July 29, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
93 puntos de vista


Turquía tiene un puesto de avanzada en una colina, con una altitud de 3.055 metros en su frontera con Irán, la cual tienen 295 kilómetros de largo. Hay 27 puestos de avanzada militares en Çaldıran, 30 en Başkale y 20 en la frontera iraní de los distritos de Özalp y Saray. Cientos de soldados patrullan las fronteras todos los días, y hay zanjas con un ancho y profundidad de cinco metros a lo largo de la frontera. Cientos de vehículos aéreos no tripulados armados están monitoreando la zona fronteriza permanentemente.

Turquía está construyendo actualmente un nuevo muro a lo largo de su frontera con Irán. Cuando se complete el mismo, elogiado por el gobernador de la provincia de Van, M. Emin Bilmez hace dos días, la comunicación entre los aldeanos kurdos, a ambos lados de la frontera, se cortará por completo.

El año pasado, siete personas fueron asesinadas en la región fronteriza y 124 pobladores en los últimos 20 años, por supuestamente lidiar con el comercio en las fronteras. Sin embargo, aunque se reveló que estas personas eran pastores, no se ha tomado ninguna medida.

Sin embargo, miles de afganos entran fácilmente a Turquía desde la frontera, donde 120 ciudadanos kurdos fueron asesinados por pastorear sus animales. El nuevo muro no se construye contra los afganos sino contra los kurdos.

Consultada por la agencia de noticias ANF sobre el tema, la legisladora del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) Muazzez Orhan advirtió que “la zona fronteriza es monitoreada día y noche por drones turcos. La acción, sin embargo, no es contra los refugiados, que de hecho pueden cruzar la frontera con mucha facilidad”.

“El vicepresidente del AKP (partido gobernante turco), Özhaseki, dijo que ‘los refugiados mantienen viva nuestra industria’. Turquía utiliza a los refugiados como mano de obra barata. Hay una explotación en cuestión”, remarcó Orhan.

La diputada del HDP explicó que con este muro, Turquía busca separar a los pobladores. “Hay pueblos kurdos a ambos lados de la frontera, tienen parientes. Hay odio hacia ellos. Pero estas políticas no funcionarán –aseguró-. No dejan ningún espacio vital a los kurdos. Se les impide ocuparse del comercio fronterizo. Los refugiados se utilizan como mano de obra barata y también como palanca contra Europa”.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org