July 21, 2022
De parte de SAS Madrid
149 puntos de vista

Un equipo de investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya y el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau revela la estrecha relaci贸n entre fatiga, depresi贸n, ansiedad y otros d茅ficits cognitivos en pacientes con secuelas.

Un equipo de investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona) ha revelado la estrecha relaci贸n entre fatiga, depresi贸n, ansiedad y otros d茅ficits cognitivos en pacientes con covid persistente. “La fatiga persistente es algo muy invalidante y limita mucho la calidad de vida de las personas. Si una persona padece fatiga por covid, es importante ir m谩s all谩 y ver qu茅 otros s铆ntomas o trastornos est谩n asociados con esta condici贸n”, seg煤n Marco Calabria, investigador principal del art铆culo

Fatiga, dificultad para respirar o disfunci贸n cognitiva, son los s铆ntomas m谩s comunes del covid persistente, seg煤n la definici贸n de la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS). Los s铆ntomas deben estar presentes al menos durante dos meses y tres meses posteriores al inicio de la enfermedad para que se consideren secuelas directas del coronavirus. Un estudio reciente con participaci贸n de la UOC -publicado en la revista cient铆fica Brain and Behavior- mostraba que la enfermedad genera un impacto generalizado en las habilidades de atenci贸n, las funciones ejecutivas, el aprendizaje y la memoria a largo plazo.

De hecho, explican desde la UOC, la literatura cient铆fica estima que entre el 9 % y el 49 % de los pacientes presentan fatiga cuatro semanas despu茅s del inicio de los s铆ntomas, e incluso, puede persistir durante un a帽o en, al menos, un tercio de los pacientes. Sin embargo, el hecho de si exist铆a o no una conexi贸n entre la fatiga y la ansiedad o la depresi贸n en los pacientes con covid persistente es algo que no se hab铆a estudiado

UNA RELACI脫N ESTRECHA

Ahora, la investigaci贸n de la Universitat Oberta de Catalunya, publicada en abierto en el Journal of Neurology, revela que la fatiga en los pacientes con postcovid est谩 relacionada con padecer ansiedad, depresi贸n y apat铆a. “La fatiga persistente es algo muy invalidante y limita mucho la calidad de vida de las personas. Si una persona padece fatiga por covid, es importante ir m谩s all谩 y ver qu茅 otros s铆ntomas o trastornos est谩n asociados con esta condici贸n”, seg煤n Marco Calabria, investigador principal del art铆culo, miembro del grupo Cognitive NeuroLab de la UOC y profesor de Estudios de Ciencias de la Salud.

Los cient铆ficos estudiaron a 136 pacientes con coronavirus aquejados de d茅ficits cognitivos ocho meses despu茅s de contraer el virus. Se encontraron que la fatiga est谩 asociada “con la atenci贸n sostenida, que usamos para desempe帽ar una tarea durante un tiempo largo y nos mantiene concentrados, as铆 como con las funciones ejecutivas, que nos permiten mantener la informaci贸n temporalmente almacenada para poder hacer tareas como calcular o reelaborar una frase que hemos o铆do”.

Conocido el nexo entre la fatiga y la depresi贸n, el investigador Marco Calabria subraya que “los cl铆nicos deber谩n explorar estos aspectos para orientar las pautas terap茅uticas”. Pero algo que no ha aclarado la investigaci贸n que lidera es la direcci贸n del efecto: “no est谩 claro si la fatiga es la que genera depresi贸n o a la inversa”, explica.

LOS EFECTOS DE LA PANDEMIA

La fatiga se caracteriza por un cansancio excesivo y debilidad f铆sica o cognitiva y muscular. Se ha asociado con condiciones m茅dicas como infecciones posvirales o enfermedades neurol贸gicas. Pero, aunque podr铆a dibujarse as铆 de una manera amplia, no existe una definici贸n universalmente aceptada de esta condici贸n cl铆nica, y el conocimiento que se tiene sobre su mecanismo patog茅nico subyacente es limitado, por lo que representa un desaf铆o cl铆nico para los expertos.

Otro reto para el equipo de cient铆ficos fue separar la fatiga postcovid del impacto vivido durante la pandemia. “La fatiga es un s铆ntoma relacionado con infecciones virales y esto nos indicaba que ser铆a uno de los posibles s铆ntomas de la infecci贸n por SARS-CoV-2”, explica Calabria, para quien es posible que, en las primeras olas de la pandemia, el aislamiento contribuyera a aumentar algunos s铆ntomas.

Sin embargo, algunas observaciones les indicaron que este no siempre es el caso: a muchas personas, la fatiga les impide volver a la vida que ten铆an antes; otras siguen padeciendo ese cansancio a pesar de que hayan podido volver a las condiciones pre-pandemia y, en el caso de la apat铆a asociada con el coronavirus, los investigadores pudieron comprobar que su prevalencia pasaba del 17 % antes de la infecci贸n al 62 % despu茅s de la infecci贸n.

MUCHAS PREGUNTAS SIN RESPONDER

Enlace relacionado ElPeri贸dico.com 20/07/2022.




Fuente: Sasmadrid.org