July 13, 2021
De parte de SAS Madrid
259 puntos de vista


Científicos británicos han estudiado todas las muertes de menores de 18 años que hubo en Inglaterra en el primer año de pandemia.

– Sólo 25 fallecieron por covid, y la gran mayoría tenía alguna afección subyacente, sobre todo neurológica.

– La tasa de mortalidad por cada menor infectado, además, es bajísima, de 5 por cada 100.000: “Rara vez es mortal”.

Que el riesgo de covid en niños y jóvenes menores de 18 años es bajo es algo que hemos visto durante toda la pandemia. Enferman mucho menos que los adultos, y en los que lo hacen, rara vez se complica la infección. Ahora, un estudio de varias universidades británicas lo confirma con datos concretos de infectados y fallecidos. Han estudiado todos los fallecimientos de menores en el primer año de pandemia en ése país y han visto que sólo 25 murieron por la infección por SARS-CoV-2. Eso, en una población de 12 millones de menores en Inglaterra, supone una tasa de mortalidad de 2 por millón.

Pero además, si hablamos de tasa de mortalidad por infección, la que han visto en el estudio es bajísima también: de 5 por cada 100.000 (0,005%). Murieron 25 de los 469,982 menores infectados con SARS-CoV-2 en Inglaterra desde marzo de 2020 hasta febrero de 2021, que es el periodo estudiado. Eso quiere decir que “el 99.995% de los menores infectados se recuperan”. Su riesgo de muerte, concluyen los autores del estudio, es “extremadamente bajo”.

“Rara vez es mortal” en menores

El objetivo del estudio era cuantificar el riesgo de mortalidad por covid en los menores, y poder “diferenciar entre los que han muerto de SARS-CoV-2 y aquellos que han muerto por otra causa, pero coincidentemente, dieron positivo en la infección por covid”. Para ello, han hecho un seguimiento de todos los casos de menores de 18 años que murieron en Inglaterra entre marzo de 2020 y febrero de 2021.

Fallecieron 3.105 menores, por diversas causas. De ellos, 61 habían dado positivo en la prueba de covid. Pero sólo en 25 de los casos, la infección fue causa de la muerte. Los científicos concluyen que “el SARS-CoV-2 contribuyó al 0,8% de las 3.105 muertes de menores” durante ese primer año de pandemia. Sus datos confirman que la covid-19 “rara vez es mortal en niños y jóvenes menores de 18 años”.

La mayoría tenía alguna afección subyacente

Los investigadores han analizado las características de esos 25 fallecidos, y han visto que “la mayoría (19) tenía alguna comorbilidad subyacente, en particular neurodiscapacidad, o afecciones limitantes para la vida”. La afección más común fue la neurológica (13), presente en el 52% de los fallecidos. Sólo seis de los menores que fallecieron “no tenían ninguna afección registrada en los últimos cinco años”.

En el estudio han visto, además, otros datos de interés entre los fallecidos:

  • que “eran principalmente, mayores de 10 años” (el 72%)
  • que no hubo diferencias en la distribución entre sexos: 12 eran del género masculino, 13 del femenino
  • que los “de origen asiático o negro” fallecieron de covid en mayor proporción de lo que mueren por todas las demás causas
  • que en 22 de los 25 fallecidos la causa fue la infección aguda, y en los otros tres, el “síndrome multisistémico inflamatorio pediátrico”

Con estos datos en la mano, los investigadores aseguran que “el SARS-CoV-2 rara vez es mortal en menores”, y añaden algo importante: “incluso entre aquellos con comorbilidades subyacentes”.

El estudio cubre los datos registrados en Inglaterra hasta febrero de este año, es decir, antes de la irrupción de la variante delta. Pero una de las autoras, Elizabeth Whittaker, médico del Royal College of Paediatrics and Child Health e investigadora del Imperial College, tranquiliza al respecto. “Aunque estos datos cubren hasta febrero de 2021, la situación no ha cambiado con la variante Delta. Esperamos que estos datos sean tranquilizadores para los niños, los jóvenes y sus familias“, ha declarado a la BBC.

Enlace relacionado NiusDiario.es 12/07/2021.




Fuente: Sasmadrid.org