July 4, 2021
De parte de SAS Madrid
147 puntos de vista


Fue operada de cáncer y dejaron accidentalmente una gasa dentro de su cuerpo, la cual pensaron que era un tumor que estaba creciendo.

Ariadna Caballero ha sido víctima de una negligencia médica responsable de que haya estado recibiendo quimioterapia y radioterapia por error durante dos años. La joven ha vivido todo este tiempo con una gasa dentro de su cuello, hasta que su oncóloga se puso en contacto con ella para explicarle lo que estaba pasando.

“Me llamó la oncóloga y me dijo que se habían dejado una esponja de la primera operación, que no tenía cáncer y que eso era el bulto”, explica la joven tras varios tratamientos y dos operaciones.

En 2019, Ariadna fue diagnosticada de un ‘linfoma Hodgkin’ en su cuello, momento en el que los médicos dejaron una esponja olvidada en el interior de su cuerpo. Esta esponja hizo pensar a los médicos que el tumor estaba aumentando cuando ya había sido extirpado.

“Se echan la culpa unos a otros”

A pesar de la gravedad de la situación, la joven asegura no haber recibido explicaciones por parte del hospital. “No me han pedido perdón, se echan la culpa unos a otros”, cuenta sobrecogida. El error de los médicos conllevó un exceso de ciclos de quimioterapia y radioterapia muy duros para la joven. “Lo he pasado muy mal con la quimio, todo eso es tóxico y han dado de más”, añade.

Las consecuencias de la negligencia no se quedan solo ahí, Ariadna sostiene que la situación le ha hecho perder su trabajo puesto que “no me pudieron renovar”. El Hospital de Coslada ha preferido no pronunciarse puesto que la denuncia está en curso, pero han asegurado colaborar con la Justicia todo lo necesario.

Enlace relacionado CadenaSer.com 03/07/2021.




Fuente: Sasmadrid.org