November 26, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
359 puntos de vista


Durante el otoño de 2021, Turquía amenazó con una nueva invasión en el norte y este de Siria. A mediados de noviembre, las amenazas disminuyeron y quedó claro que tal invasión no se llevaría a cabo, en ausencia de la luz verde de Estados Unidos y Rusia. Sin embargo, los ataques mortales de menor escala contra civiles por parte de Turquía y las milicias respaldadas por Ankara, siguen siendo un hecho casi cotidiano en el norte y el este de Siria.

El Centro de Información de Rojava (RIC) se sentó con Newroz Ahmed, comandanta de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), para hablar sobre la agresión turca, así como de las relaciones de las FDS con otros actores en la región.

-¿Qué opinas sobre la campaña mediática turca y las últimas amenazas? ¿Cuál es la posición de las Fuerzas Democráticas Sirias?

-Los ataques turcos contra nuestras regiones continúan, no son nada nuevo. No se trata solo de una guerra mediática. El gobierno turco está perdiendo popularidad, dentro y fuera (de su país). Sus relaciones con las milicias mercenarias del llamado Ejército Nacional Sirio (ENS) y la presencia turca en terceros países, afectan a su credibilidad. Erdogan también se enfrenta a una fuerte oposición interna. Por lo tanto, la estrategia es hacer que parezca que existe una amenaza para la nación turca. Incluso, han extendido la autorización para lanzar operaciones militares en suelo iraquí y sirio con el pretexto de librar una guerra contra el terrorismo. Con este pretexto, hay una campaña militar en el sur de Kurdistán (iraquí). (Lo mismo ocurre) en el norte y el este de Siria, donde los ataques con aviones no tripulados han aumentado últimamente. El último ataque de drone en Qamishlo en noviembre dejó civiles muertos. También ha habido hechos de este tipo en Kobane y Til Temir, suceden a diario. Además, las amenazas turcas de invasión son un arma de guerra sistemática: hace que la gente tema por su seguridad y provoca el desplazamiento y el cambio demográfico.  

El objetivo de la ocupación turca es dañar la Administración Autónoma y su proyecto político. Las amenazas contra lugares como Tel Rifaat son parte de esta estrategia. Tel Rifaat es un ejemplo de un pueblo con una población diversa, que cree y practica la convivencia entre diferentes pueblos. Representa la construcción de la nación democrática en sí misma. Destruir lugares como Tel Rifaat y el ejemplo que dan, es una parte crucial de los planes del Estado turco.

Los ataques que se lancen no tomarán la forma de una guerra regular, con un frente claro; se extenderán por toda la región. Las FDS están listas para posibles ataques. En ese sentido, el apoyo de la gente es muy importante para nosotros. Cuando las personas se organizan para mostrar apoyo a las autodefensas, es una fuente de energía. Porque la gente cree en nosotros y eso aumenta nuestra responsabilidad hacia ellos y hacia la tierra.

-¿Qué opinas sobre la lucha contra ISIS?

-La lucha contra ISIS es una prioridad para nosotros. ISIS no llegó a su fin en la batalla de Baghouz (la batalla final de las FDS para liberar territorio de ISIS, en 2019). Ganó fuerza durante la invasión de Serêkaniye y Tel Abyad. Se renovó a sí mismo, reclutó cada vez más.

Los combatientes de ISIS que lucharon hasta el final en Baghouz, fueron llevados a la prisión de Ghouran, que es una de las más peligrosas de la región. Recientemente, ISIS intentó lanzar un ataque contra el lugar, pero nuestras (fuerzas de seguridad interna) Asayish lo frustraron. Es una amenaza crítica, ya que se han estado reorganizando dentro de las cárceles, en el campamento de Al Hol, así como en algunas otras áreas, como Deir Ezzor. Llevan a cabo grandes operaciones, como asesinatos selectivos y bombardeos. Recientemente, atacaron cuatro aldeas simultáneamente. Esa fue la operación más grande desde Baghouz, en 2019. Antes, ISIS lanzaba ataques a través de células más pequeñas, pero ahora esa tendencia está cambiando. Los ataques involucran células más grandes. Por lo tanto, existe la posibilidad de que los próximos ataques se lleven a cabo a mayor escala.

También lanzan operaciones en Irak y en áreas ocupadas del norte de Siria. Tienen campos de entrenamiento y almacenes de armas, porque es un lugar seguro para ellos. Incluso, lanzan algunos ataques en las áreas del gobierno sirio.

ISIS no solo está formado por ciudadanos sirios, sino también por otros iraquíes y europeos, y sabemos que están dispuestos a realizar más operaciones importantes en otras áreas de Oriente Medio y Europa. La amenaza que representan no solo nos afecta a nosotros, sino también al mundo entero. Si Turquía ataca, afectará la estabilidad de la región: un ataque turco en el norte y este de Siria ayudaría a reactivar a ISIS.

Proteger a las familias de ISIS que se encuentran en los campamentos es un tema muy complicado, la situación puede salirse de control fácilmente. Por ejemplo, durante la guerra de Serêkaniye y Tel Abyad, Turquía lanzó ataques en las áreas que rodean los campos para desestabilizarlos. También brindan ayuda a los miembros de ISIS para escapar de los campamentos. Se desconocen las ubicaciones de las células durmientes cerca de los campamentos, pero sabemos que los ataques de Turquía están ayudando a ISIS a reconstruirse.

-¿Cuál es la relación entre las FDS y el gobierno sirio? ¿Y con otros actores?

-Estamos tratando de entablar diálogos con el régimen sirio para defender el suelo de Siria. El acuerdo que tenemos es que nosotros (las FDS) defendemos las áreas bajo nuestro control y el gobierno sirio está a cargo de defender las fronteras.

Confiamos en que cumplirán con su obligación. Incluso, hicieron una declaración explicando su posición sobre las políticas turcas: Turquía está ocupando suelo sirio, se está preparando para lanzar más ataques y el gobierno sirio los enfrentará. En el comunicado, el gobierno sirio también exigió que Turquía se retirara del territorio sirio. Nosotros, estamos dispuestos a trabajar junto al gobierno sirio cuando se trata de defender nuestra tierra y poner fin a la ocupación turca.

También estamos trabajando junto a actores internacionales, como Rusia y Estados Unidos, especialmente después de la invasión de Serêkaniye y Tel Abyad. Contamos con su apoyo, y algunas operaciones conjuntas de lucha contra el terrorismo contra ISIS son prueba de nuestra cooperación con ellos.

Instamos a los actores internacionales a redactar una declaración de condena contra las acciones turcas, como el ataque a civiles y el reciente asesinato de un hombre de 80 años en Qamishlo, que hizo que miles de personas salieran a las calles. Nuestro pueblo sufrió mucho y dio muchos mártires para defender esta tierra. Es por eso que pedimos ayuda a los gobiernos internacionales y que defiendan los derechos humanos, porque las acciones de Turquía están llegando a un punto de violaciones desenfrenadas de los derechos humanos, como cortar el flujo de agua de los ríos, lo que lleva al hambre; y cometer asesinatos, secuestros y robos. Tales crímenes son moralmente inaceptables para la ética humana.

-¿Puede contarnos sobre la situación en Deir Ezzor?

-La zona es muy importante por todos los diferentes pueblos que allí confluyen, razón por la cual también se utiliza con frecuencia como peón en las luchas regionales por el poder. Ha habido rumores de que las FDS se irán y que el control del área volverá a manos del gobierno sirio. Estos rumores son parte de una estrategia para asustar a la gente. Estamos sensibilizando a la población sobre este problema. Queremos que la gente piense de forma más crítica sobre rumores como estos y desarrolle su propia opinión. Nuestra posición hacia Deir Ezzor es muy clara: defenderemos la región.  

FUENTE: Rojava Information Center / Traducción y edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org