May 10, 2021
De parte de Nodo50
308 puntos de vista


Pablo Mayoral Rueda*. LQS. Mayo 2021

芦鈥 Los muchachos aparcan el coche en Roquetas de Mar y visitan las tiendas de souvenirs. En una de ellas son detenidos sin oponer resistencia. Al d铆a siguiente, sus cad谩veres aparecen dentro del coche alquilado, descuartizados, calcinados y tiroteados. El teniente coronel de la Guardia Civil Carlos Castillo Quero y m谩s de una docena de guardias civiles a sus 贸rdenes, torturaron a los tres j贸venes trabajadores durante toda la noche y les asesinaron en el cuartel abandonado de la Guardia Civil de Casafuerte鈥β

El 10 de mayo de 1981, tres cr铆menes de una brutalidad atroz, cometidos por la guardia civil, se sumaban a la lista de la sangrienta transici贸n鈥

El 9 de mayo de 1981, la Guardia Civil de Almer铆a tortur贸 hasta la muerte a tres j贸venes trabajadores, despu茅s los remat贸 a tiros y, en un descampado, los quem贸 para hacer desaparecer las pruebas.

Hay hechos que apenas necesitan comentarios, solo repasar lo acontecido con detenimiento muestran claramente la naturaleza de muchas instituciones y reflejan de forma viva y sin tapujos la sociedad en que vivimos y nos movemos.

Tres j贸venes de diferentes edades y procedencias, hacen un viaje desde Santander a Pechina (Almer铆a), para acudir a la primera comuni贸n del hermano peque帽o de uno de ellos:

鈥 Luis Montero, de 33 a帽os, natural de Salamanca, trabajador de FYESA, en Santander.
鈥 Luis Cobo, de 29 a帽os, natural de Santander, trabajador de ACERIASA, en Santander.
鈥 Juan Ma帽as, de 24 a帽os, natural de Almer铆a, trabajador de FEVE, en Santander.

En el camino se cruzan con un 鈥渃iudadano鈥 que sin ninguna prueba y solo por su indumentaria, les denuncia a la polic铆a o Guardia Civil como peligrosos delincuentes. 驴Fue amonestado este individuo que tan alegremente les denunci贸 sin pruebas?, 驴se hizo una campa帽a intensiva para que, nunca m谩s, nadie denunciara en falso a otro ciudadano? Para nada. De hecho, cualquiera de nosotros podemos seguir siendo objeto de una falsa acusaci贸n solo por las apariencias o por la antipat铆a de cualquier vecino o vecina o de cualquiera con quien nos crucemos, como anta帽o permit铆a la Inquisici贸n y, despu茅s, foment贸 el franquismo.

Teniente coronel de la Guardia Civil Carlos Castillo Quero

Los tres j贸venes son detenidos y, a pesar de las evidencias de que eran unos trabajadores y que alguno de ellos estaba afiliado a un sindicato, como es natural; de que iban a estar alojados con la familia de uno de ellos para asistir a la primera comuni贸n de un familiar, son torturados hasta la muerte por 11 guardia civiles, con alevos铆a, nocturnidad y premeditaci贸n, justo por aquellos que cobran un sueldo p煤blico en teor铆a por protegernos. 驴Son inmediatamente detenidos, incomunicados, interrogados todos los participantes en tan salvaje atentado y sus c贸mplices por acci贸n u omisi贸n? 驴Se analizan con todo el poder del Estado las pruebas evidentes de tama帽a atrocidad? 驴Son investigadas las actuaciones de la Guardia Civil, ya que el principal responsable y presunto criminal, tiene la alta graduaci贸n de Teniente Coronel? Se da la circunstancia de que apenas dos meses antes, a solo 70 kil贸metros de Pechina, tambi茅n la Guardia Civil mat贸 a una mujer, Mar铆a Asensio Morales de 32 a帽os, madre de dos hijos de corta edad, de un pelotazo de goma disparado a corta distancia, cuando estaban disolviendo una 鈥渕anifestaci贸n鈥 de 70 mujeres que defend铆an el agua de su localidad Huercal Overa.

No solo no se actu贸 con la urgencia y premura que se exig铆a en tan grav铆simas circunstancias, sino que desde el primer momento se quiso ocultar el crimen, y para mayor escarnio se lleg贸 a acusar a los tres j贸venes de ser peligrosos delincuentes, que hab铆an sido abatidos en su huida.

De los 11 guardia civiles implicados directamente en este brutal atentado terrorista, solo tres fueron procesados y condenados a la mitad de los a帽os que ped铆an las acusaciones particulares. De estas condenas solo cumplieron la mitad, algunos en castillos militares muy cerca de sus familias. Eso s铆, siguieron cobrando sus sueldos, de los fondos reservados de los gobiernos de UCD, PSOE y PP. Muy probablemente las personas que volvieron a ser interrogadas en esos cuarteles, desgraciadamente, tendr铆an muy presente la brutal metodolog铆a de investigaci贸n, basada simple y llanamente en la tortura m谩s descarnada.

Los grandes medios de comunicaci贸n se hicieron eco de las mentiras, calumnias y deformaci贸n de los hechos que propagaron los culpables del crimen, solo la tenacidad de algunos periodistas hizo posible que salieran a la luz algunos de los detalles escabrosos de aquel horrendo crimen y la forma de actuar de la Guardia Civil. 驴Se cerr贸 alguna publicaci贸n o medio televisivo que enalteci贸 a los criminales y vilipendi贸 a las v铆ctimas? 驴Se pusieron multas o sanciones por difamaci贸n criminal? 驴Se sancion贸 o despidi贸 a algunos de los bellacos, que renunciando al buen periodismo, embellecieron al poder y machacaron a las v铆ctimas? No se帽ora, en esta ocasi贸n, nada de eso se hizo, y hoy siguen pululando por los grandes medios televisivos todo tipo de mentirosos, calumniadores y manipuladores, que embellecen a los poderosos y denigran a los d茅biles.

La maquinaria judicial intent贸, desde el primer momento, destruir y ocultar pruebas y dejar sin justicia a los desolados familiares de los j贸venes. Solo su valiente actitud y coraje hizo posible forzar la investigaci贸n y acumulaci贸n de pruebas y testigos para poder desmontar la siniestra versi贸n fabricada, en un primer momento, por la Guardia Civil. Fue particularmente decisiva la actuaci贸n decidida de Dar铆o Fern谩ndez, abogado de la acusaci贸n particular de las familias, que en todo momento intent贸 que los responsables fueran procesados por asesinato y no por homicidio y, gracias sobre todo a su labor, se pudo demostrar en el juicio el asesinato cruel de los tres j贸venes, y aunque no se logr贸 la confesi贸n de los acusados, s铆 se desmont贸 la falacia urdida por la propia Guardia Civil para denigrar a las v铆ctimas y as铆 tratar de justificar su horrendo y monstruoso crimen. Este abogado, Dar铆o Fern谩ndez, sufri贸 todo tipo de hostigamiento, con amenazas a su persona y familia, le pusieron una bomba bajo su coche, el Colegio de Abogados de Almer铆a le abri贸 un expediente por su investigaci贸n de los cr铆menes, otra jueza le conden贸 por desacato. A la larga tuvo que cerrar su bufete en Almer铆a e instalarse en Granada. Esa es una muestra sangrante de la justicia que seguimos 鈥渄isfrutando鈥 los ciudadanos de este pa铆s.

Y en cuanto a la reparaci贸n del da帽o a las familias, poco o nada se ha hecho a pesar del tiempo transcurrido. Cuarenta a帽os y todav铆a se les sigue negando el derecho a ser reconocidas a todos los efectos legales como v铆ctimas de terrorismo. Esta es una petici贸n formal del Parlamento de Cantabria, que en el a帽o 2018 hicieron una declaraci贸n institucional de denuncia del crimen, de denuncia de las irregularidades judiciales y de homenaje a Luis Montero Garc铆a, Luis Cobo Mier y Juan Ma帽as Morales y, por supuesto, de solidaridad y apoyo para con sus familiares.

En estos momentos la Asociaci贸n Andaluza de Victimas de la Transici贸n, de la que forman parte los familiares de los tres j贸venes asesinados en Almer铆a y los familiares de Arturo Ruiz y Manuel Jos茅 Garc铆a Caparr贸s, ha propuesto que el Parlamento de Andaluc铆a realice una declaraci贸n institucional, tomando como base la del Parlamento de Cantabria. Lo que piden, y a eso nos adherimos todas las asociaciones memorialistas, es que las v铆ctimas de la violencia policial, de grupos de ultraderecha y grupos parapoliciales, reciban la consideraci贸n y protecci贸n que corresponde a su condici贸n de victimas de actos de terrorismo o violencia pol铆tica. Es tan solo una pizca de la dignidad y justicia que se les debe a estos j贸venes asesinados por la Guardia Civil hace cuarenta a帽os.

鈥 La transici贸n ensangrentada

* Miembro de La Comuna, Presxs del Franquismo. Integrante de la Asamblea de redacci贸n de LoQueSomos.

S铆guenos en redes sociales鈥 Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos




Fuente: Loquesomos.org