December 7, 2021
De parte de El Miliciano
120 puntos de vista


El nuevo acuerdo recoge subidas salariales inferiores a las que ofrec铆a la patronal gaditana, pero los empresarios sevillanos aceptaron que la diferencia con el IPC real pase a las tablas.
Revalorizaciones inferiores al 2%, la misma jornada que hasta ahora y una vigencia de tres a帽os para el convenio. Esas ser谩n las nuevas condiciones de los 72.547 trabajadores del sector del metal sevillano. Los “sindicatos” colaboracionistas UGT y Comisiones Obreras  aceptaron en la provincia hispalense tres l铆neas rojas que en C谩diz les llev贸 a una huelga que se prolong贸 durante diez d铆as. A cambio, la patronal sevillana trag贸 con una reivindicaci贸n que la gaditana se neg贸 a atender: la revisi贸n de los salarios para compensar la diferencia con el IPC real pasar谩 a las tablas de los siguientes a帽os.
Mientras 100 kil贸metros al sur continuaban los choques entre la Polic铆a y los huelguistas, la Federaci贸n de Empresarios del Metal (Fedeme) firm贸 con los dos “sindicatos” amarillos el nuevo convenio del sector en la provincia de Sevilla. El documento, que ratifica un preacuerdo alcanzado el pasado 25 de octubre, pasar铆a desapercibido en circunstancias normales, pero adquieri贸 especial relevancia por lo que ocurr铆a en el territorio vecino. Para los vendeobreros CCOO y UGT, lo que vale en Sevilla no sirve en C谩diz.
Las centrales han pactado en la provincia hispalense una revalorizaci贸n salarial del 1,5% a partir de julio de 2021, del 1,6% para 2022 y del 1,8% para 2023. Estos incrementos no solo est谩n muy por debajo de lo que piden en la provincia lim铆trofe (2%, 2,5% y 3%), sino incluso de lo que se les ha llegado a ofrecer. Aunque la propuesta inicial de la Federaci贸n de Empresas del Metal de C谩diz era un exiguo aumento del 0,5% este a帽o y del 1% en los dos siguientes,  la presi贸n de la huelga y las sucesivas mesas de negociaci贸n sit煤an la oferta actual de la patronal en un 2% para cada uno de los tres a帽os.
Tras el 煤ltimo encuentro finalizado sin acuerdo, el secretario general de UGT-FICA C谩diz, Antonio Montoro, calific贸 la proposici贸n de los empresarios de insuficiente y los acus贸 de querer “desgastar” a los manifestantes y “re铆rse de la Junta y de los trabajadores”. Lo cierto es que la patronal gaditana ofrec铆a unas condiciones mucho mejores que las que los “sindicatos” amarillos han aceptado en Sevilla: 0,4 puntos m谩s en 2022, 0,2 m谩s en 2023 y hasta 1,25 m谩s en 2021, pues este a帽o la subida real en la provincia sevillana ser谩 del 0,75%, ya que solo se aplicar谩 en la segunda mitad.
La ‘trampa’ del IPC real
En un momento en el que la inflaci贸n en Espa帽a est谩 disparada en el 5,4%, su valor m谩s alto en tres d茅cadas, los trabajadores sevillanos ver谩n compensado ‘a posteriori’ la diferencia entre el incremento pactado en sus n贸minas y la subida del coste de la vida, para que no pierdan poder adquisitivo. La 煤nica condici贸n es que el IPC supere el 2,3%, un escenario muy plausible a medio plazo. En C谩diz, sin embargo, la patronal ha propuesto devolver esa diferencia en 2023, debido a la brecha en la tesorer铆a que ha provocado la pandemia del coronavirus. Ante la ausencia de liquidez, los empresarios gaditanos han reiterado que tienen que llenar la hucha primero, pero los trabajadores se niegan a esperar dos a帽os para recibir toda la compensaci贸n de golpe.
Adem谩s, fuentes de Fedeme han confirmado que las revisiones anuales se trasladar谩n a las tablas salariales del a帽o siguiente para los trabajadores sevillanos. Y aqu铆 est谩 la verdadera clave del asunto, y uno de los aspectos que bloqueaba las negociaciones al sur de la capital andaluza. Mientras que en la provincia hispalense los empresarios han pactado consolidar las subidas de los sueldos para los a帽os sucesivos, sus hom贸logos gaditanos solo estaban dispuestos a una devoluci贸n coyuntural. Los sindicatos, por su parte, piden que se consolide al menos un 80% del incremento. Para explorar una opci贸n similar a la acordada en Sevilla, la Federaci贸n de Empresas del Metal de C谩diz exig铆a que el convenio se extendiese durante cuatro a帽os, seg煤n las actas de las reuniones.
La patronal gaditana ten铆a miedo de que, si el nuevo convenio tiene una vigencia demasiado breve, los disturbios reapareciesen cada vez que se tenga que renovar. La duraci贸n es otra de las barreras que separan el acuerdo, y otra de las incongruencias que han protagonizado los “sindicatos”: mientras que en Sevilla han aceptado que el convenio llegue hasta 2023, en  C谩diz solo est谩n dispuestos a que se prolongue durante dos a帽os (2021 y 2022).
Por 煤ltimo, Comisiones Obreras y UGT  reiteraban en sus 煤ltimos comunicados sobre el conflicto la exigencia de una reducci贸n de cuatro horas de trabajo cada a帽o. En cambio, el acuerdo de Sevilla no contempla ninguna modificaci贸n en la carga de trabajo actual.
La patronal sevillana no ocultaba, en una nota de prensa, su satisfacci贸n por el pacto: “Se ha conseguido un convenio colectivo para el metal de Sevilla sin grandes cesiones para las empresas y cuyas novedades, en su mayor铆a, representan actualizaciones normativas”.
Las comparaciones son inevitables. El conflicto salt贸 en la provincia con m谩s paro de Espa帽a, y un poco m谩s al norte, en cambio, se mantuvo la mal llamada paz social, con bajada de pantalones.



Fuente: Elmilicianocnt-aitchiclana.blogspot.com