June 14, 2021
De parte de Rojo Y Negro
230 puntos de vista


De las depuraciones profesionales del franquismo una de las m谩s intensas e implacables fue la que sufrieron los docentes. Se trat贸 de una purga ideol贸gica a gran escala, que dej贸 marcado al magisterio.

Lora Tamayo fue nombrado el 25 de noviembre de 1936 Comisario-Director del Instituto Murillo en sustituci贸n de Jos茅 S谩nchez Romero, destituido del cargo y suspendido de empleo y sueldo, al inicio del proceso depurador. La presidencia de las Comisiones Depuradoras del magisterio deb铆a recaer en el Director de los institutos de segunda ense帽anza de la capital de provincia. En esta presidencia sustituy贸 a Joaqu铆n S谩nchez P茅rez y fue el que la ejerci贸 durante m谩s tiempo, en un periodo de gran dureza represiva: maestros y profesores depurados, colegios e institutos clausurados. Un paso atr谩s gigantesco para la ense帽anza del pa铆s. Tras Lora Tamayo, ejerci贸 la presidencia de la Comisi贸n Depuradora sevillana Jos茅 Hern谩ndez Diaz. Su posici贸n de privilegio en el sistema educativo franquista, permiti贸 a Manuel Lora Tamayo quedar exento de la depuraci贸n, mientras sus compa帽eros de profesi贸n fueron obligados a pasar por semejante calvario.

Todos los ense帽antes deb铆an pasar por un expediente de depuraci贸n para mantener su puesto. Algo m谩s de un 13% de los maestros sevillanos sufrieron sanciones, algunos con la expulsi贸n del cuerpo, pero tambi茅n la menos grave de estas dejaba se帽alado al maestro. Se sancion贸 por motivos pol铆ticos, ideol贸gicos, de orientaci贸n pedag贸gica, por la conducta moral y por las creencias religiosas o hacia la religi贸n. El proceso carec铆a de garant铆as: las Comisiones y sus miembros podr铆an proponer sanci贸n “siempre que en conciencia crean acreedor a ella al encartado, aun en los casos en que por circunstancias especiales no haya en el expediente prueba bastante por escrito” (Circular de 28 de enero de 1937).

Desde el inicio del golpe militar, los docentes de izquierdas y republicanos sufrieron la represi贸n f铆sica llevada a cabo por los golpistas. Un m铆nimo de 30 maestros y maestras sevillanos fueron asesinados. Los presidentes de las Comisiones Depuradoras en absoluto desconoc铆an esta represi贸n. Basta citar el dram谩tico caso del maestro de Pruna Francisco L贸pez, fusilado en esta localidad, en septiembre de 1936, por aplicaci贸n del Bando de Guerra, nada m谩s regresar de su localidad de origen. Es probable, seg煤n fuentes orales, que algunos de sus alumnos presenciasen su muerte.

Pues bien, Manuel Lora Tamayo, como presidente de la Comisi贸n Depuradora del Magisterio, elev贸 a la superioridad que visto el expediente y “resultando de la informaci贸n que falleci贸 en los primeros d铆as del Glorioso Alzamiento, se eleva a V. E. a los efectos que estime oportunos” (1939). La decisi贸n fue que continuase tramit谩ndose el expediente de depuraci贸n, proponiendo la Comisi贸n Depuradora sevillana (19 de mayo de 1940) la sanci贸n de separaci贸n definitiva del servicio de Francisco Ruiz L贸pez).

En 1941, Lora Tamayo ya formaba parte del Consejo Nacional de Educaci贸n y en febrero de 1942 fue nombrado Vicerrector de la Universidad de Sevilla. Ese mismo a帽o es trasladado a la Universidad de Madrid, donde tambi茅n ocup贸 el cargo de Vicerrector (1944), en lugar, otra vez, de un profesor cesado, Julio Palacios, que lo hab铆a sido por haber firmado un manifiesto en favor de Juan de Borb贸n.

Estos son los hechos. Corresponde a los ciudadanos y sus representantes valorar si, en el contexto de una escuela democr谩tica, un colegio p煤blico de Sevilla deber铆a mantener el nombre de uno de los principales protagonistas del inicuo proceso de depuraci贸n y represi贸n de los maestros y maestras sevillanos.

Jos茅 Monta帽o Ortega, Sindicato de Ense帽anza de CGT de Sevilla

*Existen otros dos colegios con esta denominaci贸n en Andaluc铆a: uno p煤blico en Bonares y otro privado en Jerez.

Jerez




Fuente: Rojoynegro.info