May 11, 2021
De parte de ANRed
256 puntos de vista


Foto: Flor Guzzetti

Movimientos campesinos, organizaciones socioambientales y acad茅micos hicieron p煤blica una carta al Gobierno para que modifique su negativa a promover la agroecolog铆a en Naciones Unidas. Dirigida especialmente al Ministerio de Agricultura y Canciller铆a, denuncian que en 谩mbitos internacionales Argentina est谩 alineada con el agronegocio, modelo impulsado por las empresas de transg茅nicos y agrot贸xicos. Por Nahuel Lag (Agencia Tierra Viva).


Los movimientos campesinos, organizaciones socioambientales, gremiales y acad茅micas firmaron una carta abierta en la que le solicitan al ministro de Agricultura, Luis Basterra; y al canciller Felipe Sol谩, que rectifiquen su postura en las negociaciones de las 鈥淩ecomendaciones pol铆ticas sobre enfoques agroecol贸gicos y otros enfoques innovadores鈥, que, en las pr贸ximas 72 horas, entrar谩n en la etapa de definici贸n en el Comit茅 de Seguridad Alimentaria (CSA) de la ONU. Hasta el momento, la posici贸n argentina se encarg贸 de hablar de un 鈥渄esbalance a favor de la agroecolog铆a鈥, rechazar la transici贸n hacia este tipo de producci贸n para defender el modelo corporativo de agricultura intensiva. El gobierno argentino utiliza el argumento ret贸rico 鈥渙tros enfoques innovadores鈥 para aggiornar la cuestionada 鈥渞evoluci贸n verde鈥, mantener el modelo basado en transg茅nicos y agroqu铆micos, y profundizar la producci贸n de commodities para el mercado internacional.

鈥淯n modelo de agricultura que en el marco de la diversidad y la producci贸n en armon铆a con la naturaleza busque hacer realidad el imperioso derecho humano a la alimentaci贸n adecuada y la soberan铆a alimentaria鈥, exige la carta firmada por 2600 organizaciones y personas del 谩mbito de la producci贸n, la salud y la nutrici贸n, y, en particular, por el Movimiento Nacional Campesino Ind铆gena (MNCI-V铆a Campesina), la Uni贸n de Trabajadores de la Tierra (UTT), el MNCI-Somos Tierra, MTE Rama Rural-UTEP, el Mocase, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC-V铆a Campesina) y el Movimiento Agroecol贸gico de Am茅rica Latina (Maela).

La posici贸n de la Argentina no es sorpresiva. Como public贸 Agencia Tierra Viva, el pa铆s mantuvo una posici贸n cerrada junto al bloque de pa铆ses agroexportadores 鈥擡stados Unidos, Rusia, Brasil, Australia, entre otros鈥 durante la aprobaci贸n de las recientes Directrices Voluntarias sobre los Sistemas de Alimentaci贸n y Nutrici贸n (Dvsan), un documento m谩s amplio y de mayor peso en el sistema de Naciones Unidas. En esas negociaciones, la Argentina se posicion贸 en contra de la mayor铆a de los objetivos presentados por el Mecanismo de la Sociedad Civil y los Pueblos Ind铆genas (MSC), organismo que nuclea la representaci贸n de campesinos, peque帽os productores, consumidores y otros sectores de base ante el Comit茅 de Seguridad Alimentaria (CSA).

La co-facilitadora del Grupo de Trabajo de Alimentaci贸n y Nutrici贸n del MSC, Magdalena Ackerman, relat贸 a Tierra Viva c贸mo la Argentina se plant贸 fuertemente durante la negociaci贸n de las Dvsan para condicionar el debate posterior sobre las recomendaciones pol铆ticas e impulsar al mismo nivel que la agroecolog铆a definiciones como 鈥渁gricultura inteligente鈥 e 鈥渋ntensificaci贸n sostenible鈥. Al otro lado de la mesa, respaldando el documento presentado por la MSC est谩n los estados de la Uni贸n Europea, Suiza, Senegal y Mali.

No responde a los intereses de nuestro pueblo sino de sectores corporativos vinculados al agronegocio y las grandes corporaciones de la alimentaci贸n鈥, sentencia la carta al Gobierno sobre la posici贸n que el gobierno argentino mostr贸 durante las dos primeras rondas de negociaciones del documento. Este martes se abri贸 la tercera ronda, que se extender谩 hasta el jueves, y el 10 de mayo se firmar谩 el documento final. Los firmantes del posicionamiento p煤blico mantienen la esperanza de encontrar una 鈥渧entana de oportunidad鈥 para lograr un cambio de rumbo del Ministerio de Agricultura y de la Canciller铆a y evitar la posici贸n sostenida durante la Dvsan, que describieron como 鈥渁lineado fuertemente con los gobiernos ecocidas de Bolsonaro y Trump鈥.

La carta tambi茅n resalta la contradicci贸n que significa el posicionamiento de la Argentina en contra de la agroecolog铆a, cuando el Ministerio de Agricultura cre贸 la Direcci贸n Nacional de Agroecolog铆a y mantiene un enfoque hacia este tipo de producci贸n desde la Secretar铆a de Agricultura Familiar, Campesina e Ind铆gena (Safci). Adem谩s de existir otros programas de promoci贸n a la agroecolog铆a en los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Desarrollo Social. Enfoques que se replican en programas a nivel provincial y municipal, donde las ordenanzas locales y fallos judiciales ponen un freno al modelo agroqu铆mico.

鈥淩esulta entonces inentendible e inadmisible que el mismo Gobierno que promueve la agroecolog铆a a nivel nacional, boicotee una negociaci贸n multilateral que tiene como objetivo consensuar pol铆ticas p煤blicas para la transformaci贸n de los sistemas agroalimentarios, y por lo tanto de la calidad de vida de toda la humanidad鈥, sostienen los firmantes de la carta.

Para respaldar el posicionamiento de los movimientos campesinos y otro millar de firmas, los trabajadores de la Secretar铆a de Agricultura Familiar emitieron un comunicado paralelo en el que reafirman 鈥渆l desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles y equitativos se lograr谩 a trav茅s de la profundizaci贸n de la aplicaci贸n de la agroecolog铆a鈥. Solicitaaron un cambio de posici贸n del Ministerio de Agricultura en las negociaciones y reivindicaron las pol铆ticas que desarrollan en territorio: 鈥淢谩s agroecolog铆a, m谩s alimentos seguros y soberanos, buen vivir para todos鈥.

Agroecolog铆a o los mismos enfoques del modelo agroqu铆mico

El resultado de las Dvsan, a favor de la continuidad del actual sistema agroalimentario, y el debate expuesto p煤blicamente de replicar ese resultado en las recomendaciones pol铆ticas tendr谩 una consecuencia inmediata: los documentos servir谩n como base para los lineamientos que surjan de la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios, que la ONU convoc贸 para septiembre de este a帽o. Una cumbre que las organizaciones campesinas y el propio Relator Especial sobre Derechos de la Alimentaci贸n, Michael Fakhri, vienen denunciando por su enfoque en las soluciones de mercado (pro-empresas).

鈥淟a premisa fundamental de la Cumbre tendr铆a que ser aquella que fomente el enfoque hol铆stico y sist茅mico que reconozca la naturaleza multidimensional de la alimentaci贸n (social, econ贸mica, ecol贸gica, cultural y pol铆tica), que afirme la soberan铆a alimentaria鈥, cita la carta p煤blica el posicionamiento del MSC respecto de los ejes que deber铆an llevarse a la cumbre .

驴C贸mo est谩 condicionando la Argentina los enfoques agroecol贸gicos en su posici贸n? En el borrador presentado por el pa铆s para la segunda ronda de negociaciones, la oposici贸n hacia un enfoque agroecol贸gico era clara desde los comentarios generales de los funcionarios argentinos. Por ejemplo, sosten铆an que faltaban 鈥渇undamentos cient铆ficos para sostener la necesidad de tal transformaci贸n鈥 y solicitaban que el 鈥渁bordaje de innovaci贸n y tecnolog铆as (y su adopci贸n) no debe acotarse a la digitalizaci贸n鈥, manteniendo en el juego a las semillas transg茅nicas.

Y agregaba en otro tramo de sus comentarios oficiales: 鈥淯n documento titulado 鈥楻ecomendaciones de pol铆ticas sobre enfoques agroecol贸gicos y otros enfoques innovadores鈥 deber铆a hacer mayor referencia a los otros enfoques innovadores a los que el t铆tulo refiere. Acotar el abordaje s贸lo a la agroecolog铆a dejar铆a afuera los avances, iniciativas y propuestas ya vigentes en los pa铆ses鈥.

El documento de la delegaci贸n argentina insist铆a en que el enfoque agroecol贸gico exclu铆a 鈥渓os enfoques productivos sostenibles ya vigentes, con sus buenas pr谩cticas agropecuarias y sus lecciones aprendidas鈥. A pesar de esta defensa a las 鈥渓ecciones aprendidas鈥, la carta p煤blica resalta que la Argentina solicit贸 eliminar la recomendaci贸n de 鈥disminuci贸n del uso de plaguicidas para prevenir da帽os al ambiente y la salud鈥. Tambi茅n pidi贸 hablar de 鈥渄isminuci贸n鈥 del uso de fertilizantes y antibi贸ticos, y solicit贸 utilizar la palabra 鈥渙ptimizaci贸n鈥.

La Red de Acci贸n en Plaguicidas y Alternativas de Am茅rica Latina (Rap-AL) es otra de las organizaciones que se manifest贸 en contra de la posici贸n que la Argentina sostiene ante el CSA y record贸 que 鈥渓a deforestaci贸n, el uso de plaguicidas y semillas transg茅nicas constituyen un claro indicador de un proceso insustentable y contaminante鈥, adem谩s de que en la dimensi贸n econ贸mica 鈥渟e incrementan los requerimientos de insumos y con ello los costos de reducci贸n elev谩ndose la unidad econ贸mica t铆pica y las escala de producci贸n tal como ha marcado el 煤ltimo censo nacional agropecuario鈥.

鈥淓l gobierno argentino se presenta ante la comunidad internacional como defensor de un modelo agroalimentario insostenible, e insiste con vehemencia en hacer hincapi茅 en 鈥榦tros enfoques innovadores鈥 鈥 como la agricultura clim谩ticamente inteligente, la intensificaci贸n sostenible, la siembra directa, promovidos por las grandes corporaciones transnacionales- en vez de la agroecolog铆a鈥, lamenta la carta al Gobierno.

Otro de los argumentos que el gobierno argentino defendi贸 con firmeza en el debate de las Dvsan y replica en las recomendaciones es particularmente sensible para la producci贸n de la agricultura familiar, campesina e ind铆gena. 鈥淧resenta al comercio internacional como la 煤nica v铆a necesaria y sostenible para la seguridad alimentaria, solicitando as铆 que se evite menci贸n singular a los mercados locales de cercan铆a por considerarlos una 鈥榖arrera al comercio internacional鈥欌, advierte la carta al Gobierno.

Foto: Flor Guzzetti

Agroecolog铆a para la soberan铆a alimentaria 

La posici贸n de la delegaci贸n argentina 鈥攁 cargo del representante ante los organismos de la ONU en Roma, Carlos Cherniak鈥 no solo apunta sobre una supuesta falta de fundamentaci贸n cient铆fica para la promoci贸n de la agroecolog铆a sino que cuestiona de tener 鈥渟esgos鈥 al Grupo de Alto Nivel de Expertos en Seguridad Alimentaria y Nutrici贸n (Ganesan) y cuestiona el documento elaborado por ese equipo para el debate de las recomendaciones.

鈥淟a agroecolog铆a, como ciencia, pr谩ctica y movimiento se encuentra en constante crecimiento en la Argentina, demostrando que una agricultura que regenere el entramado social, econ贸mico y ambiental es no solo necesaria y urgente, sino tambi茅n posible鈥, le responden los movimientos campesinos al Gobierno en la carta p煤blica, avalados por las experiencias agroecol贸gicas con las que ya est谩n proveyendo alimentos sanos en el pa铆s.

鈥淧odemos encontrar agricultores transicionando hacia la agroecolog铆a en sus establecimientos, campesinos y pueblos originarios recuperando sus saberes ancestrales, acad茅micos investigando y aportando a los procesos colectivos en marcha, t茅cnicos aprendiendo y compartiendo otra forma de hacer agricultura, comensales demandando alimentos sanos y sin agrot贸xicos鈥, reivindica la carta y resalta que 鈥渉a sido la respuesta a la imposici贸n de un modelo que ha convertido a nuestro pa铆s en un emblema en el mundo de lo que produce la agricultura industrial: destrucci贸n socioambiental, hambre y mala alimentaci贸n para las mayor铆as鈥.

Tres d茅cadas de modelo transg茅nico 鈥攄esde la aprobaci贸n de la soja transg茅nica en 1996, cuando el actual canciller era secretario de Agricultura鈥, 40 por ciento de la poblaci贸n en la pobreza, dos millones de ni帽os y ni帽as con hambre, cinco de cada diez ni帽os obesos, tres millones de hect谩reas de bosque deforestadas, expulsi贸n de la poblaci贸n rural a las grandes ciudades. Enumeran los movimientos campesinos y organizaciones socioambientales en la carta al Gobierno para exigir un cambio de postura ante la negativa de transformar el sistema de producci贸n.

En la 煤ltima ronda de negociaciones la Argentina insisti贸 en defender el modelo corporativo de agricultura intensiva: 鈥淪e recarga sobre el sector agropecuario los aspectos de hambre y falta de acceso a los alimentos. Estas problem谩ticas est谩n atravesadas tambi茅n por acuerdos pol铆ticos y resoluciones que exceden a la producci贸n agropecuaria.鈥

En las pr贸ximas 72 horas se ver谩 si el millar de firmas consigue torcer la posici贸n del Ministerio de Agricultura y la Canciller铆a. 鈥淓speramos que el gobierno argentino honre a su pueblo comprometi茅ndose con este camino鈥, demandan desde la sociedad civil.





Fuente: Anred.org