vida digna para todo el planeta.

ATENTADO CON FINALIDAD DE TERRORISMO (280)

Quiero aclarar algunas cosas sobre el atentado del que me acus谩is. Respecto a las bombas en la sede de la Lega est谩 claro que se pretende obviar el contexto social en el que est谩n enmarcados. Sobretodo cuando viene bien a la fiscal铆a y al encauzamiento de la investigaci贸n, negando su naturaleza de conflicto social que va m谩s all谩 de los hechos espec铆ficos.

Los distintos fiscales se explayan tranquilamente, con documentaci贸n disparatada, en profundas divagaciones e interpretaciones de todo un contexto de lucha pol铆tica y social que es imposible abordar en el marco temporal de este juicio, por lo que me gustar铆a hablar un poco del contexto social y pol铆tico en el que encaja la acci贸n que me acusan, dadas las mistificaciones.

Me gustar铆a aclarar algunas cosas ya que se me acusa del ataque a la sede de la Lega de Villorba. Es un hecho que la Lega es un partido fuertemente racista, mis贸gino y xen贸fobo, algo que ellos mismos niegan hip贸critamente, como hacen los peores negacionistas del Holocausto.

Otro detalle que me gustar铆a aclarar es que la Lega, si no recuerdo mal, era uno de los partidos pol铆ticos al frente del Estado italiano cuando ocurri贸 la acci贸n de Treviso. Adem谩s, 煤ltimamente est谩 a la vista de todos los conflictos que existen en el mundo frente a un racismo estatal estructurado como en Am茅rica, Francia y Brasil.

Lo que quiero decir es que el racismo, la xenofobia, el patriarcado ejercen una violencia sistem谩tica e intr铆nseca a la estructura estatal y, por tanto, a cualquier partido pol铆tico, y que es una violencia mucho mayor y m谩s masiva que la que me acus谩is hoy aqu铆. Estos son los mecanismos sistem谩ticos a trav茅s de los cuales se rige todo el sistema social capitalista de vuestra sociedad, que hoy pretende acusarme de terrorista, acusaci贸n que redirijo al remitente.

El Estado italiano quiere borrar conscientemente lo que ha hecho en el pasado como si nada hubiera pasado. A menudo es demasiado f谩cil olvidar que Italia fue un pa铆s fascista aliado de los nazis y c贸mplice del Holocausto.

Al igual que quer茅is ocultar hoy la violencia de las masacres y genocidios perpetuados por el racismo de Estado, como por ejemplo en el Mediterr谩neo, en Libia y en el gran campo de concentraci贸n de la isla de Lesbos en Grecia o con la explotaci贸n esclavista de los inmigrantes. La fiscal铆a y los distintos cuerpos militares que me han detenido, que me tienen preso y que quieren juzgarme hoy, sirven para consolidar el estado racista y mantener su poder de explotaci贸n sin cambios. Quer茅is borrar de un plumazo los alt铆simos niveles de racismo social que se respiran hoy en Italia y que vosotros, como Estado, hab茅is fomentado durante a帽os en toda la sociedad italiana haci茅ndolo pasar por algo desprovisto de violencia, una simple opini贸n鈥 quer茅is pasar por alto estas cuestiones fundamentales.

Por eso no ser茅 yo quien facilite y encauce en ninguna direcci贸n vuestras fantasiosas investigaciones en este teatrillo judicial.

Ciertamente no ser谩n mis palabras de culpabilidad o inocencia las que cambien vuestras decisiones. Como he dicho o escrito p煤blicamente muchas veces y hoy aqu铆 lo reitero: independientemente de que sea o no responsable de estos hechos de los que me acusas, comparto y solidarizo con la lucha anarquista contra el capital y el Estado racista.

Juan Sorroche

Fuente




Fuente: Anticarcelaria.org