August 3, 2022
De parte de SAS Madrid
178 puntos de vista

Un acuerdo entre la Fiscal铆a, la v铆ctima y la defensa permitir谩 que un hombre que admiti贸 haber agredido sexualmente, amenazado y golpeado a una trabajadora a su cargo solo tenga que cumplir cinco a帽os de libertad vigilada, seg煤n una informaci贸n publicada hoy por el diario ‘El Pa铆s’.

Los hechos ocurrieron en la finca conocida como Los Chatos de Y茅char el 14 de mayo de 2019, dentro del t茅rmino municipal de Mula.

El agresor, murciano de 64 a帽os era el jefe de Covadonga, una jornalera paraguaya que trabajaba en la recogida de albaricoque. Lleg贸 por ella en una furgoneta y ante la extra帽eza de la mujer por su presencia all铆 le dijo: “C谩llate, si no quieres problemas conmigo, haz lo que yo te pida鈥, oblig谩ndola a realizarle una felaci贸n, la viol贸 y despu茅s la amenaz贸 con dejar sin trabajo, a ella y a sus “paisanos”, si contaba lo que hab铆a ocurrido.

A煤n as铆, ella denunci贸, y 茅l pas贸 medio a帽o en la c谩rcel, entre mayo y junio de 2019. Sin embargo, el fallo judicial por aquel delito, firmado en la Audiencia Provincial de Murcia el 3 de mayo de este a帽o, es el pago de las costas procesales 鈥攓ue el condenado entreg贸 a la v铆ctima antes del juicio, adem谩s de 6.000 euros en concepto de indemnizaci贸n por da帽os鈥, la prohibici贸n de acercarse a la v铆ctima, cinco a帽os de libertad vigilada en los que el condenado se compromete a no delinquir y cumplir con un programa de educaci贸n sexual.

Acuerdo de conformidad entre las partes

Todo debido al acuerdo de conformidad entre las partes, seg煤n se explica en la sentencia. Es decir, que Celso reconoci贸 el delito y las penas que tanto la Fiscal铆a como la acusaci贸n particular pidieron; como tambi茅n ha ocurrido en el caso de la violaci贸n de dos polic铆as a una mujer en Estepona. Un proceso que dej贸 鈥渁lucinada鈥 a la portavoz adjunta de Juezas y Jueces para la Democracia, Isabel Tobe帽a, que explica que aunque a veces sea 鈥渋ncomprensible鈥, estos acuerdos suceden. Aunque tambi茅n afirma que la Fiscal铆a no solo puede, sino que 鈥渢iene el deber鈥 de seguir con dicho proceso en estos casos, como recoge el propio C贸digo Penal.

La fiscal hab铆a solicitado solicit贸 para el acusado la pena “de dos a帽os de prisi贸n, accesoria, y prohibici贸n de aproximarse a su v铆ctima a menos de 500 metros de su domicilio, lugar de trabajo o cualquiera otro que ella frecuente, y de comunicarse con la misma en cualquier forma y medio de comunicaci贸n, inform谩tico, telem谩tico, contacto escrito, verbal o visual por tiempo de siete a帽os; y, por 煤ltimo, la medida libertad vigilada por plazo de cinco a帽os consistente en las citadas prohibiciones de aproximaci贸n y comunicaci贸n”.

Cuando la acusaci贸n particular “se adhiri贸 铆ntegramente a la calificaci贸n fiscal y precis贸 haber recibido con anterioridad al juicio la totalidad de la responsabilidad civil que reclamaba, ascendente a 6.000 euros, y las costas procesales”, no se “consider贸 necesaria la continuaci贸n del juicio, por lo que se declar贸 visto para sentencia por estricta conformidad de las partes”. Y as铆, un delito de violaci贸n se salda con unos cuantos miles de euros y un curso de educaci贸n sexual.

Enlace relacionado CadenaSer.com (03/08/2022).




Fuente: Sasmadrid.org