April 15, 2021
De parte de ANRed
206 puntos de vista


Una de las frases más sentidas y repetidas en los cortes de ruta en Neuquén que cumplirán una semana en más de un mes de paro y estado asambleario del sector trabajador de salud pública de la provincia. En la conferencia de prensa de este martes, el gobierno Omar Gutiérrez afirmó con palabras contundentes (aunque con tono quejumbroso) que “los trabajadores de la salud pidieron ser escuchados y con esta oferta ya fueron reconocidos”. Lecturas tan contrapuestas dejan sin aire a la mediación iniciada por el Ministerio Público Fiscal el sábado pasado. Por Leandro Rodríguez

El ofrecimiento del gobierno de Neuquén a los trabajadores de la salud de un bono 10.000 en tres cuotas fue rechazado casi unánimemente en las asambleas que se extienden a lo largo y ancho de las rutas de la provincia, con epicentro en la zona petrolera y gasífera de Vaca Muerta. La hegemonía del Movimiento Popular Neuquino (MPN) se agrieta de una forma que recuerda al nacimiento del movimiento piquetero allá por 1996 en Cutral Co, la patria chica de Felipe Sapag.

“Una burla más”, una de las frases más sentidas y repetidas en los cortes de ruta que ya van a cumplir la primera semana en pie de manera ininterrumpida. En la conferencia de prensa de este martes, el gobierno neuquino afirmó con palabras contundentes (aunque con tono quejumbroso) que “los trabajadores de la salud pidieron ser escuchados y con esta oferta ya fueron reconocidos”. Lecturas tan contrapuestas dejan sin aire a la mediación iniciada por el Ministerio Público Fiscal el sábado pasado (quien tenía algunos sucesos en su haber, como en el caso de la lucha de los mineros de Andacollo en el noroeste neuquino, el año pasado, también en pandemia).

Las posturas de ambas partes terminaron de endurecerse, en el caso de los trabajadores de la salud con el aditamento de la indignación ante lo que consideran entre una falta de respeto y reconocimiento, hasta una manipulación e intento de estigmatización contra ellos de parte del gobierno.

Los cortes de ruta se van haciendo cada vez más compactos y menos intermitentes, en cerca de veinte puntos de la provincia. En todos ellos abunda el apoyo y la simpatía social de parte de los vecinos y pobladores, incluso de comunidades mapuche, además del histórico respaldo de parte de las frondosas y bien estructuradas organizaciones populares de la provincia.

En cuanto a dos batallones pesados del movimiento obrero como lo son los petroleros y los camioneros, más los sectores más numerosos de estatales y docentes, parece darse un corte totalmente “horizontal”. Mientras casi todas las cúpulas no sólo no respaldan la huelga, sino que incluso la atacan abiertamente. El líder de ATE Neuquén, Quintriqueo, de la línea “verde y blanca” alineada con el kirchnerismo nacional, llega a considerar que debe ser reprimida en defensa de la institucionalidad vigente, para que no vuelva el caos y la anarquía, obligando a firmar esa declaración a todos los delegados seccionales, lo que fue denunciado por algunos de ellos. También atacan la huelga el líder petrolero y massista “caballo” Pereyra y eluden posicionarse los kirchneristas máximos dirigentes de ATEN provincial.

Pancarta de Trabajadorxs Autocovocadxs de Salud del Hospital Provincial de Neuquén Castro Rendón

Pese al duro posicionamiento de los máximos líderes sindicales, en las rutas y en las calles neuquinas se observa una masiva participación de los trabajadores de salud y un masivo apoyo de docentes y las direcciones seccionales abiertas a la democracia de base, así como el apoyo activo de diversos movimientos de desocupados combativos. Pero lo más llamativo es que, sin que haya dejado de haber escaramuzas de trabajadores contra trabajadores, la mayor parte de petroleros y camioneros aparecen acercándose a los trabajadores de la salud, pese al importante desgaste físico y monetario que les provoca diariamente el estar varados en las rutas. La carta de Pablo Moyano en favor de la huelga de la salud es un símbolo de lo que ha crecido esta corriente de simpatía.

El desabastecimiento

La batalla por la opinión pública está siendo ganada ampliamente por los trabajadores de la salud, llegando a expresarse en medios masivos como el centenario diario local “Río Negro”. Pero la guerra no está concluida.

Todo indica que el gobierno provincial se juega a profundizar el desgaste contra quienes vienen poniendo el cuerpo a la huelga, y que viendo que esto le será insuficiente, parece dispuesto a probar con una salida represiva abierta. Sin embargo, la cumbre sorpresa del gobernador Gutiérrez con el gobierno nacional, indica que antes de ello estirará su oferta negociadora un poco más. El discurso es que las paritarias fueron “cortas”, es decir hasta junio, y que en julio ya arrancaría un nuevo aumento. Pero dado el contundente rechazo al bono, es posible que con la ayuda nacional se incremente la oferta moderadamente, en una medida que no ponga en cuestión el techo salarial nacional ni provincial.

Por “abajo” se extiende la convicción de que sin llegar a desabastecer la provincia y en especial “al país”, el sistema de salud y los trabajadores del mismo no recibirán una verdadera recomposición salarial y reconocimiento institucional. El hecho de que el carácter autoconvocado, asambleario y el espíritu de acción directa del movimiento se fortalezca al mismo tiempo que la participación de organizaciones “de izquierda”, se convierte en algo que despierta todas las alarmas del establishment local y nacional. El movimiento huelguístico se muestra entonces decidido a bloquear la refinería de Plaza Huincul (cuna del movimiento piquetero)) y la extracción gasífera y petrolífera de Vaca Muerta. El desabastecimiento ya ha comenzado en las estaciones de servicio de la zona y las metas de gas anuales empiezan a verse en problemas para ser cumplidas, poniéndose en carpeta la vuelta de la importación de gas a precios superiores a los locales.

Años después del primer cutralcazo de 1996, el caudillo local Felipe Sapag reconocería que tuvo un error de cálculo, al pensar que el reclamo era de infiltrados, sin llegada popular. Hoy el discurso de los infiltrados tiene menos chance de prosperar que en “los oscuros 90” y el respaldo popular es cada vez más evidente tanto en lo presencial como en lo virtual. Hace apenas un año otro error de cálculo dejó mal parado al tándem Suárez/Cornejo y Alberto Fernández en Mendoza con la megaminería y hace apenas un mes al tándem Arcioni/Massa y Alberto Fernández en Chubut. Sin dudas todo esto ronda en estos momentos la cabeza del gobernador Gutiérrez y quizás de Alberto Fernández. Una represión a los trabajadores de la salud en plena segunda ola nacional (aunque aún no llega a Neuquén) dejaría una nueva y distinta grieta, ya no la de Cambiemos y el kirchnerismo, sino otra de corte horizontal como describíamos al comienzo: la que se erigiría entre los de arriba (incluyendo el sindicalismo mafioso empresarial) y los de abajo.

Porque en definitiva; ¿Qué se hace ante una burla? ¿Quedan palabras ante ella?

Los cortes de ruta que mantienen en pie hace una semana trabajadores y trabajadoras de salud pública son:

RP N° 17 y 1 (Añelo) Bloqueo Total

Ex RP-17 altura MILICIC – Bloqueo Total

Ex RP-17 altura bajada de las Patrias (TSB) (Añelo) Bloqueo Total

Ruta Provincial N° 7, altura estación SHELL (Añelo) Bloqueo Total

Ex RP N° 17 altura Barrio La Meseta (Añelo) Bloqueo Total

Ex RP-17, altura arco subida de Batería 3° Bloqueo Total

RP N° 7 Acceso al PACs 6 Puesto automático de control Loma Campana (Añelo) Bloqueo Total

Camino Principal en límite YPF / La Calera Bloqueo Total

RN N° 22 altura, Transito de Plaza Huincul Bloqueo Total

Acceso al CIPH, altura calle Zambrano(Plaza Huincul) Bloqueo Total

RP N° 7, altura picada N° 5 (S.P. del Chañar) Bloqueo Total

RPN° 7 Y Camino unidireccional USP-8 Bloqueo Total

Ex RPN° 17 y Camino unidireccional Bloqueo Total

RN N° 22 Acceso a la ciudad de Zapala Bloqueo Total

RN N° 40 Acceso a la ciudad de Chos Malal Bloqueo Total

RN N° 40 Puente sobre el Río Chimehuín Acceso a Junín de Los Andes Bloqueo Total

RN N° 237 Acceso a la ciudad de Picún Leufú Altura del Cristo (Transito liviano liberado con camino alternativo indicado por la policía local)

Tránsito pesado habilitado 15 minutos cada 3 horas y como referencia horaria se toma 16 / 19 / 21 Horas es cuando se habilita





Fuente: Anred.org