October 11, 2022
De parte de Nodo50
235 puntos de vista


Entrevista realizada el 12 de agosto de 1964, por el periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano.

El di谩logo con el Che fue publicado en el semanario Mondo Nuovo, de Roma, y en el diario 脡poca, de Montevideo, a principios de octubre de 1964. La versi贸n posterior apareci贸, tres a帽os despu茅s, en Monthly Review, de Nueva York, y en el semanario Marcha de Montevideo.

En la versi贸n publicada por la revista Casa de las Am茅ricas, 鈩266, enero-marzo 2012, pp. 127鈥128, el investigador cubano Jos茅 Bell Lara explica que la entrevista tuvo lugar el 21 de agosto de 1964, el mismo d铆a en que se conoc铆a que Bolivia romp铆a relaciones diplom谩ticas con Cuba. Bell Lara rememora que Galeano le entreg贸 el texto al equipo editorial de la revista Pensamiento Cr铆tico y 芦aunque no publicamos la entrevista en su momento, el alto valor que le concedimos nos llev贸 a preservarla en nuestro archivo personal, en seis cuartillas sin t铆tulo, durante cuarenta y tantos a帽os. De all铆 sali贸 con el prop贸sito de incorporarla a uno de los tomos de la serie Documentos de la Revoluci贸n Cubana, despu茅s de esta publicaci贸n en la revista Casa con motivo de la visita de Galeano para inaugurar la edici贸n 53 del Premio Literario禄.

La imagen del Che guerrillero en Santa Clara lo present铆a bati茅ndose en la inh贸spita jungla boliviana, y se me mezclaba en la cabeza con el recuerdo del Che en la conferencia de Punta del Este, estadista brillante, economista, sombr铆o profeta; aquel intelectual refinado que le铆a antolog铆as de Aguilar en la Sierra Maestra, se sab铆a de memoria buena parte del Canto general, hablaba con admiraci贸n de las novelas de Carpentier y se re铆a del realismo socialista. Pero por sobre todas las im谩genes, o sum谩ndolas, una surg铆a: era el Che contestando, en conferencia de prensa, la pregunta de un idiota interesado en saber si 茅l era argentino, cubano o qu茅:

鈥揧o soy ciudadano de Am茅rica, se帽or鈥 hab铆a dicho.

Cuando conversamos en La Habana, le coment茅: El destino de Cuba est谩 铆ntimamente entrabado con el destino de la revoluci贸n latinoamericana. Cuba no puede ser coagulada dentro de fronteras; funciona como motor de la revoluci贸n continental. 驴O no? Y me contest贸:

Ernesto Che Guevara: Podr铆a haber posibilidades de que no. Pero nosotros hemos eliminado las posibilidades de que no. La posibilidad de que los movimientos revolucionarios latinoamericanos no estuvieran directamente ligados a Cuba, hubiera podido concretarse si Cuba acced铆a a dejar de ser ejemplo para la revoluci贸n latinoamericana. Por el solo y simple hecho de estar viva, no es un ejemplo. 驴De qu茅 modo es un ejemplo? Del modo como la revoluci贸n encara las relaciones con los Estados Unidos y el esp铆ritu de lucha contra los Estados Unidos. Cuba se pod铆a transformar en un ejemplo puramente econ贸mico, digamos.

Eduardo Galeano: Una especie de vitrina del socialismo.

Ernesto Che Guevara: Una vitrina. Esa ser铆a una f贸rmula que hasta cierto punto garantizar铆a a Cuba, pero que la divorciar铆a de la revoluci贸n latinoamericana. No somos vitrina.

Eduardo Galeano: 驴Y c贸mo se irradia una fuerza de ejemplo que no termine en la contemplaci贸n? 驴A trav茅s de la solidaridad? 驴Pero hasta d贸nde puede llegar, cu谩les son sus l铆mites? 驴C贸mo definir铆a usted la necesaria solidaridad entre Cuba y los movimientos de liberaci贸n en Am茅rica Latina?

Ernesto Che Guevara: El problema de la solidaridad (s铆, s铆; claro que esto se puede escribir) consiste en hacer por la revoluci贸n latinoamericana todo lo que sea factible dentro de una situaci贸n de derecho, y una situaci贸n de derecho es una relaci贸n entre distintos pa铆ses que llegan a un equilibrio en sus intercambios ideol贸gicos o pol铆ticos, sobre la base de convenciones mutuamente acatadas.

Eduardo Galeano: Situaci贸n que se da, solamente, con tres pa铆ses.

Ernesto Che Guevara: Con dos. Bolivia rompi贸 relaciones esta tarde.

Eduardo Galeano: Descontaba que el Uruguay no demorar铆a en hacer otro tanto. Tengo la impresi贸n [le dije] de que la ruptura del gobierno chileno sorprendi贸 a los cubanos.

Ernesto Che Guevara: 驴C贸mo que nos sorprendi贸? No nos sorprendi贸 en absoluto.

Eduardo Galeano: Sin embargo, la gente, en la calle, parec铆a realmente asombrada.

Ernesto Che Guevara: La gente, puede ser. El gobierno, no. Nosotros sab铆amos lo que se ven铆a.

Eduardo Galeano: Le pregunt茅 qu茅 opinaba de ciertas declaraciones del FRAP chileno sobre Cuba, poco antes del triunfo de Frei.

Ernesto Che Guevara: Pues nos pareci贸 terrible.

Suger铆 que pod铆a ser el fruto de las circunstancias: los imprescindibles zigzags en la ruta hacia el poder a trav茅s de las relaciones. Afirm贸:

El poder, en Latinoam茅rica, se toma por las armas o no se toma.

Movi贸 la cabeza y agreg贸: Ponga: en l铆neas generales.

Eduardo Galeano: Digamos entonces la ruta hacia el gobierno, ya que no el poder. Confundir una cosa con la otra puede resultar grave, 驴verdad? Eso pas贸 en Brasil, 驴no? Pero entonces el Che record贸 que estaba delante de un periodista: la espontaneidad y la cautela se robaban el sitio a lo largo de las tres horas de conversaci贸n.

En el supuesto caso de que nuevas revoluciones estallaran en Am茅rica Latina, 驴no se producir铆a un cambio de calidad en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos? Se ha hablado de la posibilidad de un acuerdo de coexistencia, sobre determinadas bases. Pero si el incendio se propaga, y el imperialismo se ve obligado a echar agua al fuego, 驴cu谩l ser谩 entonces la situaci贸n de Cuba, es decir, de la chispa?

Ernesto Che Guevara: Nosotros definimos la relaci贸n entre Cuba y los Estados Unidos, en la 茅poca actual, como un autom贸vil y un tren que van corriendo m谩s o menos a la misma velocidad, y el autom贸vil tiene que cruzar el paso a nivel. A medida que se acerca al paso a nivel, se acerca la posibilidad de confrontaci贸n y de choque. Si el autom贸vil 鈥搎ue ser铆a Cuba鈥 cruza antes que el tren, es decir, si la revoluci贸n latinoamericana adquiere cierto grado de profundizaci贸n, ya se ha pasado al otro: ya Cuba no tiene significaci贸n.

Porque a Cuba no se le ataca por despecho del imperialismo, sino que se la ataca por la significaci贸n que tiene. Quiero decir que si se profundiza la situaci贸n revolucionaria en Latinoam茅rica, hasta un punto tal que obligue a un empleo grande de las fuerzas norteamericanas, una serie de territorios ya no tendr铆an significaci贸n. Ya se habr铆a atravesado el paso a nivel. Nosotros vamos agravando nuestras confrontaciones con los Estados Unidos, d铆a a d铆a, objetiva y fatalmente, a medida que se agrava la situaci贸n en Latinoam茅rica 鈥搚 lo mejor que tiene es lo mal que est谩. Ahora, si la situaci贸n se agrava tan convulsivamente que obliga a los Estados Unidos, en gran escala, a utilizar fuerzas y recursos grandes, por su propio peso la significaci贸n de Cuba desaparece.

Ya el problema fundamental no es Cuba, como catalizadora, porque ya se ha producido la reacci贸n qu铆mica. La inc贸gnita es: si cruzaremos o no antes que el tren. Podr铆amos frenar, pero es dif铆cil que frenemos.

Eduardo Galeano: Con tales perspectivas, 驴hasta qu茅 punto es posible la coexistencia?

Ernesto Che Guevara: No se trata de Cuba, sino de los Estados Unidos. No le interesa Cuba a los Estados Unidos, si la revoluci贸n no cuaja en Latinoam茅rica. Si los Estados Unidos dominaran la situaci贸n, 驴qu茅 les importar铆a Cuba?

Eduardo Galeano: Y en el supuesto caso de que la revoluci贸n latinoamericana no estallara, 驴es posible que Cuba siga adelante?

Ernesto Che Guevara: Claro que es posible.

驴A largo plazo?

A largo plazo. Ya pas贸 el per铆odo peor del bloqueo.

Eduardo Galeano: No me refiero solo a la subsistencia f铆sica. Quiero decir si el aislamiento de Cuba de sus fuentes nutricias latinoamericanas no podr铆a producir problemas de otro orden: deformaciones internas, rigidez ideol贸gica, lazos cada vez m谩s fuertes de dependencia. Una revoluci贸n latinoamericana enriquecer铆a, sin duda, al marxismo: permitir铆a aplicar mejor los esquemas a nuestra realidad peculiar. Y si la revoluci贸n se latinoamericanizara, 驴permitir铆a que Cuba recobrara su marco natural de existencia? No es una afirmaci贸n: es una pregunta.

Ernesto Che Guevara: Me parece un poco idealista la cosa.

Uno no puede hablar de fuentes nutricias. Las fuentes nutricias son la realidad cubana, cualquiera que ella sea, y la aplicaci贸n correcta del marxismo-leninismo al modo de ser del pueblo cubano en determinadas condiciones.

El aislamiento puede provocar muchas cosas. Por ejemplo, que nos equivoquemos en la forma de apreciar la situaci贸n pol铆tica en Brasil; pero distorsiones en la marcha de la revoluci贸n, no. Claro que es m谩s f谩cil para nosotros hablar con un venezolano que con un congol茅s, pero en definitiva nos entenderemos perfectamente con los revolucionarios congoleses, aunque no hemos hablado todav铆a con ellos. Hay una identidad en la lucha y en los fines. Una revoluci贸n en Zanz铆bar nos puede dar tambi茅n cosas nuevas, experiencias nuevas; la uni贸n de Tanganica y Zanz铆bar; la lucha de Argelia; la lucha en Vietnam. Tenemos el delantal ind铆gena de nuestra madre americana, dec铆a Mart铆, y est谩 bien, pero nuestra madre americana desde hace tiempo ha pasado por sucesivas cruzas. Y cada vez m谩s los sistemas son mundiales: un sistema mundial del capitalismo y un sistema mundial del socialismo.

El hecho de que Argelia sea libre fortalece a Cuba; la existencia de Guinea la fortalece; la del Congo, tambi茅n. Nosotros siempre mantenemos muy clara esa idea: la identidad de Cuba con todos los movimientos revolucionarios. A pesar de los parentescos raciales, religiosos, hist贸ricos, Argelia est谩 m谩s cerca de Cuba que de Marruecos.

Eduardo Galeano: 驴Y m谩s cerca de la URSS que de Marruecos?

Ernesto Che Guevara: Eso tendr铆an que contestarlo los argelinos.

Eduardo Galeano: Cuando usted habla de 芦sistema mundial del socialismo禄, menciona pa铆ses que no integran el bloque socialista. En esos pa铆ses, movimientos de car谩cter nacionalista, canaliz谩ndose hacia el socialismo, le han impreso un fuerte sello propio.

Ernesto Che Guevara: El resultado final, necesariamente, es que siempre se va hacia una integraci贸n marxista, o se regresa hacia el campo capitalista. El Tercer Mundo es un mundo de transici贸n. Existe porque, dial茅cticamente, existe siempre, entre los contrarios, un campo donde se profundizan las contradicciones.

Pero no se puede mantener aislado ah铆. La propia Argelia, a medida que avanza en la profundizaci贸n del sistema socialista, deja paulatinamente el Tercer Mundo.

Eduardo Galeano: 驴No se puede hablar de un Tercer Mundo transversal al propio bloque socialista? El conflicto, ya no sordo, entre chinos y sovi茅ticos, fue analizado por algunos pensadores marxistas, como Paul Baran, como una consecuencia de las contradicciones internas entre los pa铆ses socialistas, con diferentes niveles de desarrollo y diferentes grados de confrontaci贸n con el imperialismo.

Ernesto Che Guevara: La muerte de Paul Baran me produjo una profunda impresi贸n. Yo lo estimaba mucho; 茅l hab铆a estado aqu铆, con nosotros.

Imperturbable, mov铆a su habano, en silencio; miraba mi l谩piz bic como a un intruso protagonista del di谩logo; decid铆 guardarlo. En adelante, el Che Guevara respondi贸 a un bombardeo de preguntas sobre temas econ贸micos. De la Conferencia de Ginebra (芦la raz贸n la tienen unos, pero las cosas las tienen otros禄) a los errores cometidos en el proceso econ贸mico interno, el Che Guevara habl贸 largo y tendido.

Hasta que un enemigo irrumpi贸 en la habitaci贸n para recordar al ministro de Industrias que su rival le aguardaba desde hac铆a veinte minutos ante el tablero de ajedrez, en el piso de abajo. Y no era cosa de perderse el campeonato as铆 como as铆.

Publicado en La Tizza Cuba




Fuente: Prensarural.org