March 4, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
174 puntos de vista


El pr贸ximo 21 de octubre se cumplir谩n trece a帽os del derribo de la C谩rcel de Carabanchel. Desde su cierre en 1998 diversos colectivos, vecinas y vecinos del barrio, han reclamado la reutilizaci贸n del espacio ocupado por la c谩rcel para la construcci贸n de equipamientos sociales y un centro para la recuperaci贸n de la memoria hist贸rica.

Nacho G贸mez

Asamblea Antimilitarista de Madrid

Cuando el s谩bado 25 de octubre de 2008 una potente excavadora comenz贸 a derribar la c煤pula de la c谩rcel madrile帽a de Carabanchel se inici贸 una acampada y diversas acciones para intentar conservar este espacio emblem谩tico.

En julio de ese a帽o el Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Madrid hab铆an firmado un acuerdo por el cual en la superficie de la c谩rcel se construir铆an 650 pisos, un hospital, zonas verdes y oficinas del Estado. No ha sido as铆, continuaron con su pol铆tica especulativa y derribaron por completo el edificio. A d铆a de hoy solo existe un complejo policial, compuesto por la Brigada Provincial de Extranjer铆a, la comisar铆a de Latina y el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE). Poco ha cambiado ese espacio del barrio, que sigue dedic谩ndose a la represi贸n. La Plataforma por un Centro para la Paz y La Memoria (http://salvemoscarabanchel.blogspot.com/) sigue reclamando el uso social de los terrenos y la construcci贸n de un centro para la recuperaci贸n de la memoria hist贸rica.

La C谩rcel de Carabanchel tiene su origen al terminar la Guerra Civil. El gobierno de Franco inici贸 su construcci贸n, ya que la antigua C谩rcel Modelo de Madrid, en el barrio de Arg眉elles (donde hoy est谩 situado el Cuartel General del Ej茅rcito del Aire), hab铆a quedado destruida durante la guerra. Las obras empezaron el 20 de abril de 1940 y fueron llevadas a cabo por unos mil presos pol铆ticos sometidos a trabajos forzados. Fue inaugurada el 22 de junio de 1944 para albergar a presos pol铆ticos y con la amnist铆a de 1977 pas贸 a ser c谩rcel de presos comunes hasta su final.

En sus casi setenta a帽os de existencia, la c谩rcel de Carabanchel ha sido uno de los s铆mbolos de la represi贸n pol铆tica. Valgan como ejemplos: el 17 de agosto de 1963, Delgado y Granado, militantes libertarios condenados a muerte en consejo de guerra sumar铆simo, fueron ejecutados a garrote vil en sus instalaciones; el 27 de septiembre de 1975, S谩nchez Bravo, Garc铆a Sanz y Humberto Baena, militantes del FRAP, salieron de esta c谩rcel para ser ejecutados en Hoyo de Manzanares, siendo tres de los 煤ltimos fusilados en el franquismo.

Pero la c谩rcel de Carabanchel no solo es un s铆mbolo para la lucha antifranquista sino tambi茅n para otros muchos colectivos y movimientos sociales de la transici贸n y de la democracia de este pa铆s. Repasamos algunos de ellos, cuyo listado continuar谩 en la segunda parte de este art铆culo.

Movimiento LGTBI

Durante el franquismo, la disidencia sexual fue reprimida ferozmente a trav茅s de varias leyes. En julio de 1954 se reform贸 la Ley de Vagos y Maleantes con el objetivo, entre otros, de perseguir y castigar cualquier pr谩ctica homosexual.

A partir de 1970 la Ley de Peligrosidad Social (http://archivo-t.net/transbutch/arc…) condenaba a cualquiera que fuera considerado peligroso (www.javilarrauri.com/represaliados/…), moral o socialmente, por el r茅gimen: la homosexualidad, la venta de pornograf铆a, la prostituci贸n y el proxenetismo, el vandalismo, el tr谩fico y consumo de drogas, la mendicidad, etc. La homosexualidad se castigaba con penas de c谩rcel o reclusi贸n en campos de concentraci贸n y reeducaci贸n como el campo de Tef铆a en Fuerteventura o c谩rceles espec铆ficas como la de Huelva o la de Badajoz. En otras c谩rceles hab铆a m贸dulos especiales para personas LGTBI como en la Modelo de Barcelona, la Modelo de Valencia o la c谩rcel de Carabanchel con su famosa tercera planta de la quinta galer铆a conocida como el 鈥淧alomar鈥. Las personas transexuales, adem谩s de represaliadas, fueron sistem谩ticamente invisibilizadas y tratadas como homosexuales por un r茅gimen incapaz de distinguir entre orientaci贸n e identidad sexual.

Tras la muerte de Franco, el indulto de 1975 y la amnist铆a de 1976 no incluyeron a ninguno de los considerados 鈥減eligrosos sociales鈥. La homosexualidad fue considerada delito en Espa帽a hasta diciembre de 1978. A comienzos de la d茅cada de los ochenta comenzaron a aparecer los primeros casos de sida en todo el mundo, estigmatizando y criminalizando, a煤n m谩s, a la poblaci贸n homosexual y transexual. El VIH se ceb贸 con los sectores m谩s d茅biles de la sociedad y del planeta, dejado un panorama en el que 鈥渓a clase, la raza, el g茅nero y las sexualidades minorizadas鈥 fueron factores determinantes en el desarrollo de la pandemia. La poblaci贸n reclusa la sufri贸 especialmente y m谩s con el olvido de las pol铆ticas sanitarias dentro de las prisiones.

La Radical Gay (http://archivo-t.net/transbutch/arc…), Lesbianas Sin Duda y el colectivo Gais Antimilitaristas (https://floredo.wordpress.com/2009/…) de Madrid tendr铆an un papel fundamental en la reivindicaci贸n de 鈥渓a dimensi贸n pol铆tica de la pandemia鈥 y en la denuncia de las c谩rceles, realizando campa帽as de difusi贸n y sensibilizaci贸n, charlas exposiciones, acciones de denuncia…

Coordinadora de Presos en Lucha (COPEL)

Al final de la dictadura hab铆a m谩s de 14.000 presos en las c谩rceles espa帽olas, sometidos a torturas, hacinamiento, suciedad y la indigencia m谩s absoluta de la mayor铆a de ellos. A esto se un铆a un r茅gimen interno de desfiles, palizas y misas.

Las primeras amnist铆as (1976 y 1977) tampoco incluyeron a los 鈥減resos sociales鈥, y dejaron a m谩s de ocho mil entre rejas, la mayor铆a condenados por la citada Ley de Vagos y Maleantes y por la Ley de Peligrosidad y Rehabilitaci贸n Social. Fue la llama que encendi贸 los 谩nimos; los presos comienzan a organizarse, se convocan asambleas, plantes, huelgas de talleres, negativa a ir a misas o desfilar… A finales de 1976 se crea en la c谩rcel de Carabanchel la Coordinadora de Presos en Lucha (COPEL) (https://expresxsocialescopel.wordpr…), con el apoyo de familiares, abogados/as y grupos de solidaridad con los presos.

El 18 de julio de 1977, se organiz贸 un mot铆n en la c谩rcel de Carabanchel durante el cual ocho presos subieron al tejado de la prisi贸n con una pancarta y el escudo de la COPEL. Al entrar los antidisturbios, otros ochocientos presos subieron al tejado gritando 鈥楢mnist铆a鈥. El mot铆n fue sofocado cuatro d铆as despu茅s y las autoridades dispersaron a gran n煤mero de presos a otros penales. No fue el 煤nico, m谩s motines estallaron en otras c谩rceles del estado.

Las reivindicaciones fundamentales se refer铆an a las condiciones de vida dentro de los penales, unidas a otras de car谩cter pol铆tico como la amnist铆a general, la reforma del C贸digo Penal y Penitenciario, la desaparici贸n de las jurisdicciones especiales (como el Tribunal de Orden P煤blico, Ley de Bandidaje y Terrorismo, Ley de Peligrosidad Social, Consejos de Guerra militares a civiles) o la depuraci贸n de jueces, polic铆as y carceleros con v铆nculos con la extrema derecha franquista. La respuesta del estado fue la represi贸n pura y dura: dispersi贸n de los presos que consideraban 鈥渃abecillas鈥 de la revuelta, incomunicaci贸n para evitar su autoorganizaci贸n, palizas, torturas (como la sufrida por Agust铆n Rueda, militante libertario y de la COPEL que le ocasion贸 la muerte), etc.

La COPEL se disolvi贸 en verano de 1978, pero su lucha no fue est茅ril. Aunque sus reivindicaciones pol铆ticas fueron rechazadas, s铆 se recogieron otras medidas que 鈥渉umanizaban鈥 las condiciones de vida en las c谩rceles.

En la continuaci贸n de este art铆culo veremos la implicaci贸n en la lucha anticarcelaria de Coordinadora de Barrios y Madres Unidas contra la Droga, as铆 como del movimiento antimilitarista, que conoci贸 la c谩rcel como consecuencia de la campa帽a de Insumisi贸n.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/plane…




Fuente: Grupotortuga.com