October 25, 2021
De parte de ANRed
182 puntos de vista


Ilustraciones: @langersergio @_elnolo_

Una campaña en redes sociales impulsada por Proyecto Squatters junto con el Colectivo Duda busca concientizar sobre determinados productos alimenticios destinados a los niños y niñas, los cuales contienen excesos en azúcares, grasas totales, grasas saturadas, explicando el daño para la salud que estas sustancias provocan. La acción se da en el marco de la lucha por exigir la Ley de Etiquetado Frontal para fomentar un consumo saludable la cual no fue debatida en el Congreso por falta de quórum el pasado 5 de octubre . «Estos personajes buscan conectar con la mirada del público infantil para generar confianza, para crear una conexión emocional y convertirlos en consumidores de por vida. Ya los descubrimos. Ya sabemos cuáles son sus crímenes. Cómo es su metodología delictiva. ¡Y ahora están en problemas!». Por ANRed


Proyecto Squatters es un colectivo de contra-publicidad conformado por artistas, psicólogos, comunicadores y docentes, nacido en el año 2008 en la Ciudad de Buenos Aires.

El colectivo de contra publicidad, lanzó una llamativa una campaña en redes sociales con el objetivo de concientizar sobre determinados productos de la industria alimenticia que están destinados a los niños y niñas. Por medio de ilustraciones y acompañadas por mensajes sencillos y concretos explican la composición nutricional de dichos productos y el daño que ocasionan a la salud.

«Están en los envases de alimentos y bebidas mostrando enormes sonrisas, rodeados de dibujos y coloridos carteles que anuncian la presencia estelar de vitaminas, minerales y otras sustancias que, nos dicen, ayudan a niñxs y adolescentes a crecer sanos y fuertes. Les entregan regalos. Les ofrecen participar de concursos y obtener premios soñados. Prometen felicidad, alegría y diversión. Presentan mercadería comestible barata y adictiva, repleta de azúcares, grasas y sodio como si fueran alimentos hechos en el hogar, diciendo que son naturales, de tipo casero, o una receta de la abuela” explica la publicidad.

Agrega «transforman un local de comida chatarra en un parque de diversiones. Les hacen creer a lxs niñxs que si consumen estos productos van a vivir aventuras extraordinarias, serán campeonxs de los deportes o su vida será más emocionante. Estos personajes buscan conectar con la mirada del público infantil para generar confianza, para crear una conexión emocional y convertirlos en consumidores de por vida. Ya los descubrimos. Ya sabemos cuáles son sus crímenes. Cómo es su metodología delictiva. ¡Y ahora están en problemas! Los personajes publicitarios y sus empresas están «Ultra-procesados» por manipular y malnutrir a las infancias».

Asimismo el proyecto publicitario ofrece información a padres y madres  sobre ¿qué son los alimentos ultraprocesados? y explica:

«Son productos industriales comestibles y bebibles de bajo valor nutricional que tienen una cantidad excesiva de calorías y nutrientes críticos como azúcares, grasas y sodio, que los vuelven particularmente sabrosos e irresistibles y, también, altamente nocivos para la salud de niñxs, adolescentes y adultos. Su consumo se vincula al aumento de enfermedades y a una mayor mortalidad en la población general».

Finalmente invita a lectores a sumarse a la iniciativa de exigir a los diputados y diputadas que aprueben el proyecto de Ley de Promoción de la Alimentación Saludable.

«No dar quórum a la ley de Etiquetado es estar en contra de la ley. Y solo se está en contra de esta ley por exceso de lobby»

El 5 de octubre debía debatirse en la Cámara Baja el proyecto de Ley de Etiquetado Frontal. Sin embargo la sesión no se realizó puesto que  no alcanzó el quórum necesario. Solo se sentaron en las bancas 122 de los 126 diputados necesarios para iniciarla. Hubo 135 legisladores ausentes pertenecientes al bloque de Juntos por el Cambio.

En ese entonces la periodista y escritora Soledad Barruti expresaba su enojo en redes sociales: «que la cuenten como quieran. No dar quórum a la ley de Etiquetado es estar en contra de la ley. Y solo se está en contra de esta ley por exceso de lobby. Dan vergüenza».

En medio de las acusaciones cruzadas sobre el por qué no se realizó la sesión, activistas vinculados a la lucha por la soberanía alimentaria lamentaron la situación y remarcaron la importancia de ésta ley teniendo en cuenta los alarmantes resultados arrojados por la última en Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS) sobre una muestra de niños, niñas y adolescentes en la cual que arrojó valores preocupantes sobre la obesidad infantil, malnutrición y baja talla para la edad.

En una entrevista brindada a ANRed, el abogado y especialista en Soberanía alimentaria Marcos Filardi  nosexplicó : “en éste contexto de pandemia de coronavirus, es vital que avancemos en ésta Ley de promoción de la alimentación responsable porque el 70% de nuestra población hoy, tiene sobrepeso y obesidad según la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, y ese sobrepeso y obesidad está también asociado a las enfermedades crónicas no transmisibles como 14 tipos de cáceres, problemas cardiovasculares, cerebrovasculares, diabetes tipo 2, hipertensión, que explican la mayor parte de las muertes en Argentina. El 72,3% de las muertes en nuestro país son resultado de enfermedades crónicas no transmisibles y agrava aún más el contexto de coronavirus, porque uno de los principales actores de comorbilidad para el coronavirus que hace que el cuadro se agrave mucho, tiene que ver con ese sobrepeso y obesidad de base y las enfermedades crónicas asociadas. La ingesta creciente de productos ultraprocesados en nuestro país, Argentina es uno de los mayores consumidores de ultraprocesados del mundo, de bebidas endulzadas, galletitas, entre otros está claramente asociada a esa pandemia de sobrepeso y obesidad que estamos enfrentando hoy y le cuesta al país unos 50 mil millones de pesos al año en el tratamiento de esas enfermedades crónicas no transmisibles. Sin más, necesitamos etiquetado ¡claro ya!, y que se convierta en ley sin más modificaciones ni dilaciones”





Fuente: Anred.org