January 21, 2022
De parte de La Haine
169 puntos de vista

Según todos los indicios, el carro bomba fue colocado por paramilitares derechistas colombianos, normalmente al servicio de terratenientes y narcotraficantes

La noche del 19 de enero de 2022, la sede de las organizaciones del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia, en Saravena (Departamento de Arauca), fue atacada con un carro bomba, causando la muerte de una persona, cuatro activistas heridos y gran dolor. Los mecanismos de alerta y protección del propio Movimiento evitaron un desastre mayor.

Según todos los indicios, el carro bomba fue colocado por paramilitares derechistas, normalmente al servicio de terratenientes y narcotraficantes, y que son los que provocan las recurrentes masacres de líderes sociales en toda Colombia.

A las sospechas se suma el hecho de que aparentemente tenían zona liberada, es decir quer la policía tenía instrucciones de no intervenir hasta varios minutos después del ataque, lo que permitió que los terroristas huyeran sin problemas. A su vez el narcorégimen del presidente Duque, siguiendo las últimas tendencias en materia de ‘fake news’, acusó del ataque -sin pruebas- a las guerrillas de izquierda.

Esta foto distribuida por la Organización Social de Arauca muestra una vista general del edificio destruido por la explosión de un coche bomba paramilitar.

Piden protección

El movimiento social y de DDHH al que pertenecen los activistas, blanco del ataque, pidió protección de las autoridades.”Exigimos a las autoridades actuar de manera inmediata para dar con los responsables de dicho atentado y tomar las medidas máximas de protección y prevención para que estos hechos no se vuelvan a presentar”, afirmó en un comunicado el Congreso de los Pueblos en el Centro Oriente.

Los heridos hacían parte de las organizaciones que componen el movimiento, quienes “fueron llevados de urgencia a los centros de salud más cercanos”, puntualizó el texto.

De acuerdo con el independiente Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), 172 líderes sociales fueron asesinados en 2021 en el país. Indepaz, centro de pensamiento que lleva un conteo de los actos violentos relacionados con el conflicto armado, registró 1.286 defensores de DDHH muertos desde la firma de la paz.

Comunicado

El Movimiento social y popular Congreso de los Pueblos publicó el siguiente comunicado en repulsa del atentado (al momento de publicar el comunicado todavía no se conocía el fallecimiento de un guardia de seguridad):




Fuente: Lahaine.org