October 28, 2022
De parte de Nodo50
2,499 puntos de vista

El fin de semana del 8 y 9 de octubre de 2022 Vox convoc贸 a sus militantes y simpatizantes a un acto en Madrid. Llevaba por t铆tulo Viva 22. La historia que hicimos juntos. La formaci贸n soberanista dispuso un total de 52 carpas, una por provincia y/o ciudad aut贸noma. Cada carpa expon铆a la aportaci贸n a la historia de Espa帽a de su personaje apadrinado, que en siete casos se trataba de mujeres. El conjunto ofrec铆a una panor谩mica de 鈥渓os albaceas de una estirpe imperecedera de descubridores, literatos, guerreros, cient铆ficos y de artistas sin parang贸n鈥. Abarcaban desde Alfonso VIII a Paco de Luc铆a, desde el siglo XII hasta anteayer. Algunos de los personajes hist贸ricos incluidos en el elenco se revolver铆an en sus tumbas ante el ejercicio de vampirizaci贸n de sus figuras y legados. 

Los medios de comunicaci贸n se hicieron amplio eco de lo all铆 acontecido. En general, fueron destacados dos aspectos. Primero, la escenificaci贸n teatral de los momentos estelares de la historia de Espa帽a y de su contribuci贸n a la civilizaci贸n occidental. No es nada novedoso; Vox viene insistiendo desde sus primeros balbuceos en vindicar el pasado espa帽ol y revalorizar el orgullo de ser espa帽ol. La historia configura, para Vox y el resto de formaciones hom贸logas europeas, un espacio de singular relevancia en su particular guerra cultural por reordenar la identidad nacional. Todas ellas coinciden en destacar los episodios gloriosos de sus respectivas historias nacionales y en camuflar o relativizar aquellos m谩s problem谩ticos (la Guerra Civil, el nacionalsocialismo en Alemania o Austria, el r茅gimen de Vichy en Francia). Lo visto y o铆do durante ese fin de semana iba en serio. Auxiliados por v铆deos intercalados en la representaci贸n, en el curso de la teatralizaci贸n un abuelo iba aleccionando a su nieto en sucesi贸n cronol贸gica acerca de espa帽oles ilustres que protagonizaron descubrimientos y libraron guerras (con la Reconquista en primer plano), que efectuaron aportaciones universales a la literatura y el arte, y que impulsaron decisivamente la ciencia y la tecnolog铆a. 鈥溌縌u茅 le debe el mundo a Espa帽a?鈥, se pregunt贸 la voz en off del v铆deo cuando se adentr贸 en el cap铆tulo de la ciencia, dejando adivinar la respuesta. Despu茅s de ofrecer una relaci贸n de inventos e innovaciones (entre los que figuraban el futbol铆n, el chupa-chups, la guitarra espa帽ola y la jeringuilla desechable), el narrador resumi贸 hiperb贸lico que 鈥淭odo鈥. 

La cobertura medi谩tica destac贸 en segundo lugar los apoyos internacionales que Vox recab贸 de formaciones afines. Algunos l铆deres les avalaron con su presencia, como Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco. Santiago Abascal le agradeci贸 la deferencia con una confesi贸n que encierra un programa: si no fuera espa帽ol, sostuvo, le gustar铆a ser polaco. Otros l铆deres nacionalpopulistas enviaron mensajes de apoyo, entre los que destacaron Georgia Meloni, Viktor Orb谩n y Donald Trump. Si significativas fueron las presencias, no menos lo fueron las ausencias. No hubo en Madrid ni rastro de formaciones ultranacionalistas del norte de Europa, m谩s liberales en cuestiones de familia y de g茅nero, ni tampoco de Francia, donde la principal formaci贸n pol铆tica de ese espacio, la Agrupaci贸n Nacional de Marine Le Pen, postula un Estado de Bienestar robusto para 鈥渘ativos鈥 que poco tiene que ver con la propuesta neoliberal en econom铆a de Vox. 

No hubo en Madrid ni rastro de formaciones ultranacionalistas del norte de Europa, m谩s liberales en cuestiones de familia y de g茅nero, ni tampoco de Francia

Menos atenci贸n recibi贸 en la opini贸n publicada un tercer aspecto que, por lo que de innovaci贸n doctrinal representa, fue sin duda el de mayor alcance de las jornadas. De forma paralela a la oficializaci贸n de una lectura del pasado cuestionada por la historiograf铆a m谩s solvente, Vox present贸 el manifiesto Espa帽a decide. Es un documento llamado a ser su 鈥済u铆a pol铆tica鈥 para 鈥渞ecuperar nuestra democracia de la mano de la partitocracia [鈥 que ha traicionado al pueblo y tambi茅n al parlamentarismo鈥. Aunque en el redactado no figura en ning煤n momento el t茅rmino 鈥渞efer茅ndum鈥, a ese mecanismo se refieren cuando exigen consultas a la ciudadan铆a y se remiten a la Constituci贸n, que en su art铆culo 92 contempla la posibilidad de celebrar refer茅ndums consultivos sobre pol铆ticas p煤blicas de especial trascendencia. Entre las cuestiones que Vox considera deber铆an someterse al voto popular destacan la inmigraci贸n, la educaci贸n, las leyes de violencia de g茅nero, la ilegalizaci贸n de partidos independentistas y la subvenci贸n a partidos pol铆ticos (y, en vena populista, as铆 鈥渁cabar con la fiesta de los poderosos鈥), sindicatos o patronales. Al final, sostienen, se trata de que el pueblo espa帽ol recupere su soberan铆a. 

El documento supone una puesta al d铆a de Vox con respecto a sus correligionarios del resto de Europa, porque lo cierto es que Vox constitu铆a una aut茅ntica anomal铆a entre los partidos ultranacionalistas. Inspirados por el modelo suizo, formaciones como Alternativa por Alemania (AfD), Agrupaci贸n Nacional, Reconquista de 脡ric Zemmour o el Partido de la Libertad de Austria hacen bandera en sus ofertas program谩ticas y electorales de la defensa de la consulta directa al pueblo, al titular de la soberan铆a nacional. All铆 donde los nacionalpopulistas gobiernan en solitario, como en Hungr铆a, se estilan refer茅ndums como el que se celebr贸 en abril de 2022 sobre ense帽anza de contenidos LGTB en el 谩mbito educativo.

Dos de las 22 medidas que recog铆a el programa presidencial de Le Pen en 2022 guardaban una estrecha relaci贸n con la democracia directa

Durante las 煤ltimas d茅cadas viene siendo una constante de la derecha radical europea la vindicaci贸n de la democracia directa. No por casualidad entre 2009 y 2019 uno de los grupos pol铆ticos del Parlamento europeo se denomin贸 Europa de la libertad y de la democracia directa. A lo largo de sus dos periodos legislativos de existencia cobij贸 a partidos como la Liga Norte italiana, el Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), la AfD y el Movimiento Cinco Estrellas italiano, entre otros. Estos y otros partidos nacionalpopulistas no han renunciado a la propuesta de generalizar la convocatoria del 鈥減ueblo鈥 a refer茅ndums. Un ejemplo elocuente lo tenemos en Alemania. Durante el periodo electoral de las elecciones al Bundestag celebradas en 2021 la cadena p煤blica de televisi贸n ZDF emiti贸 una serie de entrevistas con los candidatos a la canciller铆a. Nada anormal en sistemas pol铆ticos liberales que conceden valor al debate en una esfera p煤blica abierta y plural.

Lo singular del caso era que las entrevistas estaban conducidas por escolares. En el turno de Tino Chrupalla, cabeza de cartel de la AfD junto con su correligionaria Alice Weidel (que es abiertamente homosexual y vive con su pareja de origen asi谩tico y dos hijos adoptivos), un chaval con notable talento period铆stico le inquiri贸 sobre la primera medida que adoptar铆a su partido en caso de alcanzar el gobierno. Su respuesta: implementar refer茅ndums populares. No estaba improvisando. El primer cap铆tulo del 鈥淧rograma por Alemania鈥 de su partido, aprobado en Stuttgart en 2016, lleva el t铆tulo de 鈥淧lebiscitos seg煤n el modelo suizo鈥. Para ellos es una cuesti贸n blindada e irrenunciable.

Vox nunca hab铆a prestado atenci贸n en sus programas a la democracia directa y a los refer茅ndums como atajo para recortar los tiempos en la toma de decisiones

Similar es el caso del nacionalpopulismo franc茅s. En 2017 Marine Le Pen concurri贸 a las elecciones presidenciales con un programa que reivindicaba implantar una 鈥渞evoluci贸n de la proximidad.鈥 Inclu铆a, entre otros pilares, la b煤squeda de la 鈥減roximidad democr谩tica鈥, por la que entend铆a que 鈥渓as decisiones sean tomadas lo m谩s cerca posible de los ciudadanos y directamente controladas por ellos鈥. La propuesta se sustanciaba, por ejemplo, en la implementaci贸n de un 鈥渧erdadero refer茅ndum de iniciativa popular鈥, para empezar uno que sometiese a votaci贸n la pertenencia de Francia a la Uni贸n Europea. La centralidad program谩tica y pol铆tica de la democracia directa en Agrupaci贸n Nacional no se ha visto mermada con el paso del tiempo. Dos de las 22 medidas que recog铆a el programa presidencial de Le Pen en 2022 guardaban una estrecha relaci贸n con la democracia directa. Una medida, precisamente la que abr铆a el programa, abogaba por 鈥渄etener la inmigraci贸n incontrolada鈥 mediante refer茅ndum; otra propon铆a 鈥渋nstaurar el refer茅ndum de iniciativa ciudadana鈥.

Sin abandonar el pa铆s vecino, la candidatura de Zemmour a las elecciones presidenciales de 2022 no mostraba diferencia alguna con respecto a su contrincante en el mismo espacio pol铆tico. El programa de su plataforma Reconquista promet铆a 鈥渄evolver la palabra al pueblo mediante el refer茅ndum鈥. Gracias a 茅l 鈥渓a soberan铆a del pueblo pondr谩 fin a este triste periodo en el que la inmigraci贸n masiva ha sido impuesta a los franceses鈥. Por acabar este recorrido por los partidos nacionalpopulistas que abrazan la democracia directa, el Partido de la Libertad de Austria aboga asimismo en su programa y en otros documentos por avanzar en la democracia directa: 鈥淩esulta necesario dar a los ciudadanos la posibilidad de decidir seg煤n el modelo suizo sobre las opciones estrat茅gicas de futuro m谩s all谩 de las inercias del establishment pol铆tico鈥.

Vox nunca hab铆a prestado atenci贸n en sus programas a la democracia directa y a los refer茅ndums como atajo para recortar los tiempos en la toma de decisiones. Hace tiempo que el resto de formaciones hom贸logas hab铆an incorporado a sus ofertas este corolario l贸gico de sus premisas. El acto del pasado octubre puso punto final a esta excepcionalidad de Vox, y lo alinea con el resto de formaciones populistas de derechas de nuestro espacio geopol铆tico. No nos extra帽emos si a partir de ahora a Vox le da por vindicar la Atenas cl谩sica, con la puesta al d铆a que requerir铆a proscribir a los metecos y 鈥渆sclavos鈥 de hoy del 谩mbito de obligaci贸n moral y pol铆tico. 

——————

Jes煤s Casquete es doctor en Sociolog铆a y doctor en Historia, y profesor de Historia del Pensamiento Pol铆tico en la Universidad del Pa铆s Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea. Es autor de Nazis a pie de calle. Una historia de la SA en la Rep煤blica de Weimar (Alianza, 2017) y de El culto a los m谩rtires nazis (Alianza, 2020). Actualmente investiga sobre nacionalpopulismos en Europa.

El fin de semana del 8 y 9 de octubre de 2022 Vox convoc贸 a sus militantes y simpatizantes a un acto en Madrid. Llevaba por t铆tulo Viva 22. La historia que hicimos juntos. La formaci贸n soberanista dispuso un total de 52 carpas, una por provincia y/o ciudad aut贸noma. Cada carpa expon铆a la aportaci贸n a la…

Este art铆culo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aqu铆



Fuente: Ctxt.es