June 3, 2021
De parte de Indymedia Argentina
384 puntos de vista


El fallo tuvo en cuenta la opini贸n de la familia y el nene, una vez que se garantiz贸 el acceso a la informaci贸n y el consentimiento informado, y luego de que se les explic贸 acabadamente y en t茅rminos claros el tratamiento que quer铆an hacerle.

Ana Mar铆a Carriquiry. (Fuente: Gentileza Revista Norte)

07/05/2021

Lucas V. (nombre ficticio para resguardar su identidad) tiene 8 a帽os, es del Pueblo Wich铆, reside en Rivadavia Banda Sur, en el extenso departamento Rivadavia. Vive en una zona en donde las necesidades b谩sicas insatisfechas abundan, y si bien tuvo acceso a la salud luego de ser trasladado a Salta Capital, una jueza le permiti贸 elegir si se somet铆a o no a un tratamiento riesgoso.

Esto fue posible luego de que ordenara al personal de la Salud explicar en lenguaje llano y simple las implicancias del tratamiento que quer铆an hacerle por haber presentado peque帽as hemorragias a nivel neurol贸gico. Por ahora, ante su buena condici贸n de salud, el ni帽o y sus padres decidieron no acceder al tratamiento, aunque quedar谩 bajo supervisi贸n m茅dica y puede cambiar su decisi贸n cuando sea necesario.

Ese es el resumen de la decisi贸n de la jueza Ana Mar铆a Carriquiry, a cargo del Juzgado de Familia de Or谩n, en el norte provincial. La magistrada intervino tras la actuaci贸n del asesor de Menores e Incapaces N掳 2 de Or谩n, Cristian Babicz, que represent贸 a Lucas. El objetivo fue que se garantice el acceso a la informaci贸n m茅dica adecuada para otorgar o no su consentimiento informado y para resguardar los derechos a la salud y a la vida del ni帽o.

Lucas hab铆a sido intervenido en el Hospital Materno Infantil por las hemorragias pero ante la mejor铆a de su salud, su pap谩 solicit贸 el alta voluntaria por cuatro d铆as. Pero no volvi贸 a completar el tratamiento. Se los busc贸 en el domicilio, y el padre se neg贸 a seguir con el tratamiento debido a los riesgos, que implicaban incluso la posibilidad de muerte. Inform贸 entonces su intenci贸n de que la enfermedad siga su curso natural, incluyendo la posibilidad de nuevas hemorragias. Frente al dilema se pidi贸 la intervenci贸n de la Asesor铆a de Menores.

Al ver el caso, Babicz concluy贸 que no se hab铆a garantizado el derecho a la informaci贸n y los derechos del paciente al ni帽o y a su grupo familiar. Pidi贸 entonces que Lucas accediera a su derecho de ser o铆do.

En el marco del proceso la jueza orden贸 al Hospital y a su Comit茅 de Etica que informaran adecuadamente, de manera clara y llana al ni帽o y a su familia. Y para ello dispuso que 茅l, sus padres y un referente que ellos dispongan (como el cacique), viajaran hasta la ciudad de Salta para ir al Hospital Materno Infantil. All铆 se les explic贸 el tratamiento, y surgi贸 tambi茅n que con la intervenci贸n m茅dica a realizar el nene podr铆a perder la vista adem谩s de sufrir otras secuelas. Pero, por otro lado, se explic贸 que el tratamiento, 鈥渢iene altas probabilidades de ser bueno鈥. Los padres afirmaron comprender todo lo explicado, pero que tienen otra cosmovisi贸n, cuentan con otros medicamentos, otras formas de curar con medicina natural, por lo que se opusieron al tratamiento propuesto.

La jueza tom贸 tambi茅n contacto directo con el ni帽o, lo consult贸 sobre la realizaci贸n de la cirug铆a y si comprend铆a sus implicancias, y Lucas dijo en m谩s de una ocasi贸n que no quer铆a que lo operen.

Respetar la identidad cultural y el inter茅s del ni帽o

Carriquiry sostuvo que las personas implicadas en el proceso son de una comunidad wich铆, por lo que 鈥渞equieren especial atenci贸n y ajustes razonables para la efectividad de sus derechos respetando su identidad cultural鈥. Pero adem谩s indic贸 que era necesario avocarse al inter茅s superior del ni帽o.

Y refiri贸 el antecedente directo de la condena internacional al Estado argentino en el caso Lhaka Honhat por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) 鈥渃omo consecuencia de las graves violaciones a los derechos humanos de comunidades abor铆genes en la provincia de Salta. De ellos destaca la vulneraci贸n a su identidad cultural鈥.

鈥淓s el respeto a la dignidad humana, a las distintas formas de vivir lo que debe prevalecer, en este caso se debe ponderar su identidad cultural en los t茅rminos interamericanos y forma de vida; junto al diagn贸stico probable, que no ofrece ninguna seguridad, m谩s bien, muchas posibles secuelas invalidantes鈥, fundament贸 la magistrada. Estim贸 que 鈥渦na mirada respetuosa de los derechos de comunidades abor铆genes en clave constitucional y convencional, afirma el respeto por la decisi贸n adoptada鈥.

Carriquiry agreg贸 que Lucas actualmente va a la escuela, habla perfectamente y juega con sus amigos. Conoce el diagn贸stico, conoce las secuelas, pero prefieren, 茅l y su familia, no operarse. 鈥淣o es una decisi贸n f谩cil respetar dicha voluntad, pero es la que resulta m谩s respetuosa de su dignidad, del derecho a decidir, frente a las graves consecuencias que podr铆a aparejar la intervenci贸n quir煤rgica鈥.

Dispuso el control del ni帽o cada dos meses y advirti贸 que el equipo m茅dico debe contar siempre con el consentimiento informado del ni帽o. Adem谩s, si bien la familia comprendi贸 el idioma espa帽ol, dispuso la traducci贸n del fallo al idioma wich铆, para asegurar el acceso a la Justicia de las personas pertenecientes a la comunidad.

En un anexo, con un 鈥淨uerido Lucas鈥 de inicio, la jueza escribi贸 una carta al ni帽o para explicarle en lenguaje claro y llano su decisi贸n. 鈥淭e escuch茅 y decid铆 respetar tu deseo de no operarte en este momento. Quiero decirte que no voy a dejarte solo鈥, le dijo. Tambi茅n le dej贸 su n煤mero personal para que ante cualquier inquietud por su situaci贸n, Lucas pueda comunicarse directamente con ella. 鈥淭e mando un abrazo grande鈥, finaliz贸 la carta.

Una excepci贸n a la regla

La decisi贸n de Carriquiry y el procedimiento que sigui贸 en este caso se erige como una excepci贸n a lo que suele suceder con las comunidades originarias en general, y la wich铆 en particular.

Hace poco, la subsecretaria de Medicina Social de la provincia, Gabriela Dorigato, dijo que para tratarlos, sacar谩n a los ni帽os y ni帽as del seno de sus comunidades y sus familias, 鈥渁unque los pap谩s no quieran鈥. Si bien en estos casos el riesgo de muerte es alto dado que se trata de ni帽os desnutridos, el problema son las barreras para el acceso a la salud de las comunidades, y tambi茅n la falta de un acompa帽amiento con visi贸n intercultural.

鈥淓l tema de la salud es muy complicado desde siempre鈥, dijo a Salta/12 Bernardino Pizarra, secretario de Asuntos Ind铆genas del municipio de Rivadavia Banda Sur y originario 茅l mismo. Explic贸 que hay quienes ven a los integrantes de las comunidades como 鈥渜uedados鈥, pero no se entiende que 鈥渟on muy castigados con el tema de la discriminaci贸n鈥. La falta de atenci贸n y de un entendimiento entre los interlocutores hace que muchas veces se vuelvan de los hospitales sin atenci贸n 鈥測 los problemas se hacen cada vez m谩s graves鈥.

En Rivadavia Banda Sur 鈥渘o tenemos facilitadores鈥, agentes que acompa帽en en el acceso a la salud a los habitantes originarios y puedan explicarles acabadamente sobre su situaci贸n y los tratamientos que deben realizar. Adem谩s, Pizarra se quej贸 de la mala atenci贸n a las personas de la comunidad y el hecho de que en el municipio solo cuentan 鈥渃on cuatro agentes sanitarios, uno a punto de jubilarse鈥, siendo los 煤nicos agentes biling眉es que est谩n en territorio. En muchas ocasiones, sin entender el idioma y con el maltrato a cuestas, los pacientes se van solos 鈥測 vuelven en un caj贸n鈥, sin que nadie explique qu茅 pas贸, sostuvo Pizarra.

Conto que 鈥渉ace muchos a帽os鈥 perdi贸 una sobrina de 36 a帽os. 鈥淓lla ten铆a un grano en el dedo infectado y la derivaron un domingo a Or谩n de urgencia y el lunes me dicen que falleci贸. Y nunca explicaron a nadie que pas贸鈥. Historias como esta son recurrentes entre los miembros de las comunidades.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/340280-una-jueza-permitio-a-un-nino-y-a-sus-padres-wichi-decidir-so




Fuente: Argentina.indymedia.org