June 18, 2021
De parte de Diario De Burgos
341 puntos de vista


—Hoy he quedado con B. para tomar una cerveza en un recóndito lugar de Capiscol/Gamonal. Hace años que nos conocemos, quizás desde chavales, ¿Tu te acuerdas?. Siempre he sido un desmemoriado.—

—Yo también soy un desmemoriado, pero todavía recuerdo cosas, tampoco somos tan “viejunos”.—

—No somos “viejunos”, pero tampoco jóvenes los dos andamos rozando la cuarentena.—

—A esta edad yo podría tener pareja e hijos como tú, eso me hace sentir mayor la verdad, y a veces pienso ¡Qué he hecho con mi vida! —risas— y ya me ves aquí tirando como se suele decir, saliendo del paso hasta que encuentre algo mejor. —

—La gente tiende a pensar que un “rider” es una persona muy joven, un estudiante que se saca dinero para irse de botellón. Pero la realidad es muy distinta ¿O no?.—

—En general todos pensamos eso de un “rider”, pero yo veo de todo. Claro que hay estudiantes que sacan algún dinerillo y que lo toman como algo temporal, pero la realidad es bien distinta… Hay muchas mujeres, padres de familia, personas con estudios superiores… —

—Es cierto no había caído en las mujeres, yo mismo me había forjado la idea del “rider” como un hombre. —

—Conozco a un compañero que lleva casi 4 años, es padre de dos hijos y esto se ha convertido en su modo de vida. No es para sacarse un dinero para ocio, es supervivencia, para alimentar a sus hijos…—

—¡Es increíble!—

—También conozco el caso de una persona de 45 años que trabaja en una fábrica y por las noches dice que se saca dinero porque no llega a final de mes.—

—¿Y la “Ley rider”? ¿Crees que acabará con esta explotación?—

—La verdad que esta Ley como todas las leyes en este sistema capitalista, son para beneficiar a los de siempre. Nos hacen creer que la ley protege al débil, pero no es cierto. Las empresas siempre se salen con la suya. La ley lo único que dice es que somos asalariados y no autónomos. Pienso que el salario es otra forma de esclavitud. La ley también dice que el algoritmo que utilizan estas compañías tiene que ser controlado por los agentes sociales, es decir, los sindicatos… Pero pienso que los sindicatos que pactan con la patronal y son mayoritarios tienen intereses opuestos a los de la clase obrera.—

—Pero será mejor estar organizados contra esto. ¿No?—

—Sí, yo pienso que es mejor estar organizados para defender nuestros intereses. Existen otras organizaciones y sindicatos al margen de los sindicatos de masas. En este colectivo hay personas muy críticas con el sistema pero también hay otras muy apáticas y reaccionarias. Vamos, como ocurre en la mayoría de los sectores y curros. También pienso que la ley algo va a mejorar las condiciones, y esto se ha logrado por la fuerza de organizaciones como RxD en las grandes ciudades… Burgos es una ciudad pequeña, y aquí no es lo mismo. Un colectivo grande que tiene el número, la fuerza, la razón y el valor de cambiar las cosas puede cambiar mucho.—

—Se van a mejorar algunas condiciones e igualar con el resto de asalariados, derecho a vacaciones, derecho a baja de paternidad, etc… pero en tema de horarios y salarios tenemos un convenio muy precario. El convenio que tengo, por ejemplo, es de la federación de empresarios de mensajería, tócate los pies, empresarios que redactaron un convenio.—

—Cuando salió la “Ley rider” empresas como Glovo dijeron que tendrían que irse de ciudades como Burgos, no eran rentables con esa ley, pero se han quedado y además han pasado por el aro… ¿Todos los “riders” tienen ya contratos?.—

—Sí, la gran mayoría ya tienen contratos. Algunos ya teníamos contratos, pero no de Glovo, de una subcontrata.—

—¿Y qué piensa la gente?—

—Alguno y alguna está muy contenta con el cambio, por el tema de cotizar, vacaciones, etc, otros están pensando que lo van a dejar, porque les están exprimiendo más con el tema de los horarios… otras quieren cambiar de compañía (no sólo existe Glovo). Y piensan que en otras compañías estamos mejor pero no es así. Estamos igual de precarizados.—

—Otros, los menos, dicen que antes de autónomo ganaban más dinero y eran ellos los que elegían el horario, pero no te cuentan que tenían que pagar la tarifa de autónomos, la seguridad social, estaban 12, 13 ó 14 horas trabajando al día, no tenían vacaciones ni días libres…—

—Somos muy heterogéneos.—

—Lo que comentas de que en Burgos las compañías no iban a ser rentables y se iban a marchar, eso es relativo además de falso. Lo que no nos dicen, es que este tipo de empresas no hacen beneficios de un día para otro, es decir, estos proyectos no son para corto plazo, sino para largo plazo, generarán unos beneficios astronómicos, por su política publicitaria, atrayendo a miles de “clientes”. Llegando al número crítico es como generarán beneficios.—

—Economías de escala, ya hablamos de ello en esta web.—

—Todos podemos pensar que el envío o reparto sale casi gratis a un euro o dos euros. Pero si “fidelizan” por usar sus servicios a miles en Burgos otros miles en miles ciudades se convierten en millones por todo el mundo. Y ahí, ahí, ya te salen las cuentas. Los beneficios para ellos, la precariedad se queda en casa—

—Eso es un punto interesante B. Hace años un amigo mío me contaba las bondades de Cabify. Me decía que para ir al aeropuerto había que usar Cabifiy, que costaba 5€ cuando un taxi salía por 30€. Él se pensaba que “el algoritmo” era muy inteligente y hacia todo muy eficiente, pero no. Hace unos días me lo encontré y me confesó que Cabify ya había subido los precios. Estaban captando clientes, una vez que los captan y se han deshecho de la competencia los precios pueden incluso aumentar. ¿Crees que pese a tener muchos usuarios pueden pagar a un repartidor por 1€ la hora? ¿Te salen las cuentas?—

—El algoritmo es eficiente sí. Pero para optimizar el tiempo y los llamados “recursos humanos”, ¿Conoces a alguien que trabaje por un euro la hora?.—

—No a nadie—

—Nadie querría trabajar en estas condiciones. El contrato se establece con un precio la hora. También nos entra en el salario algunos pluses, como el kilometraje, pero es irrisorio. En algunos contratos y convenios tienen pluses de nocturnidad, festividad, peligrosidad, pero se lo saltan a la torera y no lo pagan. Con el cambio de autónomos a contratos muchos cuentan como su situación ha empeorado. Antes cobraban algunos pluses que ahora la empresa está incumpliendo y no los paga.—

—Yo también creo que los precios aumentarán, y no solo por el coste de la hora del “rider”. La gasolina o la electricidad de su moto, coche o bici también lo hará. El coste aumentará sobretodo por la avaricia de estos empresarios y accionistas.—

—¿Ni tan siquiera sale a cuenta con las horas complementarias? Últimamente me he quedado asombrado de la poca gente que está al tanto de este vehículo explotador amparado por la ley.—

—El contrato de muchos repartidores, por lo menos en mi compañía, tiene unas horas determinadas para realizar al mes. Pero nos ponen una nota en pequeñito al final del contrato que ellos, según convenio, pueden llamarnos cualquier día con dos horas de antelación para trabajar un tiempo. Este tiempo complementario es el 50% de las horas contratadas. —
—Las llaman horas complementarias. Pero en realidad deberían ser horas extras sin embargo las cobramos como horas ordinarias y deberían cotizar.—
—Es decir que si te contrataran vamos a poner 60 horas al mes, ellos pueden hacerte trabajar 90 horas al mes. 60h + 30h.—

—¿Y esas 30h las puedes trabajar o no, depende de ellos?—

—Claro, claro. A veces pueden ser más o menos de esas horas según les convenga a ellos por sus necesidades del momento o “alta demanda de pedidos” como dicen. —

—Pero no te lo pierdas, te suelen avisar 5 minutos antes de un servicio, cuando tú no tenías previsto currar y tenías planes hechos o querías descansar etc. y te chafan el mediodía, la tarde o la noche. Además estas horas no puedes negarte a hacerlas y te las pagan como hora ordinaria.—

—¿Y los que usan estos servicios? ¿Crees que lo saben y les da igual la situación de los repartidores?—

—Pues hay de todo. Yo percibo que la gran mayoría lo desconocen, como dice un dicho la “ignorancia es la felicidad”. Les da igual las condiciones laborales mientras les llegue su pedido caliente.—

—Otras personas agradecen de muchas formas que les lleves la comida en 30 minutos. Lo más habitual es la propina. —

—¡La propina es lo que les hace tener la conciencia tranquila!—

—Yo soy de la opinión que si nos retribuyese bien la compañía no tendría que aceptar limosnas. Y si fuera más allá haría como en la Barcelona del 36 donde la autogestión era un hecho, los camareros servían a los trabajadores y no aceptaban propinas porque tenían el futuro asegurado. Todo el mundo realizaba el apoyo mutuo y las propinas eran innecesarias además de indignas.—

—Sabes, hace poco en el congreso de los diputados un conocido político de una formación indepe, decía que estas empresas han traído neolingüismos los repartidores son riders, los autónomos freelances, al despido lo llaman desconexión, a la jornada laboral le llaman misión, al horario disponibilidad… ¿Esto son chorradas de político o es cierto y afecta a vuestra percepción y a la de los clientes?—

—Yo creo que no son chorradas. El lenguaje es lo que nos define. Los gestores de la compañía nos preguntan si estamos disponibles…y yo me pregunto ¿disponible implica que para ellos soy su esclavo las 24 horas la día?.—

—¿Esclavitud?—

—Estas empresas han traído la esclavitud de siglos pasados a esta nueva era del siglo XXI. Y ya te digo que entre los consumidores hay de todo, hay quien te considera un simple autómata, y otros te tratan con respeto, como a una persona y eso se nota.—

—Silencio durante unos segundos—

—Lo de desconexión no me hace tanta gracia. Es como decirte que eres una máquina a la cual desenchufar. No le falta razón al indepe con lo de la neolengua.—

—Es muy probable que la gente no sea consciente del peligro de estos negocios. En esta web hace unos días hablamos de las “dark stores“. ¿has visto ya negocios de este tipo en Burgos?.—

—Hace poco una chica, que trabaja de camarera, me preguntó también por este tema. Me preguntó que si yo había hecho algún reparto para alguna “Falsa cocina”. La contesté que no, y que generalmente vamos a establecimientos públicos. Ella me comentó que en Burgos al parecer ya está funcionando una “Dark kitchen” y querían saber dónde está y cómo se llamaba, además cree que hay alguna más.—

—¿Tú has oído o conoces alguna aquí en Burgos?—

—No, no conozco ninguna por aquí. Pero si yo tuviese un bar o un restaurante no colaboraría con estas plataformas. Si se popularizan mucho estos servicios de reparto el paso natural será la proliferación de estas “dark stores”. Los negocios que sólo repartan a domicilio son mucho más competitivos, tienen menos costes y más margen de beneficios. Tarde o temprano caerá por su propio peso.—

—Estoy de acuerdo. Será la ruina para los comercios locales si se instalan y no se frena a estás plataformas. Además desde las instituciones sólo ponen parches y aparentan que están contra estas empresas. Pasa lo mismo que con la salas de apuestas, que en principio dicen estar contra ellas y quieren controlarlas pero después las amparan.—

—Son cuestiones económicas, estas empresas vienen con mucho dinero y ya sabemos que compran lo que quiere.—

—¿Cuáles crees que son las acciones y actitudes que debemos tomar frente a esta problemática?—

—No estoy seguro. Supongo que concienciar a los potenciales clientes de estas plataformas. Si no tienen clientes o los establecimientos se niegan a colaborar con estas empresas, todo se acabaría. Que un repartidor llegue a tu casa y a ti sólo te cueste 1€ debería hacerte pensar. Algo huele mal en todo esto.—

—Concienciar está bien para generar cambios. Estoy de acuerdo. Si todo el mundo se conciencia se de que estas compañías vulneran derechos y todo el mundo se negará a solicitar sus servicios obviamente desaparecerían. Esto es así. —

—¡Claro!—

—Pero la distribución y el reparto deben existir. Otra cosa es como se plantee. Si eliminamos de la ecuación a estas compañías, el resultado es cero de servicio para ellas. Para que resulte comprensible. A mi entender la práctica de la autogestión y la toma de los medios de producción o distribución por parte de las trabajadoras es la solución ideal.—

—En eso tienes razón B. El reparto sigue siendo algo necesario, no hay que mezclarlo con un privilegio. Seguro que llevas pedidos a gente enferma, a ancianos o ayudas en alguna emergencia. Pero, entonces, ¿Cómo podemos intentar caminar a una sociedad mejor sin oponernos a los avances sociales o al progreso del que se aprovecha el capitalismo?.—

—Hace unos días un trabajador en paro se suicidó en Barcelona porque le iban a desahuciar de su vivienda. Para mí el progreso es la existencia de una organización social capaz de frenar cosas como esta, como los abusos, las desigualdades, las injusticias y los crímenes.—

—Para esto se necesitan personas rebeldes y conscientes que quieran crear un mundo mejor. Se necesita además un movimiento social que supere a ésta organización ineficaz y fracasada de una sociedad capitalista como la actual.—

—Asociarnos para luchar por los derechos, expropiar los medios de producción, organizarse, etc… Para mí es el reto y el proyecto político y social. ¿Crees que desde las instituciones estatales dejarán de apoyar a estas multinacionales? —

—Seguro que no.—

—¿Hacia dónde crees que se dirige la sociedad moderna?.—

—No lo sé, sinceramente, no lo sé.—




Fuente: Diariodevurgos.com