June 5, 2021
De parte de ANRed
322 puntos de vista

El pasado 23 de mayo se celebr贸 un Trawvn (parlamento) en la zona cordillerana en el que 鈥渃omunidades mapuche, militantes mapuche y organizaciones ambientales鈥 decidieron 鈥減oner un freno a los empresarios extranjeros que est谩n acaparando m谩s de 60.000 has en territorio ancestral mapuche avalados por el estado nacional y los gobiernos provinciales de Chubut y R铆o Negro鈥. De esta manera tambi茅n lanzan una campa帽a de visibilizaci贸n de los negociados que est谩 realizando corporaciones dentro de las cuales se帽alan al terrateniente Lewis, Laderas, Roemmers, Estancia R铆o Foyel y Grupo Burco, entre otros. Las acciones mapuche se realizan en defensa de los pu ngen ko, los due帽os o guardianes espirituales del agua seg煤n su cosmovisi贸n. Por Corresponsal Popular para ANRed

La comarca andina del paralelo 42掳 sufri贸 este verano intensos incendios forestales que devastaron decenas de miles de hect谩reas de bosque nativo, plantaciones de pinos y zonas de interfase. Al incendio del 9 de marzo, por el que perdieron la vida tres pobladores y en el que se perdieron m谩s de 300 casas y m谩s de 10mil hect谩reas de bosque, le precedi贸 otro gran incendio que comenz贸 en la zona conocida como Los Repollos y se extendi贸 por el paraje Cuesta del Ternero a partir del 24 de enero pasado. Pero antes, incluso apenas comenzado enero hab铆an sucedido dos incendios en plantaciones de pinos en la zona del paraje Arroyo Las Minas.

Con el incendio en la Cuesta del Ternero se encendieron una vez m谩s las alarmas: 驴Qu茅 importancia tiene el pino en los incendios que consumieron decenas de miles de hect谩reas de bosque nativo este verano? 驴C贸mo llegamos a la situaci贸n actual que deriva en los riesgos de incendios permanentes? Las comunidades mapuche convocantes al trawn (parlamento) del pasado 23 de mayo volvieron a poner en foco el rol del Estado y los privados en la destrucci贸n sistem谩tica de los territorios, y apuntaron una vez m谩s a la historia reciente de los procesos de despojo territorial de los cuales las comunidades mapuche y mapuche-tehuelche son memoria viva.

La implantaci贸n de especies ex贸ticas (pinos) fue parte de las pol铆ticas del despojo territorial de la poblaci贸n ind铆gena y campesina que aplic贸 el gobierno provincial y nacional en la zona cordillerana, entre los a帽os 1970 y 2000. La ejecuci贸n del despojo, estuvo a cargo, a nivel nacional, de IFONA Y a nivel provincial de la Direcci贸n de Tierras, Direcci贸n de Bosques y EMFORSA. De esta manera comenz贸 la concentraci贸n y privatizaci贸n de tierras mediante las forestaciones鈥, afirman las comunidades en un extenso documento que adjuntaron al comunicado del trawn y en el que historizan los despojos recientes y las articulaciones entre poder pol铆tico local y provincial y el poder econ贸mico transnacional y testaferros o administradores locales, que tienen como resultado el despojo territorial y la extranjerizaci贸n de las nacientes de los r铆os.

鈥淗oy estas tierras que fueron en un principio R铆o Foyel S.A forman parte de una superficie mayor que corresponde a la Estancia R铆o Foyel S.A., una sociedad an贸nima -constituida en 2006 con fines agropecuarios y forestales- del grupo belga Burco (Belgian Urban Renovation Company) de Hubert Gosse, que desarrolla distintos emprendimientos inmobiliarios y tur铆sticos (Lara, 2011) sobre una extensi贸n de 21.480,22 ha con importantes reservorios de agua (nacientes de los r铆os Alto Chubut, Pichileufu, Foyel y Villegas) y el cerro Carreras en su interior鈥. A su vez, se帽alan la importancia de los capitales qatar铆es en la concentraci贸n de tierras en la regi贸n: 鈥淓n total la superficie en manos de los empresarios Qatar铆es suma alrededor de 28.000 ha. Distribuidas en los departamentos de Bariloche y 脩orquinco. Este 煤ltimo abarca los parajes La Horqueta, Arroyo Las Minas y Alto Chubut; sector donde est谩n alambrando parte de las veranadas que corresponden a las comunidades mapuche de la zona鈥.

A la vez que denunciaron la usurpaci贸n de territorio mapuche ancestral por parte de empresarios y testaferros ligados a los Emiratos 脕rabes de Qatar, anunciaron medidas concretas contra el avance de los intentos de alambrar el territorio donde nace el r铆o Chubut (entre otros): el desarme de la caba帽a de chapa donde pernoctaban los alambradores, que hab铆a sido construida en el lugar donde previamente hab铆a sido quemado hasta las cenizas un puesto de veranada de la comunidad. 鈥淐elebramos todas las acciones que contribuyan a hostigar y echar a los pu winka鈥 (extranjeros) 鈥測 a recuperar nuestros territorios鈥, se帽alaron al respecto.

El rol del Estado en el despojo territorial es reiteradamente se帽alado por las comunidades, que responsabilizan a los sucesivos gobiernos de Juntos Somos R铆o Negro por permitir y avalar la extranjerizaci贸n de las nacientes de aguas, a la vez que denuncian las diferentes formas de 鈥渉ostigamiento, persecuci贸n, denuncias penales y civiles, desalojos y actos de discriminaci贸n a trav茅s de acusaciones infundadas, como las promovidas en distintas ocasiones por Miguel Pichetto, Weretilnek, Wisky, Patricia Bullrrich y la actual gobernadora (Arabela Carreras)鈥. Pero las comunidades van m谩s all谩 profundizando en los entramados entre poder pol铆tico y poder econ贸mico que pretenden garantizar el despojo: 鈥Uno de los principales operadores de la manipulaci贸n en la transferencia de tierras, fue el presidente de EMFORSA, el abogado Mart铆nez P茅rez, quien adem谩s de apropiarse de las tierras de Emforsa, intervino en la venta de tierras de Lewis y fue quien vendi贸, alrededor de 7.800 ha de tierras de su propiedad a la firma R铆o Foyel S.A鈥.

En contraste con esa mirada capitalista sobre las tierras como negocio que redunda en la destrucci贸n de los territorios como la experimentada en estos meses en la zona con los incendios, leemos las expresiones de la Lof Cayunao en el comunicado que da cuenta del desarme de la caba帽a de chapa de los usurpadores, que puede leerse completo en la p谩gina de Facebook de la comunidad, Ngenko: 鈥淨ueremos recorrer cada rinc贸n del territorio, cada arroyo, cada mall铆n, cada bosque de lengas milenarias, como lo hemos hecho siempre en armon铆a con estos lugares, respetando y valorando todos los seres que habitan en 茅l, pidiendo permiso, ya que no somos due帽os de la Mapu (tierra) sino que somos parte de ella. La Mapu no se vende, se defiende!鈥.





Fuente: Anred.org