January 24, 2022
De parte de Socialismo Libertario
228 puntos de vista

La movilizaci贸n militar y la escalada ret贸rica entre Rusia, EEUU y Uni贸n Europea acercan la posibilidad de un nuevo conflicto abierto en Ucrania.
Entre Rusia y Ucrania, donde en 2014 en el Donb谩s, al sudeste del pa铆s, los combates causaron 13.000 muertos, el conflicto nunca se ha apagado.
La vocaci贸n belicista de Putin no es una novedad. Ha tenido m煤ltiples expresiones. La m谩s reciente, en Kazajist谩n enviando tropas en apoyo al r茅gimen local; las m谩s conocidas, en Georgia y en Crimea. Sin olvidar la m谩s sangrienta, en Siria, apoyando el r茅gimen asesino de Asad. Putin est谩 a la cabeza de un r茅gimen autoritario y represivo que apadrina a otros iguales o peores, como el de Lukashenko en Bielorrusia.
Las razones de la guerra, sin embargo, no estriban solamente en las responsabilidades del r茅gimen ruso.
EEUU y los Estados de la Uni贸n Europea defienden el 鈥渄erecho鈥 de Ucrania a adherirse a la OTAN y denuncian como inadmisible que Putin condicione la paz a la no entrada de Kiev en la Alianza atl谩ntica. La OTAN, sin embargo, no es un club literario sino un pacto militar que, de incluir a Ucrania, supondr铆a una amenaza directa a la frontera rusa, con misiles apuntando a su territorio.
Quiz谩s puede ser 煤til recordar que en diciembre de 1989, el entonces presidente de EEUU, George Bush padre, y el de la URSS Mija铆l Gorbachov, negociaron en Malta la reunificaci贸n alemana a condici贸n de que ni Alemania ni otros pa铆ses del Este se utilizaran como bases de amenaza para la Uni贸n Sovi茅tica. El secretario de Estado
James Baker se lo sintetiz贸 a su hom贸logo sovi茅tico, Eduard Shevardnadze en una frase: 鈥渘i una sola pulgada hacia el Este鈥. Estados Unidos y la Uni贸n Europea (Mitterrand, Kohl, Thatcher) se compromet铆an as铆 a no permitir la entrada en la OTAN de los pa铆ses que proced铆an del Pacto de Varsovia, la alianza militar liderada por Mosc煤.
Un compromiso que, ya a partir de la presidencia de Clinton, no se respet贸.
La arrogancia de los pa铆ses occidentales, a lo largo de todos estos a帽os, ha supuesto, entre otras cosas, avivar el nacionalismo ruso en amplios sectores de poblaci贸n del que finalmente se aprovech贸 Putin para orientar en un sentido cada vez m谩s autoritario, belicista y represor el r茅gimen ruso. Hoy el l铆der ruso proclama que el fin de la URSS es la mayor tragedia del siglo XX e ilegaliza Memorial, una asociaci贸n fundada en 1989 para recuperar la historia de las v铆ctimas de Stalin.

Ante esta situaci贸n, decir no a la guerra en Ucrania, para que no se convierta en una consigna ret贸rica y hasta ambigua, supone varias cosas.
Significa oponerse a la posibilidad de una nueva agresi贸n de Rusia hacia Ucrania con el enorme riesgo de vidas humanas que supondr铆a.
Significa tambi茅n denunciar la demagogia de los pa铆ses de la Uni贸n Europea, adem谩s de Estados Unidos que, mientras se presentan como los defensores de la libertad, no renuncian a su vocaci贸n expansionista y belicista.
Las posibilidades, cada vez mayores, de que haya un conflicto armado o que finalmente se pare de momento esta tr谩gica eventualidad residen, al d铆a de hoy, en el juego de amenazas militares y represalias de varios tipo, en relaci贸n a sanciones econ贸micas a Rusia y al suministro de gas ruso a Europa.
Un juego c铆nico entre poderes opresivos en el cual lo primero que hay que preservar es nuestra independencia en cuanto que no hay ning煤n inter茅s en tomar partido por ninguno de los bandos.

Nos sentimos, en cambio, cerca de la gente com煤n y pac铆fica que ser谩, tambi茅n en Ucrania la primera v铆ctima de esta nueva escalada militar.




Fuente: Socialismolibertario.org