July 22, 2021
De parte de SAS Madrid
172 puntos de vista


“No es s贸lo que se archive la querella sin practicar una investigaci贸n m铆nima, es la inhumanidad que destila el auto de la jueza”. Esta frase resume el sentimiento de familiares de mayores que fallecieron en cuatro residencias de Legan茅s (Madrid) durante la primera ola de la pandemia, tras leer el auto firmado por la magistrada M贸nica Boticario Mart铆n, que archiva las querellas presentadas contra los directores de los geri谩tricos.

La resoluci贸n de la jueza lleva fecha del pasado 13 de julio y en realidad archiva dos querellas, que fueron acumuladas en su d铆a en el Juzgado de Instrucci贸n n煤mero 5 de Legan茅s. Una fue presentada por familiares de tres residentes en el centro Los Frailes 鈥揼estionado por Aralia鈥, cuatro de El Encinar-Amavir, uno de DomusVi y tres de Vitalia Home, todos ellos agrupados en Marea de Residencias. Y la otra la formularon familiares de 24 mayores de Vitalia Home. En total, se trataba de analizar lo ocurrido con 35 personas que viv铆an en esas cuatro residencias, de los que 29 fallecieron, mientras que los otros seis lograron sobrevivir.

Los familiares acusaban a los directores de los cuatro geri谩tricos de la posible comisi贸n de delitos de homicidio y lesiones imprudentes, omisi贸n del deber de socorro y prevaricaci贸n. En la querella de Marea de Residencias tambi茅n se ped铆a actuar contra la presidenta madrile帽a, Isabel D铆az Ayuso, y los consejeros de Sanidad y de Justicia, Enrique Ruiz Escudero y Enrique L贸pez, respectivamente. La jueza Boticario, en agosto de 2020, inadmiti贸 la querella de Marea de Residencias, pero esta entidad present贸 un recurso y la Audiencia Provincial oblig贸 a la magistrada de Legan茅s a admitirla y practicar las diligencias oportunas. Eso s铆, dej贸 fuera de la investigaci贸n judicial a los tres pol铆ticos del PP, ya que est谩n aforados y no pueden ser investigados por un Juzgado de Instrucci贸n.

La jueza Boticario no encuentra el m谩s m铆nimo indicio de delito, tras estudiar la informaci贸n sobre los cuidados recibidos por los 35 mayores y analizar “todos los protocolos y resoluciones aprobadas por las distintas Administraciones P煤blicas para intentar paliar, regular y coordinar la actuaci贸n en este tipo de centros”, seg煤n indica en el auto. A continuaci贸n menciona hasta 22 resoluciones, pero llama poderosamente la atenci贸n que en el extenso listado no se incluya el Protocolo que imped铆a derivar a los hospitales a enfermos que viv铆an en residencias si ten铆an un alto grado de dependencia o de deterioro cognitivo. Ese documento lo aprob贸 la Consejer铆a de Sanidad el 18 de marzo de 2021, y se dictaron otras tres versiones los d铆as 20, 24 y 25 del mismo mes, tal y como desvel贸 en su d铆a infoLibre, que public贸 铆ntegramente las cuatro versiones del Protocolo de exclusi贸n [las puedes consultar aqu铆].

Los datos oficiales del Gobierno Ayuso, publicados tambi茅n por este peri贸dico, revelan que 7.291 mayores murieron en Madrid en su residencia sin ser trasladados a un hospital durante los meses de marzo y abril de 2020. De ellos, al menos 5.795 ten铆an coronavirus o s铆ntomas compatibles. El Protocolo de exclusi贸n de derivaci贸n hospitalaria es el que se aplic贸 en la mayor铆a de los casos para no trasladar a los residentes enfermos en la Comunidad de Madrid, y es justo el que no menciona la jueza Boticario en su detallad铆sima lista con 22 resoluciones.

PROHIBIDO EL TRASLADO AL HOSPITAL

La magistrada no considera necesario analizar el posible impacto que ese Protocolo tuvo en aquellos casos en que los mayores enfermos no recibieron asistencia hospitalaria, a pesar de que al menos en tres ocasiones consta que desde el Hospital Severo Ochoa se impidi贸 su traslado. El Protocolo del Gobierno Ayuso establec铆a que si un mayor enfermaba, desde la residencia se ten铆a que llamar al Servicio de Geriatr铆a del hospital de referencia, que deb铆a rechazar la derivaci贸n si cumpl铆a los requisitos establecidos, es decir, si ten铆a un alto grado de dependencia o deterioro cognitivo.

Juliana ten铆a 86 a帽os y viv铆a en la residencia Los Frailes, gestionada por Aralia. En el auto de archivo se indica lo siguiente:

El 24 de marzo se pone la residencia en comunicaci贸n con el Servicio de Geriatr铆a del Hospital Universitario Severo Ochoa, exponi茅ndole el caso de Juliana, indic谩ndoles desde el hospital que no es una paciente derivable, por lo que debe mantenerse en la residencia con oxigenoterapia. Ese mismo d铆a es trasladada a la unidad de aislamiento. Se mantiene contacto con Geriatr铆a por los brotes de agresividad que presenta la paciente, y desde el hospital pautan la medicaci贸n y el tratamiento a seguir. El d铆a 26 de Marzo empieza a presentar picos de fiebre y agitaci贸n, quit谩ndose las gafas nasales todo el rato. Escupe la medicaci贸n y la comida y se muestra muy agitada. La m茅dico de Geriatr铆a del hospital insiste en mantener la pauta de hidrataci贸n. Se le colocan mu帽equeras para conseguir tratarla y se le coloca el d铆a 28 mascarilla de ox铆geno pedi谩trica. En anal铆tica presenta alteraci贸n en niveles de sodio. Pese a las mu帽equeras sigue arranc谩ndose el ox铆geno y la v铆a y no cesa de dar patadas. El mismo d铆a 28 presenta cuadro de adormilamiento y mal estado general. El d铆a 30 de marzo, la M茅dico de Geriatr铆a del Hospital, tras ser informada, manifiesta que la paciente est谩 ya para cuidados paliativos que empiezan a serle administrados, con aumento de la morfina paulatinamente. Fallece el d铆a 9 de Abril.

El trato dispensado a Juliana no merece ning煤n reproche por parte de la jueza Boticario, que tampoco muestra mayor extra帽eza al ver que se califica a una persona como “paciente no derivable”.

Mar铆a, de 92 a帽os, resid铆a en el centro de Amavir en Legan茅s. Esto es lo que figura en el auto de archivo sobre ella:

Desde el 30 de Marzo empiezan a observarla m谩s detenidamente por s铆ntomas de decaimiento e ingesta irregular de alimentos. Sin fiebre. El 7 de Abril empeora su estado basal y el Hospital Universitario Severo Ochoa no autoriza su traslado por no cumplir los requisitos marcados por protocolos Comunidad de Madrid (gran dependiente y deterioro cognitivo severo). Por la Mutua privada sus familiares consiguen que sea trasladada al Hospital Quir贸n de Alcorc贸n. Seg煤n informe de Quir贸nsalud llega a ese Hospital el d铆a 7 de Abril de 2020, con deterioro del estado general, malestar y decaimiento. ITU con mala evoluci贸n. Ingresa sin fiebre y con buenos niveles de saturaci贸n. A su llegada desaturaci贸n importante. Se le practica resonancia con resultado no determinante. Se decide ingreso por situaci贸n de pandemia. Tras su exploraci贸n el diagn贸stico es de deterioro estado general, fallo renal e hipernatremia. Fallece el 8 de Abril en el citado Hospital de Alcorc贸n.

La experiencia de Mar铆a demuestra otra circunstancia que fue denunciada por los familiares de muchos residentes durante la primera ola en la Comunidad de Madrid. Que aquellos pacientes que ten铆an un seguro privado s铆 eran trasladados al hospital, mientras que no se atend铆a a los residentes enfermos en la sanidad p煤blica. La jueza Boticario, sin embargo, no detecta aqu铆 ninguna posible discriminaci贸n.

Feliciano, de 85 a帽os, estaba en Vitalia Home Legan茅s.  Tambi茅n a 茅l le negaron el tratamiento hospitalario. As铆 se narra en el auto:

El 18 de Marzo de 2020 comienza con tos sin expectoraci贸n y fiebre alta (39潞). Se le a铆sla por protocolo covid. El 19 de Marzo se llama al servicio de urgencias para derivar al hospital. Desde geriatr铆a del Hospital niegan derivaci贸n. Roncus y flemas en ambos campos pulmonares. Diagn贸stico de muy probable covid. Mal estado general. Presenta livideces en zona abdominal. Fallece sin prueba hecha pero con sintomatolog铆a compatible el 30 de Marzo de 2020.

Existe evidencia, por tanto, de que Juliana, Mar铆a y Feliciano fallecieron en el geri谩trico despu茅s de que desde el Severo Ochoa se impidiese su traslado al hospital. En la resoluci贸n judicial se narran al menos otros tres casos en que desde la residencia llamaron al hospital para plantear una posible derivaci贸n hospitalaria, pero ni siquiera les cogieron el tel茅fono. Todos los afectados viv铆an en el centro de Vitalia Home.

Fue lo que ocurri贸 con Esperanza, de 86 a帽os:

El 19 de Marzo de 2020 amanece en malas condiciones en general. Con fiebre, y disnea. En el Severo Ochoa no les cogen el tel茅fono. La doctora de la residencia recomienda comenzar con paliativos, morfina, buscapina y midazol谩n y no derivar al hospital porque est谩 colapsado (Doctora Esther). Diagn贸stico ITU. Se suspende el resto de la medicaci贸n. Fallece ese mismo d铆a. Nunca fue diagnosticada de covid.

Le sucedi贸 lo mismo a Mar铆a Purificaci贸n, de 85 a帽os:

El 11 de Marzo presenta fiebre. El 14 sigue con algo de fiebre. Como est谩 todav铆a pendiente de valoraci贸n por paliativos, se decide iniciar tratamiento con morfina. El 16 de Marzo se intenta comunicaci贸n con Hospital Severo Ochoa pero imposible.

Y pas贸 tambi茅n con Carmen, de 85 a帽os:

El 14 de Marzo de 2020 empieza con fiebre y somnolencia. Sin tos ni expectoraci贸n. El 16 de Marzo se llama en varias ocasiones al Severo Ochoa para posible derivaci贸n porque sigue deca铆da y con fiebre. Los niveles de saturaci贸n son buenos. No les cogen el tel茅fono. El d铆a 17 fallece en residencia. No lleg贸 a practic谩rsele una prueba de diagn贸stico para covid.

Adem谩s de estos seis casos 鈥搕res con prohibici贸n expresa de derivaci贸n y otros tres donde ni siquiera cogen el tel茅fono en el hospital鈥, hay otros diez donde en el auto de archivo no consta por qu茅 no fueron trasladados. Es lo que ocurri贸 con Carmen, que estaba en el geri谩trico de Amavir; con Ricardo, que viv铆a en Domusvi, y con ocho mayores de Vitalia Home: Rosa, Carmen, Antonio, Atanasio, Eladia, Mar铆a, Piedad y Mar铆a del Sagrario.

En el auto de archivo la jueza describe otras situaciones extra帽as. Por ejemplo, sobre Carmen, de 89 a帽os y residente en Vitalia Home, dice lo siguiente:

Nunca present贸 fiebre, ni saturaci贸n indebida, ni problemas respiratorios. La pusieron, como a todos, en aislamiento preventivo. En esa situaci贸n a diario se le med铆a temperatura y niveles de saturaci贸n. Desconocemos las causas de su fallecimiento.

驴C贸mo es posible que no se conozca la causa de su fallecimiento? 驴No hay parte de defunci贸n, est谩 en blanco? Nada comenta al respecto Boticario.

Tambi茅n sorprende el caso de Miguel M谩ximo, de 89 a帽os, y residente en Vitalia Home. All铆 viv铆a con su mujer, Eladia. Ambos fallecieron con un d铆a de diferencia. Esto es lo que escribe la magistrada:

El 23 de Marzo de 2020 presenta fiebre de 38 y cansancio general. Nivel de saturaci贸n normal. Es entonces cuando se acuerda ponerlo en aislamiento preventivo. El 25 de Marzo de 2020 sufre una ca铆da de la cama, sin consecuencias. No hay m谩s informes a partir del 25 de Marzo. Dice VITALIA que ese d铆a es derivado al Hospital Rey Juan Carlos de M贸stoles, donde falleci贸 el 29 de Marzo.

“Dice Vitalia” que fue trasladado? 驴Boticario no reclam贸 al hospital su expediente para comprobar si es cierto lo que le dijeron desde la residencia? 

Existen otros cuatro casos donde el enfermo fue finalmente trasladado a un hospital, pero donde la magistrada no considera necesario indicar en su auto desde cu谩ndo estaba esa persona enferma. Una informaci贸n imprescindible para saber cu谩ntos d铆as estuvo sin asistencia. Es lo que sucede con Carmen, que estaba en el centro Los Frailes; con Avelina, que viv铆a en El Encinar-Amavir, y con F茅lix y Mar铆a, que resid铆an en Vitalia Home. 

A la magistrada tampoco parece extra帽arle que Antonia, de Amavir, sea trasladada al hospital despu茅s de llevar ocho d铆as con fiebre en la residencia. 

En fin, hay en el auto p谩rrafos cuya lectura evoca un texto surrealista, como este sobre Mar铆a, de 96 a帽os:

En lugar de ser trasladada al Hospital, lo es al Centro de VITALIA de Moratalaz el d铆a 2 de Abril de 2020 como medida preventiva frente al COVID tras resultado negativo en PCR realizada por la Fundaci贸n Jim茅nez D铆az el d铆a anterior. El d铆a 3 de Abril vuelven a solicitar traslado a Legan茅s por cuadro de desaturaci贸n. Ellos gestionan traslado a residencia pero muere en Moratalaz antes de que llegue la ambulancia. La PCR que se le practic贸 descarta que su fallecimiento est茅 relacionado con la enfermedad de coronavirus, sin perjuicio, adem谩s, de que recibiera siempre el tratamiento m茅dico, asistencial y hospitalario que precis贸.

驴C贸mo pudo recibir Mar铆a “siempre el tratamiento hospitalario” que precis贸 si nunca ingres贸 en un hospital? Boticario no lo aclara.

LAS CONCLUSIONES DE LA JUEZA

Despu茅s de narrar todo lo expuesto, la magistrada llega a la siguiente conclusi贸n: 鈥淒e la historia cl铆nica de todos ellos se desprende que se trataba de personas con importantes antecedentes m茅dicos y patol贸gicos, y que a todos ellos se le prest贸 la asistencia m茅dica, asistencial, y hospitalaria que las circunstancias permitieron, y adecuada a su situaci贸n basal en esos momentos鈥.

En cuanto a la decisi贸n de trasladar o no a los pacientes al hospital, la jueza razona que 鈥渆n casi todos los casos no dependi贸 de los propios centros asistenciales cuyos directores son objeto de esta querella, sino que se trat贸 de una decisi贸n m茅dica consensuada con el servicio de geriatr铆a del Hospital Universitario Severo Ochoa, que era quien decid铆a en 煤ltima instancia, teniendo en cuenta la situaci贸n cl铆nica del paciente a derivar y sus propias posibilidades de ofrecerle tratamiento con visos de serle favorable鈥. Esta explicaci贸n es correcta, pero Boticario oculta algo que no parece un detalle intrascendente: los geriatras decid铆an cumpliendo las 贸rdenes de la Consejer铆a de Sanidad. 

A pesar de que la Audiencia Provincial de Madrid le dej贸 claro a Boticario, cuando le orden贸 admitir a tr谩mite la querella, que la presidenta Ayuso y los consejeros Escudero y L贸pez no formaban parte de su investigaci贸n, la jueza no se abstiene de escribir lo siguiente: 鈥淓s la pandemia que nos acecha la que hizo enfermar a estar personas, y no la actuaci贸n de los directores de las residencias o de los consejeros querellados de la Comunidad de Madrid鈥. 驴C贸mo es capaz la jueza de sacar una conclusi贸n sobre la actuaci贸n de los consejeros si no forman parte de lo que ha investigado? Una vez m谩s no lo explica, simplemente lo escribe.

Los familiares de la querella acumulada y archivada en el mismo auto 鈥搇a de los 24 residentes de Vitalia Home鈥 publicaron un comunicado en el que recuerdan que la magistrada de Legan茅s no practic贸 ni una sola de las diligencias que solicit贸 su abogado, se declaran “indignados” porque la jueza ha ignorado sus “historias, pruebas y argumentaci贸n” y critican que “atribuya la causa de defunci贸n a las enfermedades previas y a la avanzada edad de los mayores”. Adem谩s, anuncian un recurso de apelaci贸n ante la Audiencia Provincial de Madrid. El recurso fue presentado ayer mismo.

Enlace relacionado InfoLibre.es (21/07/2021).




Fuente: Sasmadrid.org