January 16, 2021
De parte de SAS Madrid
2,715 puntos de vista

鈥淓stamos viendo que la pendiente de positivos e ingresos es mucho m谩s pronunciada. El nivel de cr铆ticos est谩 por encima de lo vivido en el pico de la segunda ola鈥, se帽ala Alfonso Canabal, presidente de la Sociedad de Medicina Intensiva de Madrid.

– Desde los principales colectivos m茅dicos se帽alan que las camas estructurales de UCI se encuentran ya a m谩s del 90% de su capacidad.

– Tanto el Gobierno central como el Ejecutivo madrile帽o consideran que a pesar del incremento de la curva todav铆a existe margen para no tener que recurrir al confinamiento total.

La sanidad madrile帽a, agotada tras casi un a帽o de sobreesfuerzo continuo por la pandemia, se asoma de nuevo al abismo despu茅s del preocupante repunte de los casos experimentado tras las fiestas navide帽as. En apenas semana y media, la incidencia acumulada en la regi贸n ha pasado de estar situada en los 375,35 casos por cada 100.000 habitantes a superar la barrera de los 600. Una tendencia al alza que preocupa seriamente a los profesionales del sector. Los hospitales de la regi贸n est谩n cada d铆a m谩s tensionados. Y sus unidades de cr铆ticos comienzan a estar sobrepasadas. 鈥淒e media, la ocupaci贸n de las UCI se mueve, en este momento, entre el 90% y el 95%鈥, explican. De hecho, en varios centros del Servicio Madrile帽o de Salud (Sermas) se est谩n empezando ya a ocupar con pacientes covid todas aquellas zonas con posibilidad de tomas de ox铆geno que, en situaciones normales, se reservan para otros trabajos. 鈥淭enemos serias dudas de que en las pr贸ximas semanas vayamos a poder atender lo que nos vaya llegando鈥, apuntan las diferentes fuentes consultadas. Una presi贸n que se ha visto incrementada, adem谩s, con los accidentes y los problemas derivados de Filomena.

Desde fin de a帽o, los contagios se han disparado en la comunidad aut贸noma un 51%. Y los ingresos no paran de incrementarse. Si el 煤ltimo informe del Ministerio de Sanidad de 2020 arrojaba 1.880 hospitalizados en planta y 305 en UCI, ahora esas cifras se sit煤an por encima de los tres millares y de los cuatro centenares, respectivamente. A pesar de ello, desde el Ejecutivo regional llaman a la calma. 鈥淒urante la primera ola tuvimos un pico de casi 18.000 pacientes ingresados en planta y de cerca de 1.900 en las unidades de cuidados intensivos, por lo que existe presi贸n asistencial en los hospitales pero todav铆a hay capacidad para soportar esta tercera ola鈥, aseguraba este mismo viernes en rueda de prensa el viceconsejero de Salud P煤blica, Antonio Zapatero. Unas afirmaciones que, sin embargo, no disipan la inquietud presente en los profesionales sanitarios. 鈥淓stamos viendo que la pendiente de positivos e ingresos es mucho m谩s pronunciada. El nivel de cr铆ticos est谩 por encima de lo vivido en el pico de la segunda ola鈥, apunta en conversaci贸n con este diario Alfonso Canabal, presidente de la Sociedad de Medicina Intensiva de Madrid (Somiama).

Jefe de servicio de la UCI en uno de los hospitales m谩s importantes de la regi贸n, se muestra especialmente preocupado por la situaci贸n de lleno en las unidades de cuidados intensivos. 鈥淓s muy alarmante鈥, resalta al otro lado del tel茅fono. Una radiograf铆a en la que coinciden tambi茅n desde la Asociaci贸n de M茅dicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) y CCOO. 鈥淣o van a ser capaces de soportar el envite de los pr贸ximos d铆as. Y esto acaba de empezar, porque creemos que en las dos pr贸ximas semanas puede haber una avalancha de casos鈥, vaticinan desde el sindicato. Los tres colectivos se帽alan que la ocupaci贸n media se mueve ya entre el 90% y el 95% sobre el total de camas UCI estructurales, es decir, aquellas que se usan en condiciones normales como tal. En el Hospital de Alcal谩, por ejemplo, este viernes ten铆an un total de 17 pacientes cr铆ticos ocupando cama 鈥揺l centro tiene unas 26 disponibles鈥, mientras que en el Puerta de Hierro se contabilizaban una veintena de personas en la misma situaci贸n 鈥揺ste centro tiene unas 20 UCI estructurales鈥, seg煤n los datos recopilados por CCOO a trav茅s de su presencia en los diferentes centros.

Esto est谩 provocando que en algunos centros ya se haya tenido que echar mano a otro tipo de unidades que cuentan con camas que se pueden adaptar para este tipo de pacientes. As铆, por ejemplo, en el Infanta Leonor de Vallecas tienen a media docena de positivos graves ubicados en la Unidad de Reanimaci贸n (REA), pensada para el cuidado del paciente cr铆tico postquir煤rgico o politraumatizado, y otros cinco m谩s en el gimnasio. Una imagen similar es la que se ofrece desde el Hospital Universitario de M贸stoles. 鈥淟as UCI las tenemos llenas a rebosar, por lo que se est谩 trasladando ya al servicio de reanimaci贸n, lo que provoca que vayamos perdiendo espacios destinados a procesos quir煤rgicos鈥, explica a este diario Sonia Melantuche, celadora y delegada sindical de un centro que ya tiene cerradas con pacientes covid la s茅ptima y parte de la sexta planta. Mientras tanto, en algunos hospitales como el Infanta Sof铆a hay 谩reas que permanecen todav铆a cerradas. Es el caso de la cuarta torre, que cuenta con 16 puestos de cuidados intensivos listos para ser utilizados.

Nivel de riesgo asistencial muy alto

Los datos de presi贸n hospitalaria difundidos por las administraciones p煤blicas 鈥搕anto Ministerio de Sanidad como el propio Gobierno de Isabel D铆az Ayuso鈥 no tienen en cuenta solo las camas UCI estructurales, sino tambi茅n todas aquellas que puedan ser readaptadas r谩pidamente para orientarlas en exclusiva a la pandemia. Esto explica que las cifras oficiales sit煤en la ocupaci贸n de espacios para cr铆ticos en el 36%, solo en mejor situaci贸n que Baleares, Catalu帽a, Comunitat Valenciana o La Rioja. Un dato que, no obstante, sigue siendo muy preocupante. Seg煤n el famoso sem谩foro covid que el Consejo Interterritorial de Sanidad acord贸 en una de sus reuniones de octubre, una ocupaci贸n superior al 25% en las UCI es sin贸nimo de alerta roja. 鈥淭enemos una ocupaci贸n de cr铆ticos muy por encima de la que se recomienda para que podamos maniobrar en los hospitales para atender cualquier problema que surja鈥, recalca el presidente de Somiama. Lo mismo pasa con las camas de hospitalizaci贸n. Cuando se rebasa el umbral del 15% solo con positivos de coronavirus, el nivel de riesgo es muy alto. En estos momentos, se sit煤a cercana al 18%.

Y mientras la presi贸n asistencial contin煤a escalando en toda la red hospitalaria, los sindicatos denuncian que las plantillas de estos centros se est谩n viendo mermadas por los traslados forzosos de profesionales al nuevo Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, el centro de pandemias convertido en la joya de la corona de la gesti贸n sanitaria del Ejecutivo de Isabel D铆az Ayuso. 鈥淪e est谩n intentando llevar gente all铆 todos los d铆as, es un goteo constante. Y si te niegas, te arriesgas a que te suspendan el contrato que te hicieron como personal de refuerzo por el covid鈥, aseveran desde CCOO. 鈥淎qu铆 ya han llamado a siete enfermeros, cinco auxiliares y tres celadores鈥, apunta Melantuche desde el Universitario de M贸stoles. En el Hospital del Escorial se habla tambi茅n de un par de enfermeras y un auxiliar trasladados al nuevo centro de Valdebebas. 鈥淵o creo que no hay m谩s respuesta que esa, no hay m谩s remedio que localizar a buena parte de los pacientes de coronavirus en un lugar de estas caracter铆sticas y, por tanto, no hay m谩s remedio que tener personal all铆鈥, dice, por su parte, Canabal, que se desplaza como voluntario para hacer guardias en el Zendal.

El hospital de pandemias, cuya factura ronda ya los 150 millones de euros 鈥搕res veces m谩s de lo que se estim贸 en un primer momento鈥 y que acoge actualmente a 269 pacientes y 663 sanitarios, ech贸 a andar el pasado mes de diciembre con uno de sus cuatro m贸dulos. No obstante, el Gobierno madrile帽o decidi贸 este viernes poner en marcha otro de ellos. En principio, ser谩n 72 camas m谩s, una cifra que se ir谩 aumentando 鈥渃onforme sea necesario鈥, seg煤n explic贸 el viceconsejero de Salud P煤blica. 鈥淭eniendo en cuenta que en los hospitales de origen se est谩 experimentando una subida brutal, quiero entender y espero que se recurra ya a la contrataci贸n de nuevo personal鈥, dice Juli谩n Ezquerra, presidente de Amyts. En los 煤ltimos d铆as, el Zendal ha vuelto a situarse en el ojo del hurac谩n despu茅s de que dos pacientes ingresadas denunciaran a trav茅s de la Cadena Ser cortes de luz y agua y problemas con la limpieza y la comida. 鈥淧roblemas puntuales鈥 que el coordinador general del centro, Fernando Prados, achacaba al temporal que ha azotado a la comunidad.

El colapso de la borrasca

Porque Filomena ha complicado todav铆a m谩s la situaci贸n sanitaria en la Comunidad de Madrid. En los 煤ltimos d铆as, el colapso provocado por la borrasca ha trastocado, seg煤n el Ejecutivo regional, la programaci贸n prevista para el suministro de la primera dosis de la vacuna o ha frenado la realizaci贸n de pruebas PCR ante la imposibilidad de transportarlas hasta los laboratorios. Del mismo modo, ha provocado goteras e inundaciones en hospitales como el de Arganda del Rey o La Paz, donde ya hace tres a帽os se vieron im谩genes similares a causa de otro temporal. A Filomena tambi茅n ha achacado Zapatero que este jueves en las urgencias de este 煤ltimo centro hubiese una veintena de pacientes para una docena de camas. 鈥淵o quisiera que entiendan c贸mo se encontraban las carreteras en Madrid, lo que supuso un retraso en el traslado de ocho de estos pacientes al Zendal鈥, explic贸 el viceconsejero. Problemas a los que se suma tambi茅n el incremento de la carga de trabajo derivada de las ca铆das en los 煤ltimos d铆as. 鈥淓n el servicio de traumatolog铆a nos han dicho que los pr贸ximos quince d铆as la actividad quir煤rgica se va a centrar en este tipo de fracturas鈥, explica Melantuche.

El aceler贸n pand茅mico tambi茅n se est谩 dejando notar en la atenci贸n primaria de la regi贸n. Lourdes Guti茅rrez trabaja como enfermera en el Centro de Salud Barrio del Pilar, en la capital. Al otro lado del tel茅fono, explica que viene notando un incremento de la 鈥減resi贸n鈥 desde las navidades. 鈥淟os test de ant铆genos est谩n dando positivos en un porcentaje mucho m谩s alto que antes鈥, relata, al tiempo que asegura que en su 鈥渁genda鈥 tiene 鈥渕uchos m谩s seguimientos covid鈥 de los que pudo tener a lo largo de la segunda ola. Un problema al que ahora se ha sumado la 鈥渘efasta gesti贸n鈥 de la nevada. 鈥淗asta ayer mismo por la ma帽ana, la calle del centro era intransitable, un bloque de hielo, el acceso estaba horroroso. Ahora, con la ayuda de los vecinos, se ha ido despejando鈥, apunta la enfermera, que recuerda que a su centro tambi茅n se tuvieron que desplazar a trabajar los sanitarios que habitualmente desarrollan sus labores en La Ventilla: 鈥淣o les funcionaba la calefacci贸n鈥. Seg煤n los datos de la Comunidad de Madrid, este viernes hab铆a dos centros de salud y 35 consultorios de toda la regi贸n cerrados a cal y canto.

Lo de la falta de calefacci贸n en los 煤ltimos d铆as se lo conocen bien en los Servicios de Atenci贸n Rural (SAR), los dispositivos encargados de las urgencias y de la continuidad de cuidados no demorables en los centros de salud. 鈥淎ntes del covid la situaci贸n estaba fea. Durante la pandemia, se volvi贸 chunga. Y ahora, con el coronavirus y el temporal, es p茅sima鈥, dice 脕ngel Bayo, delegado de Amyts y m茅dico en el SAR de Arganda. Filomena ha dejado los accesos en una situaci贸n realmente complicada en buena parte de estos dispositivos de perfil rural. Y ha provocado enormes problemas en el suministro energ茅tico. Con unas temperaturas en la calle bajo cero, la calefacci贸n dej贸 de funcionar. Ahora, andan trabajando sin agua. 鈥淟levamos as铆 desde el martes por la ma帽ana. Y cuando pedimos unos bidones, la administraci贸n nos respondi贸 enviando cinco botellas. No podemos atender a los pacientes sin una adecuada higiene de manos, y mucho menos en una situaci贸n de pandemia como en la que estamos鈥, se queja el m茅dico, que no muestra muchas esperanzas en que este fin de semana todos estos problemas vayan a 鈥渕ejorar鈥.

Con una fotograf铆a como esta en plena crisis del coronavirus, los sanitarios exigen a la administraci贸n que se ponga las pilas y adopte 鈥渕edidas m谩s duras鈥. 鈥淓st谩n tardando en hacer un confinamiento, corto pero estricto, en tomar decisiones, aunque puedan ser dif铆ciles pol铆ticamente. Por favor, que dejen sus siglas fuera del despacho鈥, pide Ezquerra. De momento, desde el Gobierno central se descarta un confinamiento estricto al considerar que hay todav铆a margen para aplicar medidas intermedias. Y el Ejecutivo madrile帽o contin煤a con su pol铆tica de cierres por zonas b谩sicas de salud, si bien este viernes decidi贸 adelantar el toque de queda a las 23.00 horas, con el cierre de la hosteler铆a una hora antes. Mientras, en los hospitales siguen trabajando a destajo, como llevan haciendo ya casi un a帽o. Por eso, Melantuche pide desde el Universitario de M贸stoles responsabilidad a todos los ciudadanos: 鈥淗ay gente que sigue sin ser consciente de que el bicho existe y mata. Si no ponemos todos de nuestra parte, no vamos a terminar nunca鈥.

Enlace relacionado InfoLibre.es 16/01/2021.




Fuente: Sasmadrid.org