January 23, 2021
De parte de SAS Madrid
710 puntos de vista

Los expertos consultados por infoLibre consideran que es responsabilidad auton贸mica vigilar, investigar y sancionar ejemplarmente: solo se trata de comprobar el registro de vacunados para identificar qui茅n se ha saltado la cola.

– El plan de vacunaci贸n consensuado entre Sanidad y comunidades aut贸nomas ha sido actualizado para detallar a煤n m谩s los grupos de riesgo y pedir “solidaridad” ante el abuso de poder.

– Otros epidemi贸logos temen que las regiones sean juez y parte: responsables de vigilar el cumplimiento pero deseosas de ganar la carrera de la vacuna.

Salvando la distancia, la aparici贸n de pol铆ticos, altos cargos y centros que deciden saltarse el protocolo de vacunaci贸n contra el covid-19 se parece a las primeras semanas de transmisi贸n del virus en Espa帽a. Empezaron siendo casos aislados y, con el paso de los d铆as, los casos fueron acumul谩ndose en todo el territorio. Este viernes ya empieza a ser dif铆cil seguir la cuenta. Los 煤ltimos con relevancia nacional han sido el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, el general Miguel 脕ngel Villarroya, y otros cargos de la c煤pula militar. La ministra Margarita Robles ya ha pedido un informe. Dos consejeros auton贸micos de Salud han sido pillados, el de Murcia y el de Ceuta, junto a t茅cnicos y otros trabajadores de sus departamentos. Seg煤n la recopilaci贸n de Europa Press, once alcaldes, siete concejales y dos directores de hospital en Euskadi tambi茅n se han inmunizado antes de su turno. La acumulaci贸n de casos sobrepasa la an茅cdota. 驴Qu茅 est谩 pasando? 驴Qu茅 podemos hacer para evitarlo? Los expertos en Salud P煤blica coinciden en pedir a las autonom铆as m谩s supervisi贸n, investigaciones serias de los incidentes y sanciones r谩pidas y p煤blicas para que cunda el ejemplo. Muchos lo denominan “picaresca espa帽ola”; para otros es m谩s bien corrupci贸n y abuso de poder. 

El Ministerio de Sanidad no va a tomar medidas adicionales para hacer respetar el protocolo aprobado en el Consejo Interterritorial por el propio Gobierno y las autonom铆as. As铆 lo aseguran fuentes del departamento de Salvador Illa: la responsabilidad de cumplir un documento tambi茅n firmado por ellos es de las propias regiones, que son las que ejecutan la estrategia. Son las responsables de garantizar que la priorizaci贸n se cumple. Las mismas fuentes apuntan a que las autoridades sanitarias auton贸micas est谩n obligadas a llevar un registro en el que debe figurar el motivo por el que se vacuna a cada persona que recibe el pinchazo. En declaraciones a El Pa铆s, responsables de la Comunitat Valenciana, La Rioja, Andaluc铆a y Euskadi aseguran que hay que cruzar dos bases de datos: las de ese registro junto a la lista de personas que deben vacunarse en estos momentos.

El ex secretario general de Sanidad y profesor de la Escuela Andaluza de Salud P煤blica Jos茅 Mart铆nez Olmos est谩 de acuerdo con Sanidad: “El protocolo era claro con respecto a los grupos prioritarios”. Para el especialista, es clara responsabilidad de las autonom铆as: ante una “irregularidad administrativa”, se debe “abrir un expediente para determinar responsabilidades y sancionar a los altos cargos”, un procedimiento habitual y com煤n a todo el territorio nacional. Sin llegar a conclusiones precipitadas ni utilizar el populismo punitivo sobre qu茅 debe hacerse: ser谩 labor del instructor de cada expediente, o del comit茅 evaluador, determinar las responsabilidades, teniendo en cuenta que no es lo mismo un consejero que decide vacunarse porque se considera a s铆 mismo “esencial” que un hospital que reparte la primera dosis entre todos los trabajadores. 

Para el epidemi贸logo y exdirector de Acci贸n Sanitaria en Situaciones de Crisis de la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) Daniel L贸pez Acu帽a s铆 que hay margen para afinar el protocolo, aunque la responsabilidad de identificar y reprender a los infractores sigue recayendo en las autonom铆as. “Deben hacerse protocolos m谩s expl铆citos de lo que ya es el plan de vacunaci贸n para decir qu茅 entra y c贸mo no debe saltarse el orden. No quiero decir que no est茅n definidas las prioridades, pero en los ordenamientos jur铆dicos hay que ser expl铆citos. Hay espacios para que se mejore la definici贸n, con toda claridad, de qui茅nes entran y qui茅nes no entran“. Pide m谩s contundencia a las autonom铆as: “Si no hay una adecuada supervisi贸n, es una responsabilidad administrativa de cada comunidad aut贸noma. Lo tienen que asumir, y tienen que emitir comunicaciones, instrucciones y normativas que planteen con toda claridad que estas prioridades tienen que ser seguidas a rajatabla y que no hay espacios de excepci贸n que puedan ser v谩lidos”. 

El epidemi贸logo de la Agencia de Salud P煤blica de Catalu帽a Joan Cayl谩 cree que las sanciones, una vez finalicen los procedimientos, deben ser “p煤blicas y r谩pidas”, para que cunda el ejemplo y se eviten tentaciones de saltarse la cola. “En el fondo estamos aprendiendo sobre la marcha, pero los errores hay que corregirlos para que no se repitan. Si corresponde una sanci贸n, debe aplicarse, pero r谩pidamente, para que todo el mundo tenga constancia.

Lo cierto es que Sanidad, con la aprobaci贸n del Consejo Interterritorial, ya ha recogido una de las propuestas de L贸pez Acu帽a: dejar m谩s claro a煤n qui茅n debe vacunarse durante la primera fase. Este jueves se public贸 la actualizaci贸n de la Estrategia de vacunaci贸n frente al COVID-19 en Espa帽a, que adem谩s de detallar que a partir de marzo ser谩 el turno de los mayores de 80 a帽os, detalla qui茅n forma parte exactamente del grupo al que se agarr贸 el consejero murciano para justificar su inmunizaci贸n: el 3, “otro personal sanitario y sociosanitario”. “Se priorizar谩 al del 谩mbito hospitalario y de Atenci贸n Primaria no considerado de primera l铆nea. Tambi茅n se vacunar谩 al personal de Odontolog铆a, higiene dental y otro personal sanitario que atiende a pacientes sin mascarilla durante m谩s de 15 minutos”, asegura el Ministerio. Ni militares, ni alcaldes, ni altos cargos auton贸micos, ni sus t茅cnicos. 

La propia estrategia manda mensajes en defensa de la priorizaci贸n acordada, vistos los esc谩ndalos de los 煤ltimos d铆as. Pide evitar carreras: “Lo importante no es el n煤mero de vacunas administradas por comunidades aut贸nomas, sino respetar los grupos priorizados (…). Son muchas las circunstancias que explican y justifican la diferencia de porcentajes en la administraci贸n de vacunas entre comunidades aut贸nomas. Por supuesto, son deseables y necesarias todas las sugerencias y aun denuncias que contribuyan a hacer bien este trabajo tan cr铆tico para nuestra salud. Pero en todo caso, deber铆an hacerse sobre evidencias contrastadas y desde la presunci贸n de la m谩xima profesionalidad de quienes tienen en sus manos en estos momentos esa responsabilidad”. A帽aden: “Debe exigirse mantener no solo la confianza sino tambi茅n la solidaridad y entender que en el contexto epidemiol贸gico actual todos los esfuerzos deben centrarse en aquellos que pueden ver m谩s afectada su salud o, incluso, perder la vida por causa de contraer el virus y desarrollar la enfermedad”.

驴Qu茅 est谩n haciendo las autonom铆as?

La Comunitat Valenciana es una de las que han puesto m谩s empe帽o en perseguir estas irregularidades. Al menos, de puertas para afuera. Ha modificado su protocolo para dejar claro que, en caso de dosis sobrantes por un fallo en el c谩lculo o una baja de 煤ltima hora, se buscar谩 a una persona de la tercera edad para inocular el producto, no a un pol铆tico. La administraci贸n sanitaria regional ha identificado 180 casos de vacunas inyectadas a quien no deb铆an. Y, en contra del criterio del director del Centro de Coordinaci贸n de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Sim贸n, sostiene que no pondr谩 la segunda dosis a estas personas, tras una orden del presidente Ximo Puig. Muchos epidemi贸logos piensan que no es la manera de castigar estas conductas: la primera dosis se pierde y no se debe perder de vista el objetivo final, vacunarlos a todos

Otras aseguran, como la Comunidad de Madrid, que no han detectado brechas significativas en el protocolo. Sin embargo, infoLibre pudo constatar que todos los trabajadores del hospital 12 de Octubre han sido vacunados, pertenecieran o no a la primera l铆nea de la lucha contra el covid, como indica el plan para esta primera fase. El Hospital Cl铆nico reconoci贸 que inmuniz贸 con la primera dosis a 600 vacunados. Otras denuncias afectan al Gregorio Mara帽贸n o al hospital de Getafe. Ninguno de los centros ha puntualizado de d贸nde vino la orden para no seguir la prioridad establecida. El epidemi贸logo Jos茅 Tuells explic贸 a este peri贸dico que sospecha que muchas regiones pueden caer en la tentaci贸n de esquivar los acuerdos del Consejo Interterritorial para coger ventaja en la carrera para gastar cuantos m谩s viales mejor. “Se ha optado por la soluci贸n f谩cil”, criticaba: pinchar a muchas personas en un solo edificio, en vez de optar por lo m谩s correcto y complicado: ir de residencia en residencia, identificar y visitar uno por uno a los grandes dependientes que necesitan cuanto antes una protecci贸n contra el covid. “Se ha roto un consenso, que era el de vacunar en primer lugar a los de primera fila”, declar贸 el coordinador de Vacunas de la Sociedad Espa帽ola de Salud P煤blica (Sespas). 

Ciudadanos ha optado por pedir m谩s centralizaci贸n: el partido naranja ha propuesto en el Congreso que el Gobierno establezca un registro nacional de las personas que se han vacunado contra el coronavirus y que todos los partidos se comprometan a pedir la dimisi贸n o a destituir a aquellos cargos p煤blicos que se vacunen antes de que les toque su ritmo, seg煤n los protocolos establecidos. 

Otros problemas de gesti贸n

La Comunidad de Madrid anunci贸 este jueves que dejar铆a de vacunar a los sanitarios de primera l铆nea dado que, asegura el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el Gobierno central les discrimina y les manda menos viales de los acordados previamente. La realidad es que tanto Madrid como Euskadi, que tambi茅n ha lamentado el criterio, est谩n a la cola en ritmo de vacunaci贸n, y el Ejecutivo quiere premiar a las m谩s eficaces. Argumentan sendos Gobiernos regionales que est谩n siendo castigados por ser previsores, por guardarse segundas dosis en la rec谩mara por si hay problemas de discriminaci贸n y se imposibilita la inmunidad completa de los que recibieron la primera dosis. Sin embargo, las cifras son tozudas: a Madrid le quedan algo m谩s del 10% de las vacunas que recibi贸, por lo que sus reservas no ser铆an suficientes para lo que pretende. 

Para Mart铆nez Olmos, los argumentos de Madrid no tienen sentido. “Las comunidades aut贸nomas saben anticipadamente cada semana cu谩ntas dosis van a recibir del Gobierno. Ya saben de cu谩ntas van a disponer. No justificar铆a la suspensi贸n de vacunaci贸n de algunos grupos de riesgo”. Este viernes, ni tan siquiera el 1% de los espa帽oles hab铆a recibido a煤n una inmunizaci贸n completa contra el covid. El camino hacia la inmunidad de grupo va a ser largo y, vistos los 煤ltimos acontecimientos, tortuoso. 

Enlace relacionado InfoLibre.es 23/01/2021.




Fuente: Sasmadrid.org