September 10, 2021
De parte de ANRed
215 puntos de vista


«Recatate con los pibes»: una peli que articula a las juventudes, los medios, la política y la educación. Entrevista al director Mariano Corbacho, que analiza el recorrido del movimiento estudiantil y la disputa del voto joven de cara a las próximas elecciones. Por Andrés Wittib (El Grito del Sur).


Las calles como extensión de los colegios y les alumnes en ejercicio de su derecho de organización. La participación política de la juventud en los últimos años creció a la par del fortalecimiento de los Centros de Estudiantes. El movimiento estudiantil de la Ciudad de Buenos Aires mostró así que política y escuela no son asunto separado y que tienen herramientas para contrarrestar los discursos estigmatizantes de los medios masivos de comunicación.

De las escuelas a las calles y de las calles, en algunos casos, a las bancas. Mariano Corbacho y Marcos Coria presentan un documental que exhibe las luchas en defensa de la educación pública y el paulatino interés de les estudiantes por la actividad política, al tiempo que retratan a un sector que, en vísperas de las elecciones, se disputan todos los espacios políticos.

“En 2007 asume como Jefe de Gobierno de la Ciudad Mauricio Macri. Bajo su mandato, el presupuesto educativo fue siempre a la baja”. Con ese enunciado inicia Recatate con los pibes, película que se presentó en la 8va. Semana de Cine Documental Argentino y que ahora tendrá proyecciones en colegios porteños, en festivales internacionales y próximamente en la plataforma Cine.ar.

No son muchas las ocasiones en que se puede escuchar con claridad el pensamiento, el discurso y las ideas de estudiantes, acostumbrados a que arremetan contra elles en los canales de televisión. Ahí reside el principal atractivo del documental que, con profundidad, articula distintas voces de los espacios estudiantiles más activos de los últimos años. En diálogo con El Grito del Sur, su director Mariano Corbacho analiza el recorrido del movimiento estudiantil y la disputa del voto joven de cara a las próximas elecciones.

¿Por qué este documental?

Empezamos los primeros rodajes en 2015 porque veíamos que el movimiento estudiantil secundario era sumamente dinámico. Pero para dar cuenta de un proceso, nos tuvimos que retrotraer a 2010, cuando la confrontación contra el macrismo era muy fuerte debido al ajuste del presupuesto de ese año. Notamos que había un evento cíclico que se daba dentro del movimiento, que tenía su pico máximo de organización en las tomas pero que no era algo de una vez y nunca más, sino algo que ocurría cíclicamente, cada dos años o cada año y medio.

¿Por qué decidieron enfocarse también en los medios de comunicación y el tratamiento hacia les estudiantes?

Uno se informa a través de los medios de comunicación y nosotros no estábamos satisfechos, como tampoco lo están los pibes y las pibas de ser representados por ese prepoteo, esa arrogancia que muchas veces tienen los “profesionales” de la comunicación y que llevan hacia adelante por la línea editorial que manejan. Queríamos tratar de trabajar desde el primer momento de la película con esa línea general y de a poco ir de-construyéndola para que se vea que los pibes tienen un montón de ambiciones y herramientas organizativas para llevar adelante sus propuestas, que son de carácter pedagógico, social y político.

Durante la mayor parte de la pandemia, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se posicionó discursivamente como principal defensor de la educación. Teniendo en cuenta lo que muestran en el documental: ajuste presupuestario, cambios inconsultos en los planes de estudios, problemas edilicios, entre otros conflictos, ¿qué te parece esa postura?

Yo creo que el Gobierno de la Ciudad ha sido sumamente errático con su posición. Yo trabajo en el sistema de educación público y ha sido sumamente errático, cuando no ausente, en cuanto a la falta de propuestas concretas para la seguridad tanto de docentes como de alumnos y no docentes que estamos dentro del ámbito educativo. Había una cuestión discursiva que parecía una necesidad imperiosa, que respetaba más un orden de una estructura política y mediática pero que no se veía reflejado en políticas concretas para garantizar esas condiciones para la vuelta a la presencialidad.

Ahora que se retoma la presencialidad plena, ¿en qué estado pensás que se va a encontrar el movimiento estudiantil?

Parece que nos vamos a encontrar positivamente con un montón de respuestas que van a venir de abajo hacia arriba. Los pibes y las pibas van a encontrar un montón de herramientas para nuclearse, para organizarse, para llevar adelante propuestas y que por suerte saben, tienen la capacidad y tienen una historia por detrás que hace que toda esa experiencia de lucha y organización se pueda llevar adelante y reacomodar rápidamente.

El video de la docente Laura Radetich en La Matanza abrió debates y lecturas sobre la política en el aula, desde el adoctrinamiento hasta la salud de la discusión y el pensamiento crítico. ¿Qué pensas?

Los pibes y las pibas que están dentro de las escuelas hacen política y no solo en términos de decir bueno “todo es político” sino que ejercen su derecho ciudadano de organizarse, incluso están amparados por la legislación vigente. Entonces ellos no necesitan que nadie venga a explicarles el ejercicio de la política, sino que en su práctica cotidiana van ejerciendo y encontrando cuáles son los mejores mecanismos para esos momentos y cada uno de los territorios donde lo van desarrollando. Hay un quehacer político cotidiano que obviamente tarde o temprano va encontrando confluencias, en muchos casos, con experiencias políticos partidarias.

Comenzaron a filmar el documental en 2015, pero articularon su narración a partir de 2010. En el recorrido de esta década, ¿qué conclusiones extraen?

Si tengo que rescatar algo de todo lo que vi, es darme cuenta que podíamos sentar a cualquiera de estos pibes delante de una cámara, ponerles un micrófono y que les tirábamos un ladrillo y los pibes lo podían bajar de pecho, hacer jueguito y devolvernos conceptos sumamente elaborados, articulados y un montón de proyecciones para con su propuesta. Los pibes y las pibas tienen una capacidad de análisis de la realidad, un pensamiento crítico que a mí personalmente me sorprendió. Me esperaba encontrar con un discurso mucho más prefabricado y por el contrario y para mi sorpresa, positivamente, me encontré con algo que fue lo que nos hizo durante cuatro o cinco años estar trabajando en la película. Uno por ahí puede decir, bueno claramente el caso Ofelia Fernández es paradigmático pero el caso de Ignacio Mattos, Antonella Giuso, Santiago Legato, todos los que van apareciendo que tienen más o menos protagonismo son personas que se sentaban delante nuestro a poder dar debates sumamente altos, de mucho vuelo y una articulación de conceptos muy complejos también, madurados, aprehendidos realmente para poder hacer ejercicio de la palabra. Y no solo una gran capacidad retórica, sino también una gran experiencia de organización de base y de práctica política concretamente.

Como en las últimas elecciones, los espacios políticos se disputan el voto joven porque creen que hay ahí un potencial que puede darles una diferencia. Y ahora pareciera que hay un crecimiento de los partidos liberales empujados por este segmento joven…

Yo creo que las encuestas han dejado mucho que desear en las últimas elecciones, entonces hay que tomarlo con pinzas y ver de dónde vienen y quiénes ponen los números. Pero más allá de eso, yo estoy seguro que no se van a sentir representadas las juventudes libertarias por ese documental, no se van a sentir contenidos, no van a verse reflejados y seguramente nos veremos en las antípodas. Ahora, me parece que, si son actores que están surgiendo dentro de la ciudadanía y que están buscando intervenir en la arena política, seguramente habrá que confrontar ese debate con discusiones de ideas cada vez más profundas y que ya no se queden en la minucia, el chiquitaje y vayan por las grandes definiciones y capaz hasta encuentran un campo popular más organizado y más heterogéneo que se sienta en oposición a este tipo de figuras.

Fuente: https://elgritodelsur.com.ar/2021/09/una-decada-de-organizacion-estudiantil-al-cine-recatate-con-los-pibes.html





Fuente: Anred.org