March 8, 2021
De parte de SAS Madrid
302 puntos de vista

En los 煤ltimos d铆as, el foco sobre las movilizaciones del 8 de marzo, D铆a Internacional de las Mujeres, ha estado sobre Madrid. Su Delegaci贸n del Gobierno prohibi贸 el pasado jueves las manifestaciones y las concentraciones previstas para este d铆a y para su v铆spera alegando 芦motivos de salud p煤blica禄. La Comisi贸n 8M de Madrid respondi贸 pidiendo la dimisi贸n del delegado del Gobierno a la par que recurri贸 la decisi贸n por la v铆a legal.

El s谩bado, la Fiscal铆a de Madrid expuso de nuevo los motivos para mantener las prohibiciones ante la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Seg煤n la fiscal, las medidas de seguridad propuestas por la organizaci贸n resultan, a sus ojos, 芦insuficientes禄. En un comunicado, la Comisi贸n 8M de Madrid hac铆a referencia a medidas como la descentralizaci贸n, la transformaci贸n de manifestaciones en concentraciones y la reducci贸n de horarios y aforos. Sobre esto 煤ltimo, desde el movimiento feminista madrile帽o apuntaban a que se trataba de 芦un aforo muy reducido, casi rid铆culo si lo comparamos con los hacinamientos en el transporte p煤blico o la concentraci贸n de personas en centros comerciales禄.

Para la Fiscal铆a de Madrid, seg煤n ha informado Europa Press, la previsi贸n de un cord贸n de seguridad compuesto por un 芦reducido禄 n煤mero de integrantes es 芦a todas luces insuficiente para el control basado en el porte de la mascarilla y el mantenimiento de las distancias interpersonales de un n煤mero de personas como el indicado por el promotor禄.

El lema impulsado por las feministas para este 8 de marzo, 芦ante la emergencia social, el feminismo es esencial禄, es una de las ideas clave con las que el movimiento feminista 鈥搉o solo el madrile帽o, sino de todo el Estado鈥 se reivindica este a帽o. Los 煤ltimos 12 meses no han hecho sino evidenciar todav铆a m谩s las m煤ltiples desigualdades de g茅nero: la precariedad, la carga mental, la pobreza y el recrudecimiento de las situaciones de violencia de g茅nero, as铆 como la situaci贸n especialmente vulnerable de las trabajadoras dom茅sticas.

Nada que no se haya puesto ya sobre la mesa cada 8 de marzo desde hace a帽os. Sin embargo, el de 2021 a帽ade las complejidades propias de una crisis sanitaria. Condiciones a las que, no obstante, han sabido adaptarse desde pueblos y ciudades que, como cada a帽o, quieren volver a salir a la calle en la medida de lo posible por este D铆a Internacional de las Mujeres. La Comunidad de Madrid es el 煤nico lugar en el que los actos est谩n prohibidos.

La descentralizaci贸n marca la pauta

El caso de Madrid ha sido excepcional. Por lo general, las delegaciones del Gobierno en el resto de comunidades aut贸nomas se han mostrado favorables a mantener las convocatorias anunciadas por las comisiones feministas de cada lugar.

As铆, la delegada del Gobierno en Andaluc铆a, Sandra Garc铆a, afirmaba el pasado viernes que 芦hay que respetar un derecho fundamental禄, recordando que 芦ha habido 3.800 concentraciones en estado de alarma禄. Precisamente, este hecho ha sido uno de los que m谩s ha chocado al movimiento feminista tras la decisi贸n en Madrid; las manifestaciones del 8 de marzo no son las primeras que tienen lugar desde que comenz贸 la pandemia.

Es lo que destacaba la semana pasada la organizaci贸n Amnist铆a Internacional, desde donde consideran que la prohibici贸n general de todas las manifestaciones anunciadas por el 8-M en Madrid 芦viola el derecho de reuni贸n pac铆fica禄.

Tambi茅n la delegada del Gobierno en Valencia, Gloria Calero, se expresaba en la misma l铆nea sobre las acciones convocadas para esta jornada: 芦Si algo tiene el movimiento feminista es responsabilidad禄. Se refer铆a as铆 a que las concentraciones aprobadas han tenido en cuenta protocolos acordes a la situaci贸n sanitaria.

Por eso, uno de los ejes principales que han tenido en cuenta desde las organizaciones de ciudades y pueblos es la descentralizaci贸n, de manera que no se produzcan aglomeraciones. Este a帽o no habr谩 fotos a茅reas que muestren las principales calles de las ciudades espa帽olas repletas de personas y pancartas, pero los actos se suceder谩n igualmente con aforos reducidos y otras medidas para evitar el contagio.

Es la idea a la que apuntan, entre otros, desde el movimiento feminista de Galicia: 芦Este 8 de marzo, todos los lugares ser谩n la capital del feminismo禄.

En Guadalajara, donde hasta ahora se celebraba una 煤nica marcha, este a帽o se celebran cuatro concentraciones distintas. La restricci贸n de aforos tambi茅n es la norma este a帽o. En Santander, solo podr谩n acudir 300 personas para as铆 garantizar la distancia de seguridad. En Barcelona, quienes desean asistir deben registrarse previamente cubriendo hasta un total de 3.500 plazas. Tambi茅n habr谩 voluntarias encargadas de garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad.

Este a帽o, como ya ocurri贸 en 2020, no hay convocada una huelga feminista a nivel estatal.

Balcones y ventanas con pa帽uelos morados

A quienes prefieran no asistir a actos en las calles, los movimientos feministas de pueblos y ciudades recuerdan que pueden colocar pa帽uelos morados en ventanas y balcones.

Algunos lugares, de hecho, han optado por potenciar la reivindicaci贸n online, como Ibiza, donde, aunque se leer谩 un manifiesto en la calle, no hay convocatoria p煤blica y este ser谩 retransmitido en directo a trav茅s de redes sociales.

Enlace relacionado LaMarea.com (07/03/2021).




Fuente: Sasmadrid.org