January 7, 2021
De parte de La Haine
1,931 puntos de vista

Este mi茅rcoles 6 de enero pasar谩 a la historia de Estados Unidos, y tambi茅n del orbe, como el d铆a en que el Capitolio Nacional, o sea, el Congreso, ha sido asaltado por seguidores del presidente Donald Trump, quien llam贸 a sus votantes a manifestarse y a no aceptar la victoria del dem贸crata Joe Biden, con el argumento de que las elecciones fueron fraudulentas.

El mundo, a trav茅s de las im谩genes de televisi贸n, los medios digitales y otros, ha sido impactado, sin duda, por una acci贸n 鈥搊tra m谩s鈥 que para nada tiene que ver con la democracia y con el nombre de sociedad civilizada que tanto enarbolan en ese pa铆s.

El Congreso sesionaba para certificar los votos de cada estado de la Uni贸n, logrados por los aspirantes en las elecciones del 3 de noviembre pasado. De entonces a ac谩, han sido dos meses en los que Donald Trump, apegado a no dejar la Casa Blanca, ha impugnado el resultado de varios estados, fundamentalmente de los que de manera tradicional son de voto republicano, y que ahora fueron favorables a Biden.

Las acciones de los trumpistas en el Congreso, ya en horas de la tarde, hab铆an provocado cruentos enfrentamientos con la polic铆a.

Mientras esto suced铆a en Washington, en otro estado, Georgia, se consumaba una muy importante victoria dem贸crata, que le concede el control del Senado, luego de que sus dos representantes convocados a segunda vuelta electoral en ese territorio, resultaron vencedores ante igual dueto de republicanos.

Se trata de los candidatos Raphael Warnock y Jon Ossoff, quienes superaron a sus contrincantes, de manera que ahora la C谩mara, con igual cantidad de esca帽os, 50 dem贸cratas y 50 republicanos, tendr谩 la decisi贸n que incline la balanza en manos de la vicepresidenta electa, la dem贸crata Kamala Harris, quien ejercer谩 el voto decisivo, como lo estipula la ley electoral, por lo que resulta obvio que la victoria dem贸crata es irreversible por tener mayor铆a en ambas c谩maras del Congreso.

Se trata, sin lugar a dudas, de una estocada final contra un Donald Trump derrotado, no solo en las elecciones de noviembre, sino en todas sus maniobras para revertir lo que ocurrir谩 finalmente el pr贸ximo 20 de enero, la investidura del dem贸crata Joe Biden como el presidente 46 de Estados Unidos.

De todas formas, habr谩 que evaluar, en estos d铆as, la verdadera implicaci贸n republicana en los hechos ocurridos en el Congreso este mi茅rcoles, la dimensi贸n de los da帽os materiales y humanos causados por partidarios de Trump y las posibles nuevas acciones que el republicano decida realizar antes del 20 de enero.

Ojal谩 que esas tretas trumpistas no tengan implicaciones m谩s all谩 de las fronteras de EE.UU. y no se hagan realidad las amenazas de Trump, Pompeo y otros del selecto grupo fundamentalista, que se empe帽a en posibles hechos de guerra.




Fuente: Lahaine.org