January 18, 2021
De parte de SAS Madrid
257 puntos de vista

Un trabajo liderado por el matem├ítico asturiano Juan Luis Fern├índez ha puesto de manifiesto la relaci├│n existente entre el fr├şo y la propagaci├│n del COVID-19. Bajo el t├ştulo ‘Estudio sobre la influencia de las variables clim├íticas en la influencia por COVID-19 en Espa├▒a’, Fern├índez junto a Jos├ę Mar├şa Loch├ę han relacionado los datos de infecci├│n de la primera y segunda ola en las 52 provincias espa├▒olas y las temperaturas m├şnimas y m├íximas.

“Observamos que hab├şa una correlaci├│n muy clara del n├║mero de infectados diarios y totales con la temperatura”, ha explicado en los micr├│fonos de la SER. De hecho, ha apuntado que “no es casualidad que en las zonas m├ís fr├şas de Espa├▒a haya una influencia decisiva en la propagaci├│n del contagio”. Es lo que estos expertos llaman una “correlaci├│n negativa; cuanto las temperaturas son m├ís bajas, aumenta el n├║mero de infectados. En Catalu├▒a se ve el efecto modulador del mar porque tiene un efecto t├ęrmico sobre las temperaturas. Lo que ocurre es que puede haber sitios donde cuando t├║ miras el n├║mero de infectados, tamb├ęn hay que tener en cuenta la movilidad”. Para ello, pone el ejemplo de Barcelona, “es una ciudad costera, si; pero tambi├ęn es una gran urbe con lo ah├ş los efectos son menores”.

┬┐C├│mo puede afectar esto a Asturias? “El clima es muy matem├ítico, no es aleatorio. Esta muy influenciado por la distancia al mar y la orografia”, ha explicado. Es decir, las m├íximas temperaturas se encuentran en invierno en las monta├▒as, las zonas con menos habitantes de la regi├│n mientras que en verano hay una “inversi├│n t├ęrmica” y eso se produce en zonas costeras. Esta particularidad hace que la primera ola y la segunda se estudien de manera diferente. “En el invierno la mayor bajada estar├şa en zonas menos pobladas con lo que el impacto ser├şa m├ís bien en la zona central. A nivel nacional por un grado de descenso de temperaturas y por cada mill├│n de habitantes, habr├şa una media de siete infectados m├ís diarios. Si lo trasladamos a Asturias hay que pensar en medio mill├│n de habitantes porque es la zona donde hay movilidad y una bajada de diez grados de temperatura con lo que podr├şa estar contribuyendo a unas 20-25 infecciones m├ís que sino hubiese esas condiciones. En verano ser├şa al contrario y las zonas m├ís susceptibles ser├şan las pobladas como Gij├│n o Avil├ęs y tendr├şa menos incidencia en el interior”, ha detallado.

En total, en un mes la cifra rondar├şa los 750 casos de m├ís por cada grado de bajada de temperatura. Fern├índez ha afirmado que en zonas como Burgos esto ser├şa m├ís evidente porque son zonas mesetarias y habla de la influencia del fr├şo en algunos pa├şses europeos. “El gran repunte de casos en la segunda ola de Alemania es, en parte, por la ola de fr├şo. Hay una correlaci├│n con las temperaturas muy evidente y tambi├ęn con la orograf├şa. En este caso lo que vemos en diferentes pa├şses es que los m├íximos de infecci├│n est├ín cerca de or├│genos. En Francia el mayor n├║mero de infectados, salvando Par├şs por la movilidad, est├ín en Grenoble cerca de los Alpes porque son zonas muy pobladas, con mucha movilidad y mucho fr├şo“.

Juan Luis Fern├índez, junto a Zulima Fern├índez o Gonzalo Alonso, han trabajado en pron├│sticos desde la primera ola, con un nivel de acierto que ha despertado el inter├ęs de otros puntos del mundo por sus predicciones. En la situaci├│n actual, cree que si Asturias se mantiene en el entorno de los 350 positivos diarios, “los modelos dicen que a mediados o finales de febrero estar├şa controlada y podr├şa ser considerado un cierto repunte de la segunda ola”. En cuanto al n├║mero total de infectados “ser├şa entre 25 y 40 veces con lo que estar├şamos entre 7.000 y 15.000. Otra ocsa es que se vaya a 500, 600 o 700 infectados; entonces nos mover├şamos en otros escenarios”, ha matizado. 

Elace relacionado CadeaSer.com (17/01/2021).




Fuente: Sasmadrid.org