September 15, 2021
De parte de Acracia
221 puntos de vista


驴Qui茅n pod铆a imaginar que iba a llegar a mis manos una fotograf铆a de la llamada 芦Transici贸n Democr谩tica禄 en la que pude encontrarme sin demasiadas dificultades?

Os sit煤o:

Se trata de la Plaza de Toros de Zaragoza llena a rebosar  en la celebraci贸n del primer gran mitin del Partido Comunista de Espa帽a (PCE). En 茅l participaba el m铆tico Santiago Carrillo y otras personas que no recuerdo y que poco importan para explicaros esta  historia peque帽a.

El PCE contaba con una gran fuerza propia: se hab铆a involucrado en la resistencia antifranquista, dispon铆a de militantes, intelectuales, bases materiales, infraestructura y legitimidad derivada de esta lucha. Pese a ello, consideraron esta fuerza insuficiente para propiciar la 芦ruptura禄 con la Dictadura y decidieron abandonar esa posibilidad, aceptando la negociaci贸n, para impulsar el 芦cambio禄, con el gobierno heredado del franquismo.

Se entr贸 de esta forma en un intercambio de fuerza por reconocimiento y el PCE fue renunciando, en un aut茅ntico proceso de autoinmolaci贸n, a aquello que le hab铆a caracterizado hasta ese momento (principios internos y fundamentos identitarios) en un tiempo r茅cord. Entre estas renuncias abandon贸 la Rep煤blica para aceptar la Monarqu铆a.

Me sit煤o:

Hac铆a poco que hab铆a entrado en la Universidad. Una rareza en la 茅poca: hija de un obrero del metal comunista y una modista que viv铆a en un barrio obrero de Zaragoza. Mi padre, el Instituto de Bachillerato Pignatelli (el primero mixto) y la Universidad fueron mi escuela para entrar en el activismo estudiantil. Mi ideolog铆a estaba por definir (era muy joven) pero me mov铆a entre los planteamientos aut贸nomos y anarquistas.

驴Qu茅 hac铆a en un mitin del PCE?

La respuesta es sencilla: una suma de curiosidad y asombro ante los primeros m铆tines legales. El PCE, como he dicho antes, acababa de abandonar la v铆a rupturista y ten铆amos curiosidad por escuchar  lo que ten铆an que decir.

As铆 que all铆 me fui con unos amigos.

El mitin:

Como he dicho, la Plaza de Toros estaba llena de gente y no encontramos m谩s sitio que en el 芦gallinero禄.  Al poco rato de empezar el mitin un peque帽o grupo de personas delante de donde est谩bamos sac贸 una bandera republicana. En cuesti贸n de minutos, el 芦servicio de orden禄 del partido  estaba all铆 para quitarles la bandera a tirones. Como es raro que me calle ante una situaci贸n que considero injusta, les interpele sobre lo surrealista que era que reprimieran una bandera que hasta hace unos meses era suya.

La cosa acab贸 regular. Entre empujones y malas maneras nos expulsaron del mitin a quienes hab铆an sacado la bandera y a m铆 de propina que no ten铆a nada que ver con ellos. Me agarraron del brazo, me condujeron a la planta de abajo y me pusieron de 芦patitas en la calle禄. Yo le iba diciendo 芦cositas禄 al del 芦servicio de orden禄, pero 茅l ten铆a claro su trabajo: echar alborotadores/as para que el acto transcurriera en perfecto orden.  

Este incidente fue muy aleccionador para m铆

Me di cuenta del papel normalizador que el PCE (y el PSOE) estaban cumpliendo en el proceso de la 芦Transici贸n Democratica禄. Quienes est谩bamos luchando por la 芦ruptura禄 en la calle, en la Universidad, en los lugares de trabajo y otros espacios, 铆bamos a perder la apuesta, como as铆 fue.

Me percat茅 de que el pueblo, o la clase obrera, se hab铆an convertido de la noche al d铆a en electorado y que la acci贸n entre iguales era sustituida por la divisi贸n entre gobernantes y gobernados.
Se impuso el realismo, entendiendo por real, no una red de relaciones que, a su vez, engendra la acci贸n, sino el mero conjunto de las condiciones existentes.

La actitud autoritaria y jer谩rquica del PCE, de la que o铆a hablar a m铆 alrededor, se encarn贸 en aquel empuj贸n y en aquel agarr贸n del brazo que iba incrementando la presi贸n conforme le iba diciendo que ten铆a derecho a expresarme libremente y que para eso est谩bamos luchando contra los continuadores de la Dictadura.

Nunca m谩s fui a un acto del PCE.

驴C贸mo obtuve esa foto hace unos pocos meses?

De forma absolutamente inveros铆mil. Est谩bamos varias personas desayunando en Ruesta en la Escuela Libertaria de CGT cuando sali贸 en la conversaci贸n el tema de la 芦Transici贸n禄 y el PCE y yo cont茅 lo que me ocurri贸 en el mitin. Una persona del grupo dijo, ante mi sorpresa, yo tengo una foto de ese incidente, cuando llegue a casa te la env铆o. Y as铆 fue.

En la foto no hay huella de la bandera republicana, pero s铆 del revuelo que se produjo y de la presencia de numerosos miembros del 芦servicio de orden禄 del PCE en la zona cercana al incidente. Y all铆 aparezco recriminando la retirada de la bandera republicana.

Y por 煤ltimo:

La lectura de dos libros me han impulsado a escribir esta peque帽a historia personal y colectiva: el de Amador Fern谩ndez Savater, La fuerza de los d茅biles; y el de Miguel Abensour, Para una filosof铆a pol铆tica cr铆tica.

Laura Vicente
http://pensarenelmargen.blogspot.com/2021/09/una-foto-una-pequena-historia.html




Fuente: Acracia.org