February 27, 2021
De parte de Nodo50
182 puntos de vista


Charla coloquio sobre Tratados que amenzan la lucha clim谩tica y propuestas para una transici贸n ecol贸gica justa frente al poder corporativo.

Nos encontramos ante una encrucijada civilizatoria, una crisis sist茅mica que nos lleva directos al colapso del clima y los ecosistemas. Como nos advierte el informe del IPCC de 2018, si queremos limitar el aumento de la temperatura global a los 1,5潞, el momento de actuar es ahora. Los gobiernos, a pesar de las crecientes protestas clim谩ticas y medioambientales, no act煤an con determinaci贸n y est谩n muy lejos de cumplir con sus compromisos adquiridos en el Acuerdo de Par铆s. Necesitamos una regulaci贸n ambiciosa que permita hacer frente a las causas profundas de la crisis y una reducci贸n de la producci贸n y el consumo que acompa帽e las, por si solas, insuficientes medidas de eficiencia.

Una regulaci贸n necesaria y urgente que las multinacionales y los poderosos no aceptar谩n tan f谩cilmente, ya que limitar谩 sus expectativas de negocios. Y por desgracia, disponen de las herramientas para hacerles frente. En concreto, de un sistema de tribunales privados (ISDS) exclusivos para ellas, donde las multinacionales pueden demandar a los gobiernos por legislar por el bien com煤n si consideran que dicha legislaci贸n afecta sus expectativas leg铆timas. Estos injustos sistemas legales vienen contemplados en un gran n煤mero de Tratados de Comercio e Inversi贸n internacionales.

Un ejemplo paradigm谩tico en este sentido es el Tratado de la Carta de la Energ铆a. En el marco de este tratado se producen la mayor铆a de demandas a nivel intracomunitario. De las 50 demandas que tiene Espa帽a ante tribunales ISDS, hasta 45 se han producido en el marco de este tratado por el recorte a las renovables, siendo el pa铆s m谩s demandado invocando este tratado.

Sin embargo, no se puede pasar por alto que la mitad de estos casos implican inversores que mantienen v铆nculos con los sectores del gas, el carb贸n, el petr贸leo y la energ铆a nuclear, no peque帽as y medianas empresas de renovables, que tienen dif铆cil acceso a estos tratados. Adem谩s, este tratado ya se est谩 utilizando para frenar las medidas de transici贸n energ茅tica y la lucha contra el cambio clim谩tico en otros pa铆ses europeos. Si Espa帽a empieza a implementar medidas para una transici贸n a la altura de las circunstancias, es previsible que sufra la misma suerte.

Pero las multinacionales no solo gozan de un poder desmedido, tambi茅n destrozan la vida de comunidades y violan los derechos humanos con total impunidad en aquellos pa铆ses donde los estados se lo permiten. En 2018, hasta 321 personas fueron asesinadas por defender el medioambiente y los DDHH, n煤mero que no deja de aumentar cada a帽o. Estos no son hechos aislados, van a menudo precedidos de acoso judicial, amenazas y ataques f铆sicos.

Por ello, junto con unas medidas ambiciosas contra el cambio clim谩tico y la degradaci贸n ambiental y el fin de los privilegios para las multinacionales, es necesaria la creaci贸n urgente de una normativa vinculante para acabar con la impunidad corporativa en todo el mundo. Ya est谩 sucediendo: en la ONU, un Tratado vinculante est谩 siendo negociado por los delegados de los gobiernos mundiales, aunque se correo el riesgo de que se termine adoptando un tratado poco ambicioso que no conseguir铆a el objetivo 煤ltimo de acabar con la impunidad de las multinacionales.

A nivel nacional existen casos de normativa en este sentido que pueden servir de ejemplo para otros pa铆ses, si bien queda pendiente un an谩lisis riguroso de su aplicaci贸n. En Espa帽a distintos grupos han venido trabajando en propuestas de leyes vinculantes sobre derechos humanos y empresas, pero ninguna a llegado todav铆a a la mesa de negociaci贸n a d铆a de hoy.




Fuente: Rosalux.eu