November 9, 2020
De parte de La Haine
187 puntos de vista


Queda claro que Donald Trump era y es impresentable, impredecible y peligroso, pero a no hacerse ilusiones, que los Dem贸cratas que ahora gobernaran tienen historia de guerras, invasiones e injerencias varias que afirmar el car谩cter imperialista de EEUU.

Solo hay que recordar la historia larga en Nuestram茅rica, aunque alcanzar铆a con los acontecimientos recientes, ayer nom谩s en el 1973 chileno, como ejemplo muy concreto, por lo que represent贸 como gran ensayo de lo que hoy se llaman pol铆ticas neoliberales.

Pero antes y despu茅s en Vietnam o en Libia, en Cuba, Venezuela y cualquier territorio que osara confrontarlos para intentar, aun con errores, caminos propios, de autonom铆a e independencia.

Igual vale rescatar una de las elecciones con mayor participaci贸n de la historia estadounidense, aun cuando los que no votaron son m谩s que los que votaron por los Dem贸cratas.

Preocupan los millones que votaron para que Trump siguiera, pero aparentemente entre las mujeres, los j贸venes, las minor铆as de origen externo[1], en todos y en cada uno de ellos se present贸 una mayor铆a en contra del negador de la pandemia, la que sigue golpeando muy fuerte en EEUU y en varios pa铆ses.

En otro sentido, preocupa el legado de Trump, sea la guerra 鈥渃omercial鈥 con China, o las sanciones planteadas a diestra y siniestra, contra Beijing obviamente, pero especialmente contra Cuba y Venezuela, contra Ir谩n e incluso contra socios privilegiados como el Brasil o la Argentina en tiempos de gobiernos de derecha. En estos casos por el acero, el aluminio, los limones o la miel.

驴Trae el resultado electoral estadounidense mayor tranquilidad a la regi贸n y al mundo? No ser谩 f谩cil responder, ya que la beligerancia de la pol铆tica exterior estadounidense es consustancial a su papel como potencia hegem贸nica del capitalismo mundial, mucho m谩s en tiempos en que se le disputa su lugar, muy especialmente desde la producci贸n.

Si EEUU era dominante hacia 1980, cuando Ronald Reagan instala y universaliza las pol铆ticas neo-liberales, sustentaba un cuarto de la producci贸n mundial. Su competidor actual, cuya modernizaci贸n se inici贸 en 1978, mostraba hacia 1980 guarismos por debajo del 2%. La realidad en este comienzo de la tercera d茅cada del Siglo XXI es que China le disputa la preeminencia en la producci贸n y muy destacadamente en el sector de vanguardia, caso de las comunicaciones de la quinta generaci贸n (5G).

En rigor, no solo en lo productivo opera la competencia, sino que se acrecienta la disputa en lo militar, con China consolidada como el segundo gasto mundial en el rubro. El l铆mite de la disputa es el 谩mbito cultural e ideol贸gico, el 煤ltimo resguardo de la 鈥渄emocracia鈥 occidental y capitalista, que hoy aparece herida ante la situaci贸n de descr茅dito propiciada desde el habitante de la Casa Blanca.

Con el resultado electoral se modifica el inquilino de la casa de gobierno en EEUU, pero el poder seguir谩 entre las petroleras, las automotrices, Wall Street, el complejo militar industrial, las empresas de tecnolog铆a de Silicon Valley e incluso, el negocio inmobiliario de los Trump y similares, las casas de retail y el comercio electr贸nico. Casi que sin novedad en el frente, m谩s all谩 de los nuevos nombres que poblaran el gabinete dem贸crata en tiempos de crisis econ贸mica y continuidad de la pandemia.

驴Qu茅 se puede esperar desde la Argentina?

Hay expectativas econ贸micas y pol铆ticas. Entre las primeras el acuerdo en negociaci贸n con el FMI, donde EEUU es socio mayoritario. Desde Washington sali贸 la orden para financiar la campa帽a electoral de Macri con el pr茅stamo en 2018 por 57.000 millones de d贸lares (md) de los que solo se desembolsaron 45.000 md.

El gobierno de la derecha expl铆cita (Macri) era funcional a la pol铆tica exterior de Washington, contra Cuba y Venezuela especialmente. Ahora se pretende plazo para cancelar la deuda asumida, y si fuera posible, la ampliaci贸n del cr茅dito, algo que desaconsejamos totalmente, casi con la misma fuerza que sostenemos la necesidad de rechazar el acuerdo odioso de 2018, pero esa es otra historia.

No solo interesa el v铆nculo por el FMI, sino tambi茅n por el BID. Recordemos que la Argentina confront贸 con la designaci贸n del actual titular, impuesto por EEUU, Mauricio Claver-Carone. Un personaje que represent贸 al gobierno de Trump en la asunci贸n de Alberto Fern谩ndez y que se retir贸 en protesta a la presencia de los delegados del gobierno venezolano. Argentina no pudo lograr la postergaci贸n de la elecci贸n del titular del BID, pero si tuvo 茅xito en estos d铆as para posponer la designaci贸n del cuerpo directivo del organismo de cr茅dito, donde se espera que el peso accionario argentino pueda pesar, m谩s a煤n con los l铆mites actuales para el acceso al mercado de dinero, algo que por supuesto tambi茅n desalentamos.

Pero aun, m谩s all谩 de lo financiero est谩 lo econ贸mico y comercial. En materia de inversiones, la Argentina no es destino principal de las inversiones estadounidenses en los 煤ltimos a帽os, m谩s parece ser de aquellas que provienen del gran competidor mundial de EEUU, el gigante asi谩tico. En lo comercial, el tema es delicado ante el recurrente d茅ficit del intercambio entre la potencia del capitalismo mundial y la Argentina, algo en com煤n con China.

Seg煤 el INDEC, el Intercambio comercial con Estados Unidos en septiembre 2020 result贸 con exportaciones por 261 millones de d贸lares (md), -28,8% que el mes anterior, e importaciones por 345 md, un -35,6% que el mes previo; con un saldo negativo de -84 md., en un mes donde el saldo comercial global fue positivo en 584 md. En los 9 meses del 2020, desde enero a septiembre, los datos son en exportaciones hacia EEUU por 2.526 md, una merma del -19,9% en periodo similar del a帽o anterior; e importaciones por 3.206 md, con una baja respecto de igual lapso del 2019 de -36,4%, con un saldo negativo de -680 md.

Se帽ala textualmente el INDEC:

鈥淓n los primeros nueve meses de 2020, los principales socios comerciales (tomando en cuenta la suma de exportaciones e importaciones) fueron Brasil, China y Estados Unidos, en ese orden. Las exportaciones a Brasil alcanzaron 5.479 millones de d贸lares y las importaciones, 6.086 millones de d贸lares. El saldo comercial fue deficitario en 607 millones de d贸lares. Las exportaciones a China sumaron 4.318 millones de d贸lares y las importaciones, 5.939 millones de d贸lares. El d茅ficit comercial en este caso fue de 1.621 millones de d贸lares. Las exportaciones a Estados Unidos sumaron 2.526 millones de d贸lares y las importaciones alcanzaron 3.206 millones de d贸lares. El d茅ficit con Estados Unidos fue de 680 millones de d贸lares. Estos tres pa铆ses en conjunto absorbieron 29,4% de las exportaciones de la Argentina y abastecieron 50,1% de las importaciones.鈥漑2]

No hay duda que Argentina tiene problemas con sus principales socios comerciales, entre ellos EEUU.

Resulta muy dif铆cil imaginar que estos temas, los financieros, los econ贸micos o los comerciales puedan resolverse en la nueva gesti贸n dem贸crata. Mucho menos las diferencias relativas a la pol铆tica externa, no solo por los intereses estrat茅gicos de EEUU, que no imagino muy diferentes aun con el cambio del gobierno, sino por las dificultades de lecturas dentro del gobierno argentino. A煤n con la presencia de Alberto Fern谩ndez en la asunci贸n de Luis Arce en Bolivia, que muchos auguran como un nuevo tiempo en el aliento a la integraci贸n alternativa, la realidad es que existe presi贸n dentro de la alianza en el gobierno (Frente de Todos) para sustentar una pol铆tica externa subordinada a la estrategia internacional de EEUU.

Son temas a considerar en el corto plazo que media hacia el cambio del gobierno en el norte y cuando la Argentina empieza a salir del 鈥渁islamiento鈥 pand茅mico, para procesar un tiempo de 鈥渄istanciamiento鈥, con recuperaci贸n de la econom铆a y expectativas por aplicaci贸n de vacunas que atemperen la emergencia sanitaria. Claro que la relajaci贸n en las medidas de contacto social puede hacer visible nuevas formas de expresi贸n del conflicto social, motivadas en el descontento de millones de personas sin resto para compensar los problemas derivados del coronavirus y menos a煤n de la recesi贸n inflacionario subsistente en la Argentina.

Notas:

[1] Michael Roberts. 鈥淓lecciones en Estados Unidos: las mujeres, los j贸venes, la clase trabajadora, las ciudades y las minor铆as 茅tnicas se deshacen de Trump鈥, en: https://thenextrecession.wordpress.com/2020/11/08/us-election-women-the-young-the-working-class-the-cities-and-ethnic-minorities-get-rid-of-trump/

[2] INDEC. Intercambio comercial argentino, septiembre 2020, en: https://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/ica_10_20CB18BC3A59.pdf

La Haine




Fuente: Lahaine.org