September 14, 2022
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
226 puntos de vista

Reescriben ’Alcarràs’ desde el ministerio de Defensa español y los pillan

Después de la selección a los Oscar de la película que lleva el nombre de este municipio de Lleida han querido borrar el 1-O

Guillem RS

La película de Carla Simón que narra la vida en Alcarràs, un pueblo de Lleida que entre melocotoneros y placas solares intenta salir adelante, será la representante española a los Oscar. Que esta película, que ya ha tenido recorrido internacional, dé ahora el salto a los Estados Unidos ha hecho encender todas las alarmas en el Estado español, que han visto como el relato del filme, y sobre todo, su contexto, les podrían hacer sacar los colores. Para evitarlo, han optado por la forma más española posible: reescribir la historia. Pero han tenido mala suerte. En un mundo donde todo está vigilado, los han pillado. El ridículo español con Alcarràs, al descubierto.

Cambian la historia para esconder el 1-0

Después de saberse que la película sería la candidata española a la elección que tendrá que hacer el jurado de los premios de cine más internacionales, desde el ministerio de Defensa español han entrado a la página de la Wikipedia donde habla del pueblo que da nombre al filme y han visto que, en su versión en catalán, explicaba que fue uno de los municipios dónde la Guardia Civil y la Policía Nacional cargaron contra ciudadanos para intentar evitar el referéndum del Primero de Octubre de 2017. Que el nombre de Alcarràs coja renombre internacional seguro que llevaría a mucha gente a la entrada del pueblo en la Wikipedia para saber qué quiere decir el título del filme de Simón. Pegar a sus conciudadanos no parece una buena carta de presentación en el mundo para un país.

Para evitarlo, desde una IP asociada a uno de los terminales del ministerio de Defensa español, de una suyo que tienen en Segovia, han reescrito la entrada para cambiar el párrafo donde se hablaba del 1 de octubre del 2017 y han borrado donde detallaba las cargas de la policía y lo han dejado en únicamente una de las palabras preferidas de los españoles: “ilegal”.

La operación podría haber salido bien para los intereses de España de esconder la verdad, pero les han pillado. Una cuenta automática de Twitter analiza todos los cambios que se hacen desde IPs -la matrícula de las conexiones en internet- oficiales ha detectado el cambio y ha asociado el número desde donde se ha hecho el cambio con uno de los ordenadores destinados al ministerio de Defensa. Rápidamente, la comunidad de Wikipedia ha detectado también el cambio y lo ha revertido. Los cambios se han hecho en las entradas del municipio en los dos idiomas, en catalán y castellano.

Como los cambios se han hecho de manera torpe, y como uno de los principios básicos de esta enciclopedia digital, libre y de autoconstrucción, se pueden revertir. El especialista en narrativa digital y nuevas tecnologías, Josep M. Ganyet, ha explicado a Twitter cómo se puede evitar, si lo vuelven a hacer, que los cambios queden guardados: “Nunca que lo vuelvan a hacer, solamente tenéis que clicar en ’Muestra el historial’, en la página de Alcarràs, encontrar la edición en cuestión y después cliquear a ’deshiciera’”.

De momento, hasta que desde el ministerio de Defensa español vuelvan a tener una idea parecida, las dos entradas de Alcarràs ya vuelven a estar como antes de esta intromisión hecha desde ordenadores oficiales (y pagados con el dinero de todos).

Fuente: https://www.elnacional.cat/es/socie…




Fuente: Grupotortuga.com