July 8, 2022
De parte de Asociacion Germinal
199 puntos de vista

Aumento del coste de los alimentos. Factura del combustible disparada. Salarios que no siguen el ritmo. La inflaci贸n est谩 saqueando los bolsillos de la gente, provocando una ola de protestas y huelgas de trabajadores en todo el mundo.

S贸lo esta semana se vieron protestas de la oposici贸n pol铆tica en Pakist谩n, de enfermeras en Zimbabue, de trabajadores sindicalizados en B茅lgica, de ferroviarios en Gran Breta帽a, de ind铆genas en Ecuador, de cientos de pilotos estadounidenses y de algunos trabajadores de aerol铆neas europeas. El primer ministro de Sri Lanka declar贸 el colapso econ贸mico el mi茅rcoles tras semanas de agitaci贸n pol铆tica.

Economistas afirman que la guerra de Rusia en Ucrania amplific贸 la inflaci贸n al hacer subir a煤n m谩s el coste de la energ铆a y los precios de los fertilizantes, cereales y aceites de cocina, mientras los agricultores luchan por cultivar y exportar cosechas en una de las regiones agr铆colas clave del mundo.

Como se ha se帽alado en otro lugar, mientras se est谩 produciendo una crisis energ茅tica fomentada por Occidente, los costes de la energ铆a han seguido bajando pero no para el consumidor, sin embargo las empresas energ茅ticas siguen registrando beneficios r茅cord.

Adem谩s, las sanciones occidentales han bloqueado los env铆os de piezas cr铆ticas de gasoductos, fertilizantes y grano, y esto se une a la negativa de Ucrania a desminar sus puertos para permitir el env铆o seguro de mercanc铆as que el mundo necesita desesperadamente.

Como vimos con los bloqueos, el impacto inicial causado por estos problemas palidece en comparaci贸n con el da帽o real que causar谩n en un futuro pr贸ximo.

A medida que los precios suben, la inflaci贸n amenaza con exacerbar las desigualdades y ampliar la brecha entre los miles de millones de personas que luchan por cubrir sus gastos y los que pueden seguir gastando.

鈥淣o estamos todos juntos en esto鈥, dijo Matt Grainger, responsable de pol铆tica de desigualdad de la organizaci贸n contra la pobreza Oxfam. 鈥溌緾u谩ntos de los m谩s ricos saben siquiera lo que cuesta una barra de pan? En realidad no lo saben, s贸lo absorben los precios鈥.

Oxfam pide al Grupo de los 7 principales pa铆ses industrializados, que celebran su cumbre anual este fin de semana en Alemania, que alivien la deuda de las econom铆as en desarrollo y que graven a las empresas por el exceso de beneficios.

Esta no es una crisis aislada. Viene de la mano de una terrible pandemia que aliment贸 el aumento de la desigualdad en todo el mundo鈥, dijo Grainger. 鈥淐reo que veremos cada vez m谩s protestas鈥.

Los bloqueos empeoraron mucho la situaci贸n, no el coronavirus, y los gobiernos decidieron aplicarlos, en muchos casos durante casi dos a帽os.

Las manifestaciones han llamado la atenci贸n de los gobiernos, que han respondido al aumento de precios al consumidor con medidas de apoyo como la ampliaci贸n de subsidios a las facturas por servicios p煤blicos y recortes de impuestos en combustibles. A menudo, eso ofrece poco alivio porque los mercados energ茅ticos son vol谩tiles. Los bancos centrales intentan aliviar la inflaci贸n subiendo los tipos de inter茅s.

Mientras tanto, los trabajadores en huelga han presionado a los empresarios para entablar conversaciones sobre el aumento de salarios para mantener el ritmo de los precios.

Eddie Dempsey, un alto cargo del sindicato brit谩nico Rail, Maritime and Transport Union, que ha paralizado pr谩cticamente los servicios ferroviarios de GB con huelgas esta semana, dijo que habr谩 m谩s demandas de aumentos salariales en otros sectores.

鈥淵a es hora de que el Gran Breta帽a tenga una subida salarial. Los salarios llevan 30 a帽os bajando y los beneficios de las empresas est谩n por las nubes鈥, dijo Dempsey.

La semana pasada, miles de camioneros de Corea del Sur pusieron fin a una huelga de ocho d铆as que provoc贸 retrasos en los env铆os mientras reclamaban garant铆as salariales m铆nimas en medio de la subida de precios del combustible. Meses antes, a unos 10.000 kil贸metros de distancia, camioneros de Espa帽a se pusieron en huelga para protestar por los precios del combustible.

El gobierno peruano impuso un breve toque de queda despu茅s de que las protestas contra los precios de combustibles y alimentos se volvieran violentas en abril. Camioneros y otros trabajadores del transporte tambi茅n se declararon en huelga y bloquearon carreteras importantes.

Protestas por el coste de la vida destituyeron al primer ministro de Sri Lanka el mes pasado. Familias de clase media dicen que se ven obligadas a saltarse las comidas debido a la crisis econ贸mica de la naci贸n insular, lo que les lleva a contemplar la posibilidad de abandonar el pa铆s.

La situaci贸n es especialmente grave para los refugiados y los pobres en zonas de conflicto como Afganist谩nYemen, Myanmar y Hait铆, donde los enfrentamientos han obligado a la gente a huir de sus hogares y a depender de organizaciones de ayuda, que a su vez tienen dificultades para recaudar dinero.

Estos pa铆ses est谩n sufriendo en gran parte por culpa de Occidente: en Afganist谩n, EEUU ha robado 7.000 millones de d贸lares de su banco central, y est谩 reteniendo la ayuda; Yemen ha sufrido una embestida de Arabia Saud铆, con armas y entrenamiento suministrados por Occidente, en particular por EEUU y GB.

鈥溌緾u谩nto cuesta mi ri帽贸n?鈥 es la pregunta m谩s formulada a uno de los mayores hospitales de Kenia. El Hospital Nacional Kenyatta record贸 esta semana en Facebook que la venta de 贸rganos humanos es ilegal.

Para la clase media europea, cada vez es m谩s caro ir al trabajo y llevar la comida a casa.

Y para la clase trabajadora significa que millones est谩n visitando bancos de alimentos.

鈥淎umenten nuestros salarios. Ahora鈥, coreaban miles de trabajadores sindicados en Bruselas esta semana.

鈥淗e venido aqu铆 para defender el poder adquisitivo de los ciudadanos, porque manifestarse es la 煤nica manera de hacer un cambio鈥, dijo la manifestante Genevieve Cordier. 鈥淵a no podemos hacer frente. Incluso con dos sueldos鈥 los dos trabajamos, y no podemos sacar la cabeza a flote鈥.

En algunos pa铆ses, una combinaci贸n de corrupci贸n gubernamental y mala gesti贸n apuntala la agitaci贸n econ贸mica, especialmente en pa铆ses pol铆ticamente estancados como L铆bano e Irak.

Una vez m谩s, la guerra y la intromisi贸n de Occidente han desempe帽ado un papel importante en la desestabilizaci贸n de estos pa铆ses: Forbes se pregunta: 鈥溌縁ue Israel el responsable de la explosi贸n de Beirut?鈥

Las protestas reflejan una sensaci贸n de creciente inseguridad financiera. As铆 es como se ha desarrollado en 脕frica:

鈥 Los profesionales de la salud de Zimbabue se pusieron en huelga esta semana tras rechazar la oferta del gobierno de un aumento salarial del 100%. Las enfermeras dicen que la oferta no se acerca a la inflaci贸n disparada del 130%.

鈥 Los kenianos han protestado en las calles y en Internet, ya que el precio de los alimentos se ha disparado un 12% en el 煤ltimo a帽o.

鈥 Uno de los sindicatos m谩s poderosos de T煤nez organiz贸 la semana pasada una huelga nacional del sector p煤blico. El pa铆s norteafricano se enfrenta a una crisis econ贸mica cada vez m谩s grave.

鈥 Cientos de activistas protestaron este mes por el aumento del coste de la vida en Burkina Faso. El Programa Mundial de Alimentos de la ONU afirma que el precio del ma铆z y el mijo se ha disparado m谩s del 60% desde el a帽o pasado, llegando a alcanzar el 122% en algunas provincias.

鈥淓n lo que respecta a este coste de vida que no deja de aumentar, nos hemos dado cuenta de que las autoridades han traicionado al pueblo鈥, dijo Issaka Porgo, presidente de la coalici贸n de la sociedad civil que respalda la protesta en el pa铆s de 脕frica occidental.

Los manifestantes condenan a la junta militar, que destituy贸 al presidente elegido democr谩ticamente en enero, por darse un aumento de sueldo mientras la poblaci贸n se enfrenta a un aumento de precios.

Seg煤n el Fondo Monetario Internacional, la inflaci贸n se situar谩 este a帽o en una media del 6% en las econom铆as avanzadas y cerca del 9% en las emergentes y en desarrollo. Se prev茅 que el crecimiento econ贸mico mundial se reduzca en un 40%, hasta el 3,6%, este a帽o y el pr贸ximo. El FMI pide a los gobiernos que destinen los paquetes de ayuda a los m谩s necesitados para evitar que se desencadene una recesi贸n.

Como estamos en una situaci贸n sin precedentes, el FMI no tiene ni idea de lo mal que se pondr谩 la situaci贸n; aunque podemos estar seguros de que estas instituciones intentar谩n hacerse con el poder y sacar provecho del sufrimiento que se produzca.

La ralentizaci贸n se produce mientras la pandemia de Covid-19 sigue atenazando a las industrias de todo el mundo, desde las manufacturas hasta el turismo. El cambio clim谩tico y la sequ铆a est谩n afectando a la producci贸n agr铆cola de algunos pa铆ses, provocando prohibiciones de exportaci贸n que hacen subir a煤n m谩s los precios de los alimentos.

El aumento de los precios de los alimentos es especialmente doloroso en los pa铆ses de renta baja, donde el 42% de los ingresos de los hogares se destina a la alimentaci贸n, dijo Peter Ceretti, analista de seguimiento de la seguridad alimentaria en la empresa de asesoramiento de riesgos Eurasia Group.

Veremos m谩s protestas, probablemente m谩s amplias y airadas, pero no espero protestas desestabilizadoras o que cambien el r茅gimen鈥, dijo, mientras los productores se ajustan y los gobiernos aprueban subsidios.

American Voices

Sott.net

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org