August 12, 2022
De parte de ANRed
227 puntos de vista

Sasha Barrionuevo ten铆a 38 a帽os, 13 hermanes y 35 sobrines. Como sucede con muchas mujeres trans, no encontr贸 otra fuente de ingresos que la prostituci贸n. Durante mucho tiempo tuvo que lidiar con el maltrato policial en las calles de Mar del Plata. Pas贸 su 煤ltimo a帽o y medio de vida, presa. Sufri贸 y denunci贸 golpizas. Su cuerpo dio m煤ltiples se帽ales de alarma, pero la acusaron de ser una simuladora. Muri贸 en el hospital, casi en simult谩neo con la firma de su liberaci贸n. La agon铆a fue la llave para salir del encierro. Para desentenderse de ella, cuando ya era tarde. Por Agencia Presentes.


Sasha falleci贸 el 20 de julio en el Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) Dr. Oscar Alende. All铆 la hab铆an derivado mientras estaba detenida en la alcaid铆a 44 del Complejo Carcelario de Bat谩n. Hab铆a bajado m谩s de 30 kilos en el 煤ltimo tiempo, estaba perdiendo la visi贸n y casi no ten铆a movilidad cuando la llevaron en camilla a recibir atenci贸n extramuros. La Comisi贸n Provincial por la Memoria (CPM), que ven铆a monitoreando su situaci贸n, reclama que se investiguen las causas de su muerte y la incidencia de la falta de acceso a la atenci贸n sanitaria.

鈥淓lla me dec铆a que se sent铆a muy enferma. Perdi贸 35 kilos abruptamente. Vomitaba, ten铆a p茅rdida de visi贸n, estaba desorientada. Pero ella y las compa帽eras dec铆an que los del Servicio Penitenciario no le cre铆an. Por una enfermedad de base que ten铆a, estaba comprometido su sistema inmunol贸gico. Le tendr铆an que haber hecho estudios para descartar meningitis, tuberculosis, todo. 驴C贸mo no la llevaban al hospital? La dejaron estar. Su muerte se podr铆a haber evitado鈥, se indigna Y茅sica G贸mez, una de las muchas sobrinas de Sasha. Ten铆an casi la misma edad y un v铆nculo muy cercano: 鈥淣os criamos juntas鈥.

El golpe y la ca铆da

En diciembre del a帽o pasado, Y茅sica vio los videos que mand贸 Sasha tras una represi贸n en la Unidad 54, donde estaba alojada por entonces. 鈥淎h铆 se ve que le est谩n pegando. Las compa帽eras trans dec铆an que no le peguen. Se escucha que alguien dice que le hab铆an marcado la cara, que le hab铆an doblado un dedo. Ah铆 todav铆a estaba m谩s gordita鈥, cuenta Y茅sica sobre su t铆a. Despu茅s, comenzaron la p茅rdida de peso y el deterioro.

A Sasha la conocemos el 22 de diciembre en la Unidad 54. Se comunica con nosotros porque hab铆a sido gravemente golpeada por el Servicio Penitenciario. Sufre un golpe en la cabeza y comienza con problemas en un ojo. Hicimos varias presentaciones por atenci贸n a la salud, pero nunca la vio un oftalm贸logo, que era lo que a ella le preocupaba鈥, dice Antonella Mirenghi, directora del Comit茅 Contra la Tortura de la CPM.

Desde ese espacio volvieron a ver a Sasha en junio. 鈥淓staba muy deteriorada, le costaba hablar. Estaba bajo efectos de medicamentos que no sab铆a cu谩les eran. Ah铆 decidimos ir a la historia cl铆nica y consultar por su situaci贸n de salud. Los m茅dicos de Sanidad de la U44 nos dicen que a criterio de ellos era un simulacro. Que estaba simulando para conseguir alg煤n beneficio procesal. Lo consultamos con el director y nos refiere lo mismo鈥, advierte Mirenghi.

Y remarca: 鈥淣o consultaron un m茅dico extramuros. No tuvo interconsultas. En 15 d铆as la volvemos a ver en un estado m谩s cr铆tico. Las compa帽eras nos dec铆an que muchas veces no se quer铆a levantar. Hab铆a empeorado notablemente en menos de un mes鈥.

Ante ese panorama, la CPM present贸 un h谩beas corpus. 鈥Ese mismo d铆a la sacan al hospital. Empiezan a tratarla primero por tuberculosis. La aislaron por eso, pero luego los estudios dieron negativo. Estuvo internada diez d铆as. Fue el deterioro total, hasta que fallece el 20 de julio鈥, relata Mirenghi. 鈥淟os familiares dicen que a horas de su muerte su hermana firma la libertad de Sasha que hab铆a otorgado el Tribunal Oral Criminal 3 de Mar del Plata. Y su familia cuenta que a ra铆z de aquella represi贸n de diciembre su estado de salud hab铆a empeorado. No podemos afirmar que esa haya sido la causa, pero la familia pudo detectar que algo estaba pasando鈥, plantea.

A morir a casa

鈥淵a la enterramos. Pero queremos que le hagan una autopsia. Para que se pueda ver que dejaron avanzar todo. Hab铆a rumores en la c谩rcel de que la estaban dejando morir鈥, asegura Y茅sica, sobrina de Sasha. Cuenta, adem谩s, que 鈥渓e iban a dar prisi贸n domiciliaria, pero por condiciones ambientales le dio negativo. Porque no ten铆a medidor de luz y no pod铆a ir con la pulsera electr贸nica a esa vivienda (en Barrio Centenario). Pero en el 煤ltimo tiempo se rumoreaba que la quer铆an mandar a la casa, aunque le dio negativo el permiso. Para que no se muriera ah铆 dentro鈥.

La sobrina de Sasha sostiene que 鈥渃uando le ponen el respirador, el Servicio Penitenciario estaba apurado por irse y que le saquen las esposas. Le dieron la libertad y muri贸. Al darle la libertad, el SP ya no era responsable. As铆 se lavaron las manos鈥. Denuncia, adem谩s, que su t铆a 鈥渘o estaba bien registrada en el hospital. Era un fantasma. Tuvo que ir alguien de direcci贸n a corroborar que estaba ah铆. Figuraba alguien con el mismo nombre, pero dada de alta鈥.

El caso es investigado por la fiscal铆a 10 de Mar del Plata, especializada en delitos contra la administraci贸n p煤blica. 鈥淓n teor铆a se iba a investigar la cuesti贸n de los m茅dicos, la desatenci贸n de la salud. Y vamos a insistir con esto, estamos pensando en presentarnos en la causa. Todos los d铆as estamos en comunicaci贸n con la fiscal铆a y vamos a seguir presentando y solicitando prueba. Que se llame a declarar a familiares, a compa帽eras de pabell贸n, para que den cuenta de su estado de salud鈥, apunta la directora del Comit茅 Contra la Tortura de la CPM.

Lo que pas贸 con Sasha, remarca Mirenghi, 鈥渘o es un caso aislado. Las c谩rceles de la Provincia de Buenos Aires est谩n atravesando una crisis sanitaria que se profundiz贸 en pandemia. Y en esta poblaci贸n que ya entra con una trayectoria de violencias y cuestiones deterioradas de su salud -por todo lo que conocemos sobre la poblaci贸n trans y travesti-, las que no ingresan con enfermedades de base se enferman dentro, y las que ingresan enfermas se agravan en el encierro鈥.

鈥淟a c谩rcel pesa y agobia a toda la poblaci贸n, pero sobre todo a la poblaci贸n femenina, a mujeres y diversidades鈥, dec铆a tiempo atr谩s a esta agencia Josefina Ignacio, del Comit茅 Nacional para la Prevenci贸n de la Tortura (CNPT). Y agregaba: 鈥淧orque la c谩rcel est谩 construida, fue concebida, para varones (鈥) La mujer trans o cis que llega a la c谩rcel en general ya ha sido vulnerada y en la mayor铆a de los casos ha sufrido violencia de g茅nero. Casi todas. Lo encontr谩s en cada uno de sus testimonios. Y lo siguen padeciendo ah铆 adentro鈥.

En l铆nea con lo planteado tambi茅n por otros organismos como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y el Equipo de G茅nero y Diversidad de la Procuraci贸n Penitenciaria de la Naci贸n (PPN), la referenta de la CPM cuestiona que 鈥no hay pol铆ticas pensadas para la poblaci贸n trans travesti, con toda la especificidad de acompa帽amiento que necesitan por las patolog铆as que tienen y pensando en alojamientos acordes a su g茅neroDentro del encierro sus patolog铆as se agravan, sus tratamientos hormonales se interrumpen, se dejan de controlar, algo que venimos denunciando. Hay una criminalizaci贸n muy grande sobre esta poblaci贸n y un 70% en la PBA est谩 por venta o tenencia de estupefacientes鈥. Como pas贸 con Sasha.

Maternar sobrines

Antes de ser detenida, Sasha pasaba todos los domingos en la casa de su hermana Romina. Con la que ten铆a m谩s v铆nculo. La mam谩 de cinco de sus 35 sobrines. 鈥淓ra una t铆a muy presente. A sus sobrinos les llevaba el mundo, les compraba todo. Eran como sus hijos. Ella siempre lo dijo. Que era su segunda mam谩鈥, se emociona Romina Barrionuevo. Y aclara: 鈥淓lla no era solo mi hermana. Era mi mejor amiga, mi mam谩. Era todo para m铆. Dejaron morir a la persona equivocada鈥.

Romina cuenta que Sasha comenz贸 su transici贸n alrededor de los 13. Al principio les ocultaba a su mam谩 y a su pap谩. Pero cuando se enteraron, la aceptaron. 鈥淓n la familia no hubo discriminaci贸n鈥, dice. En otros 谩mbitos, s铆.

鈥淎ntes que cayera presa est谩bamos haciendo los documentos, porque ella tramitaba pensiones por discapacidad por una leve discapacidad en su mano y su pie, y otra por tener VIH. No puedo creer tanta discriminaci贸n, por lo dif铆cil que es hacer documentos para una chica trans. Ten铆a que hacer el cambio de g茅nero, me ped铆an partida de nacimiento, pon铆an muchas trabas y nunca lo logr茅鈥, lamenta Romina.

Sasha 鈥渜uer铆a dejar la prostituci贸n y mantenerse con la pensi贸n. No quer铆a prostituirse m谩s. Sufr铆a la violencia sobre todo de la polic铆a, como todas las chicas trans. La paraban y le dec铆an que vend铆a droga. Cay贸 presa por eso. Pero ella consum铆a, no vend铆a. La viv铆an cagando a palos. Ella era grandota y a veces se mov铆a y la agarraban entre diez polic铆as. Por eso, iba desde su parada a su casa y desde su casa a su parada. Nada m谩s鈥, relata su hermana. El cambio de vida que buscaba Sasha qued贸 trunco.

Fuente: https://agenciapresentes.org/2022/08/11/una-mujer-trans-murio-presa-luego-de-que-en-la-carcel-le-negaran-atencion-medica-durante-meses/





Fuente: Anred.org