March 4, 2022
De parte de La Haine
2,742 puntos de vista

 Yo quiero patria libre o morir -dej贸 dicho como un principio el nicaraguense Cesar Sandino- la soberan铆a no se discute, se defiende con las armas en la mano. Yo no estoy dispuesto a entregar mis armas en caso de que todos lo hagan. Yo me har茅 morir con los pocos que me acompa帽an porque es preferible hacernos morir como rebeldes y no vivir como esclavos. Nuestro ej茅rcito es el m谩s disciplinado, abnegado y desinteresado en todo el mundo terrestre, porque tiene conciencia de su alto papel hist贸rico. El amor a mi patria lo he puesto sobre todos los amores y t煤 debes convencerte que para ser feliz conmigo, es menester que el sol de la libertad brille en nuestras frentes.

‘Los monstruos’ de Antonio Gramsci

Su frase conserva un esplendor natural y profundo de una actualidad asombrante estos d铆as, pidiendo desde los medios convertidos en potencia de guerra la intervenci贸n de la OTAN. Sobre un claroscuro se imponen como tel贸n de acero contra Rusia, es decir contra el pueblo ruso, teniendo en cuenta que el nombre no es m谩s que una palabra que identifica el contenido y su continente inseparable ante al resto de pueblos del mundo. La campa帽a de propaganda desde el Estado espa帽ol, se expande en un intento coordinado insaciable de fortalecer el pensamiento 煤nico. No s贸lo ley茅ndoles, escuch谩ndoles, observando su actitud, sus gestos, el 茅nfasis que ponen sobre el mensaje de un enfermizo grotesco pareciera que a los grandes medios y no tan grandes de la informaci贸n les va la vida en ello. Aferrados a su herramienta como utensilio de guerra reafirman el tel贸n de acero popularizando el castigo, asumiendo a su vez el escarnio hist贸rico del imperialismo, acosando en coordenadas de asfixia, mordaza y muerte el derecho de soberan铆a e independencia como hacen con Catalunya, Galiza, como han hecho hist贸ricamente en Euskal Herria y otros pueblos. Unidos como lobos hambrientos, como leones desbocados, como hienas a la espera alimentando la gran hoguera, en un intento globalizado de rehabilitar en siglo 21 la inquisici贸n tan esperp茅ntica como inhumana, faltando no solo a su derecho leg铆timo de paz, soberan铆a e independencia, tambi茅n al respeto a su dignidad sobre la que imponen la calumnia, transmitiendo una imagen farsa, en remolino alterado de historia dif铆cil de separar a 茅pocas de la cruzada franquista y su santa inquisici贸n, en monumental hoguera de hostigaci贸n, en un intento de deshacerse en lucha de contrarios como el nazismo, de lo m谩s avanzado, cient铆fico, inteligente e independiente; a la vez de hacerse con sus posesiones econ贸micas, como en Alemania, de cierta burgues铆a que estorbaba al nuevo clan de poder absoluto sobre una econom铆a a sus pies; muchos de ellos por or铆genes de clase pudiente s贸lo expulsados del pa铆s, sin c谩mara de gas tras sus espaldas, aplicando ense帽anzas en aborregamiento de su religi贸n, ocupando y aplastando como aconseja el yanqui lo que no es suyo, en exterminio del pueblo palestino, y otros pueblos de Oriente Medio y Am茅rica. El pueblo ruso como todo pueblo que quiere ser independiente (y no aplastado por el yanqui ni por sus soldados ni pol铆ticos de la Uni贸n Europea), responde a una cultura propia que enfrenta dentro de un objetivo en su defensa, y no exactamente contra el pueblo en s铆 ucraniano. Esto lo representa muy bien en bloque la explosi贸n de odio agitada desde la U. E.; as铆 como la quema b茅lica incendiaria desde hace ocho a帽os dirigida por EEUU, junto a sus medios mercenarios profascistas en el mundo (principalmente Europa), amparados en una ciencia informativa, asumiendo grupos neonazis anclados en el poder de Ucrania con su marioneta como presidente, aclamado por estos mismos medios hostigando v铆ctimas, que no socorriendo ni desmitificando hechos y menos informando, sino falsificando evidencias agitando el crimen aferrados a la OTAN, a su estructura imperial, en orden mundial de paz. Es el precio patente, el que airean, su amenaza a la independencia de los pueblos oprimidos del mundo, al abandono de todo derecho en la Uni贸n Europea, principalmente en el Estado espa帽ol. Es instrucci贸n castrense en ejercicio informativo, su labor de bloquear, cerrando salidas impulsando el 茅xodo ucraniano, adorando su gobierno como un santo inocente merecedor del Nobel de Paz (encuadrado en el espejo en falsimedia). Van dej谩ndose arrastrar por las fieras sus victimas, esa parte del pueblo ucraniano consciente e inconsciente, abandonando el principio de lucha de clases en alienaci贸n al sistema, que alimenta hienas y pantomimas, cumpliendo como base estrat茅gica en apoyo del amo de las guerras, incurriendo en nuevos pozos de desaparecidos como en Donbass. Pasivos presenciamos como se ampl铆a el campo de los monstruos, reforzando el chantaje sobre el cerco, en nuevas formas de guerra mundial, de car谩cter implacable contra la 鈥渋nvoluci贸n鈥, como p铆ldora democr谩tica basada en las estructuraras del viejo mundo. Por el contrario la experiencia hist贸rica evidencia desnudando su farsa que el fascismo es hijo del capitalismo y no de la democracia.

Su labor no es concienciar ni informar, hoy las grandes cadenas difuminadas entre los medios informativos forman en conjunto parte del opio utilizado para la dormidera de los pueblos, cuya misi贸n, es consolidar al enemigo antag贸nico a estos. Surgen en todos los campos y estamentos del poder absoluto, como mercenarios entre la tropa de sus dominios, y con ellos al frente, el imperialismo erecto firme general de generales al mando de la muerte. Se encargan de popularizar la estela del crimen anunciado a ritmo del Pent谩gono, de humanizar sus cr铆menes de guerra impuesta, sobre la informaci贸n de sus medi谩ticos al frente de los falsos movimientos de liberaci贸n, enraizando su 鈥渢ecnicismo鈥 a favor del fascismo en el mundo (como una internacional) desbastando entre grupos neonazis cada d铆a m谩s patente su fusi贸n, en refuerzo de escuadrones de la muerte. Experimento agresivo en Ucrania, sobre el control de masas, junto con la pandemia utilizada (como justificaci贸n) en escalofriante acoso medi谩tico en la 煤ltima d茅cada. La asfixia llega con la palabra impuesta globalizada, con los hechos consumados, y el enemigo a las puertas. El orgullo de clase se impone, al menos en mi, ajena a todo control medi谩tico no somos gui帽ol de manipulaci贸n, la dignidad es una v铆a a la espera de respuesta en lucha 鈥 el ‘隆NO PASAR脕N!’ no puede caer ni estar en manos del fascio internacional (por muy 鈥渦craniano鈥 que este se muestre). Es su intento, aberrante, de popularizar el fascismo como se populariz贸 el nazismo entre el pueblo alem谩n, fomentado en este caso desde los testaferros estamentos inmovilistas del franquismo, siempre al acecho introduciendo sus fieras, en presencia de un cambio desgarrador. Son momentos de un terror esperp茅ntico, de un cambio antag贸nico a la espera, sin respuesta por los pueblos oprimidos. Es el despertar de los monstruos que nos previno Gramsci basada como en una comedia la catadura del poder de los c茅sares a servicio del vicio m谩s ruin de la historia, al antojo de sus dominios en un intento de descuartizar en sus manos como surgiendo de sus plumas la tinta internacional de la 鈥渓ibertad鈥 de Ayuso, en corrupci贸n y especulaci贸n fascista como de un pu帽o libertador del continente, apretando las gargantas de los que no se someten. Trato de definir mi dignidad no de seguir la corriente` jam谩s en tal situaci贸n unir铆a mi cr铆tica al bloque oportunista de los posibles` jam谩s del lado de los clarividentes que esclavos nos necesitan` jam谩s del lado de los adivinos interpretes de los 茅xodos por el mundo provocados por quien motiva su propia estabilidad marcando su distinci贸n en 茅lite social`, jam谩s del lado de los monstruos que l铆deres y gu铆as se contemplan y que tan oportunistamente se limitan a lo posible, como chovinistas, del nacionalismo espa帽ol y de la OTAN: El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos` jam谩s unida a la farsa` al enga帽o` a la traici贸n del principio inalienable. Y en ese claroscuro (me debato) no veo que Rusia ataque en s铆 a Ucrania (al verdadero pueblo ucraniano). Pero s铆 veo la imposici贸n al pueblo ruso con total claridad, con la perversa justificaci贸n de atacar un solo culpable (Putin), a saltarlo por los aires rodeado por las fiera servil dando carnaza, instigando, acosado por el monopolio del control econ贸mico sobre la industria armamentista, a que se defienda, frente al pared贸n impuesto en Kiev como escenario de guerra. Veo por el contrario las garras del yanqui feroz, el descuartizador mayor, el amo incansable de las guerras, presto como siempre al exterminio` jam谩s me prestar茅 a ello` jam谩s a su jerga` jam谩s a sus decretos` jam谩s a sus golpes de estado y ocupaciones` jam谩s al aplastamiento de pa铆ses y culturas ancestrales hasta exprimirlos de todos sus yacimiento naturales, de sus vidas.

El imposible como meta me favorece, la utop铆a me ayuda a seguir luchando me regenera, no somos su gui帽ol ni maniqu铆es de escaparate ni pasivos ni sumisos. Vivimos tiempos sombr铆os, el chovinismo fascista, se impone a los pueblos como la etapa de los monstruos de Goya. No solo en Francia, en toda la Uni贸n Europa, con las democracias del nuevo orden mundial del Pent谩gono: << El chauvinismo resulta un razonamiento falso o paral贸gico, una falacia de tipo etnoc茅ntrico o de 铆dola fori. El nombre proviene de la comedia ‘La cocarde tricolore’ de los hermanos Cogniard, donde un actor con el nombre de Chauvin (que bien podr铆a ser el ex Presidente Aznar del mismo partido de la Ayuso, o la ministra de Defensa Margarita Robles) personifica un patriotismo exagerado. En ret贸rica, constituye uno de los argumentos falsos que sirven para persuadir a la poblaci贸n (o a un grupo determinado de personas) mediante la utilizaci贸n de sentimientos, muchos de ellos exacerbados, en vez de promover la raz贸n y la racionalidad. Se utiliza generalmente por parte de pol铆ticos, medios de comunicaci贸n y empresarios para condicionar la formaci贸n de expectativas>>. Sobre el escenario de guerra Josep Borrell no tiene quien le reciba; Putin pasa de segundones representantes y encubridores, del agresor principal, no quiere alimentar a煤n m谩s a los ejecutores de las 贸rdenes del suministrador de armamento a jud铆os sionistas, y neonazis de la Ucrania oficial hostigando a Donbass con bombardeos desde hace ocho a帽os. Para negociar elige directamente a la c煤pula imperial del Pent谩gono. Descarta a sus pajes y voceros de la desinformaci贸n, doctorados en la prostituci贸n de la palabra, que arremete en campa帽a como pu帽ales directos al coraz贸n, cuyo bol铆grafo jam谩s podr谩n ocultar. Y es que no se puede, al mismo tiempo, querer mantener por la fuerza la dominaci贸n imperial del Pent谩gono, con la OTAN, y condenar sus s煤bditos parlamentarios (como 鈥減rogresistas鈥 del falso izquierdismo de las democracias) los m茅todos empleados en ella. La tortura por la OTAN en Iraq, como la de los franceses en Argelia, no fue un accidente, o un error, o una falta, el ejemplo lo confirma: <<El siguiente de la fila es un ni帽o de siete a帽os con se帽ales de heridas profundas hechas con un alambre con el que le ataron mientras que los soldados franceses maltrataban y mataban a sus padres y a sus hermanos. Un teniente le sujetaba mientras tanto los ojos abiertos a fin de que viese bien todo y se acordase de ello por muchos a帽os…>>. Y es que una sociedad nueva no es posible m谩s que en el cuadro de independencia. En el momento en que el ser colonizado, hombre o mujer, se contrae para rechazar la opresi贸n (sea estadounidense o de la propia Uni贸n Europea con su OTAN), se produce en 茅l y ella una transformaci贸n radical, que convierte en imposible y escandalosa cualquier tentativa de mantener el r茅gimen colonial. Rodear e imponer bases norteamericanas como cintur贸n de exterminio (de su independencia), al pueblo ruso, no es una salida es una tortura f铆sica y psicol贸gica en acoso permanente imperdonable. El colonialismo no se comprende sin la posibilidad de tortura, de violar derechos humanos, de matar asesinando dirigentes e indiscriminadamente, a todo insumiso, que se le ponga por medio. En el Estado espa帽ol hay presos vascos en la c谩rcel desde hace m谩s de treinta a帽os; como dir铆a el psiquiatra argelino Franz Fanon: <<La tortura es una modalidad de las relaciones entre ocupante y ocupado. El sumergirse en la inmensidad del pasado es condici贸n y fuente de la libertad. El fin l贸gico de esa voluntad de lucha es la liberaci贸n total del territorio nacional. La verdadera liberaci贸n no es esta seudoindependencia en la que los ministros de responsabilidad limitada tratan con una econom铆a dominada por el pacto colonial. La liberaci贸n es el toque a muerte del sistema colonial, desde la preeminencia de la lengua del opresor y la regionalizaci贸n hasta la uni贸n aduanera que mantienen en realidad al antiguo colonizado en las apretadas redes de la cultura, de la moda y de las im谩genes del colonialista>>.

La pol铆tica externa e interna de los pa铆ses de la Uni贸n Europea, es rastrera, como lo es su reconversi贸n acelerada entorno a la pandemia, utilizada en tapadera de ajustes, acuerdos, y aclamaciones de la acci贸n b茅lica sobre nuevos perfiles de agresi贸n, acelerando a eternizar todo control sobre bases de guerra estrat茅gicas, utilizando pueblos y religiones, para mejor favorecer sus acciones empresariales encajadas en sus misiones 鈥渄e paz鈥, informativas, pidiendo incesantemente una intervenci贸n en sem谩foro rojo` m谩s exigiendo que sugiriendo ajuste de cuentas`, m谩s intervenci贸n implacable que contemplaci贸n tanto o m谩s pat茅tica que la de los nazis en la II Guerra mundial` m谩s muerte. Medios propagand铆sticos, junto a los ap贸stoles de las democracias pol铆ticas piden m谩s castigo a Rusia, es decir al pueblo ruso. Y como judas, tiran la piedra y esconden el ala, aclamando una intervenci贸n al colono que impone la OTAN. Una acci贸n magistral que acabe con todo resquicio que recuerde los diez d铆as que estremecieron el mundo` que ni atisbo quede de aquella sombra` ni colilla de ell@s` ni n煤mero de muertos ni sombra de sus tumbas. Excepto la impuesta como nuevo (viejo) orden implacable que les salvar谩 de todo, de la mala vida y hasta de la dulce muerte, y es por ello, que sus bocas en humor de serpiente, se desga帽itan gustosas unas y otras, de su distinci贸n social en fragancia monetaria (como su humor en ‘vodka cero grados’ para ganar la guerra al pueblo ruso). Su engullir ideol贸gico es pat茅tico, su chuler铆a demente en horas a destajo basando su producci贸n, aclamando la mierda que lanzan como dormidera de los pueblos. Cumplen su papel confusionista a rajatabla centrando todos los tiros sobre Rusia, aconsejando concentraciones de repulsa y apoyo pol铆tico al pueblo ucraniano, frente a las embajadas rusas, sin aludir sus protestas jam谩s como enemigo a EEUU. Estos consejos y estas cr铆ticas propagand铆sticas, en lenguaje extremadamente 鈥渃omprensible鈥, se aplican por el deseo irreprimible de guiar a las grandes masas, con una voluntad perversa de confundir al otro, y hasta de pretender (sin escr煤pulo alguno) orientar incluso todo movimiento de liberaci贸n del oprimido jugando un papel en extremo detestable, mercenario, con el principal enemigo de los pueblos del mundo. Desviando sus mensajes toda imagen de desagravios hist贸ricos del imperio USA, encubriendo bandas neonazis entre ellas al propio presidente de Ucrania (justific谩ndolo jud铆o como si pertenecer a dicha religi贸n le convirtiera en un ser impoluto y no un incondicional al Pent谩gono como a la propia U.E. (donde ha pedido entrar para que participe en la masacre al pueblo ruso). Se presta c贸micamente angelical como las v铆boras a preparar y robustecen con sus bandas el ‘ring’ b茅lico, alimentado en el odio de clase, que le anda educando el gringo. As铆 dirige su Ucrania el presidente, con el apoyo incondicional de Europa, que lavar su imagen quieren insistiendo para ello en su religi贸n, y no en los ochos a帽os predisponiendo el enfrentamiento` arrasando seres` arrasando casas y edificios abrasando sus v铆ctimas en llamas negando todo hecho, o culpando, a la propia Rusia. Forma vand谩lica su 鈥渁rte鈥 de gobernar aprobado por mayor铆a, en el Parlamento europeo; donde todo delincuente aberrante puede encontrarse en sus filas, desviando la v铆a real verdadera, que liberar谩 a los pueblos de sus miserias, explotaci贸n y esclavitud. Consciente el pueblo ruso en su gran mayor铆a, que el enemigo de los pueblos del mundo, que est谩 a las puertas, no retrocede en su empe帽o jam谩s sinceramente: si Lumumba estorba, Lumumba desaparece; un ejemplo m谩s, el del 26 de febrero de 1991: Iraq se hab铆a rendido, la aviaci贸n de EEUU arrincon贸 y bombarde贸 con napalm durante horas una caravana de 15 km, la mayor铆a civiles y m谩s de 10 mil fueron quemadas vivas, m谩s de 2 mil veh铆culos carbonizados; la vacilaci贸n ante el homicidio jam谩s ha caracterizado al imperialismo.

Tampoco al Estado espa帽ol, nada le importa la vida del pueblo yemen铆 ni otros pueblos 鈥渟olo la de los ucranianos invadidos por Rusia鈥: 隆No es la primera vez!. No, no lo es, que el gobierno espa帽ol comercia y especula con armas 驴A qui茅n pues obedece el Presidente, al legado del hist贸rico fundador del PSOE, Pablo iglesias, o a los criminales que dieron cuerpo a los GAL de Felipe Gonz谩lez? Poco o ninguna publicidad propagandista hacen estos d铆as los medios de las tiran铆as respecto a l`Asamblea General de la ONU, que adopt贸 el 17 de diciembre, una resoluci贸n propuesta por la Rusia que tanto odian, sobre la lucha contra la glorificaci贸n del nazismo para combatir la exaltaci贸n del nazismo, el neonazismo y otras pr谩cticas que contribuyen a exacerbar las formas contempor谩neas de racismo, discriminaci贸n racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia tan presentes en toda la Uni贸n Europea. Cuya resoluci贸n sometida a votaci贸n obtuvo el apoyo de 130 pa铆ses, pese a la abstenci贸n de 49, incluyendo entre estos 煤ltimos a la Espa帽a de Pedrito, junto a otros dos significativos grandes amigos de su patria, que rotundamente,se opusieron: EEUU y Ucrania.

Mait茅 Campillo (actriz y directora d` Teatro Indoamericano Hatuey)




Fuente: Lahaine.org