December 9, 2020
De parte de SAS Madrid
2,022 puntos de vista

M谩s de medio centenar de personas se concentraron ayer domingo, 6 de diciembre, a las puertas de La Casa de los Maestros en Collado Villalba, para recordar a Alfonso, un vecino que dorm铆a en la calle y el viernes amaneci贸 sin vida en un parque. 鈥淣o tener casa, mata鈥,  reclamaron, y exigieron al Ayuntamiento medidas urgentes para paliar el sinhogarismo.

鈥淟as temperaturas comienzan a bajar de cero y en Collado Villalba hay personas durmiendo en la calle sin ninguna alternativa ni protecci贸n. Esa ma帽ana, un hombre que dorm铆a al raso en la Plaza Los Belgas, apareci贸 sin vida, mientras una numerosa cantidad de viviendas en manos del Ayuntamiento siguen cerradas, sin uso y deterior谩ndose. Exigimos una respuesta ante una situaci贸n que podr铆a repetirse鈥, han denunciado desde la Asamblea de Vivienda.

鈥淣umerosas familias y gente no perciben ni las ayudas ni la orientaci贸n que la Concejal铆a de Servicios Sociales deber铆a ofrecer鈥, denuncia Tamara Mac铆as, de la Asamblea de Vivienda

Una de sus portavoces, Tamara Mac铆as, ha explicado que a ellos les llegan 鈥渘umerosas familias y gente que no perciben ni las ayudas ni la orientaci贸n que la Concejal铆a de Servicios Sociales deber铆a ofrecer鈥, y es por eso que instan al Ayuntamiento 鈥渁 que haga informes de vulnerabilidad social sin que un juez se los tenga que solicitar cada vez que hay un desahucio. En invierno nadie tendr铆a que vivir en la calle, porque puede morir, como demuestra este caso. Los municipios tienen que tener planes para vivienda social porque aqu铆 es un problema grave鈥, afirm贸.

La Polic铆a Local no ha querido comunicar a El Salto la causa de la muerte de la autopsia del vecino fallecido y ha emplazado a contactar con el servicio de prensa municipal, que reanudar谩 su trabajo el mi茅rcoles 9 de diciembre, tras el puente.

La Casa de los Maestros, el lugar elegido para la concentraci贸n, es un edificio de propiedad municipal en desuso que los colectivos piden se acondicione para fines sociales. 鈥淪on cuatro pisos bastante grandes que llevan sin habitar unos diez a帽os y para habilitarlos habr铆a que hacer algunas reformas, sobre todo, invertir en accesibilidad. Hace ya un par de a帽os, nosotros pedimos que se rehabilitaran para ponerlos a disposici贸n de la emergencia habitacional y, aunque el PP estaba en contra, la moci贸n sali贸 aprobada con el apoyo de Ciudadanos, pero evidentemente no se hizo nada. En 2019 lo volvimos a solicitar y pedimos un informe del arquitecto municipal, que determin贸 la inversi贸n a realizar y que incluso el techo est谩 arreglado鈥, explic贸 la concejala del grupo municipal Unidas por Collado Villalba, Eva Morata.

Sobre la situaci贸n de la vivienda social en el municipio, la concejala admiti贸 que hay una 鈥渃arencia importante鈥 de pisos. 鈥淎qu铆 hubo 44 pisos del Ivima, que fueron de los que se vendieron de esa manera gloriosa al fondo de inversi贸n Goldman Sachs y, de esos, casi todos fueron adquiridos por los particulares que pod铆an acceder a lo que ped铆a el fondo, excepto una vecina, que ha tenido dos intentos de desahucio por parte del fondo buitre鈥, record贸.

鈥淓n la calle Real hay un par de pisos en unos edificios antiguos que tambi茅n est谩n vac铆os y se podr铆an rehabilitar. Es decir, que habr铆a esos seis en total, pero en todos los casos necesitan obras y por eso no servir铆an para la respuesta inmediata que se necesita鈥, destac贸 Morata. Por ello, desde su bloque instan a la alcaldesa a gestionar ante la Consejer铆a de Asuntos Sociales 鈥渁 que reactive un albergue en la vecina localidad de Los Molinos, porque ha estado siendo utilizado hasta hace poco, durante el confinamiento, para personas sin techo鈥.

鈥淧贸ngalo alto y claro, era un desahuciado al que hab铆an echado a la calle鈥, enfatizan las vecinas

Alto y claro

Eran las 7.30h del viernes cuando personal policial encontr贸 en un banco del Parque Los Aromas el cuerpo sin vida de Alfonso, 鈥渦n vecino de Villalba de toda la vida鈥, como lo recuerdan quienes lo conocieron. Su deceso se produjo a apenas 200 metros de la Plaza los Belgas, donde cuentan que desde hac铆a al menos seis meses, pasaba sus d铆as y noches.

鈥淒icen que fue al parque a hacer sus necesidades, a un lugar m谩s oculto, y no tuvo fuerzas para bajar. Si saben que hay gente que est谩 viviendo en la calle, que al menos pongan un pu帽etero ba帽o qu铆mico para que puedan hacer sus necesidades鈥, reclam贸 una vecina que accedi贸 a hablar con El Salto con la condici贸n de mantener su anonimato.

鈥淭rabajaba en la f谩brica Capote, una empresa de cemento, y viv铆a con su madre, la se帽ora Pepita, en una casita baja en la calle La Fuente. En ese lugar hicieron unos pisos, as铆 que les dieron otro piso donde viv铆an, pero el hermano lo hipotec贸 y qued贸 en la calle. Era de una familia muy trabajadora, de Villalba de toda la vida. P贸ngalo alto y claro, era un desahuciado al que hab铆an echado a la calle鈥, enfatiz贸 la vecina. 

Alfonso, pr贸ximo a cumplir 60 a帽os, era hijo de quien fuera el zapatero de la zona de la Estaci贸n y de Pepita, quien durante muchos a帽os trabaj贸 en la limpieza de una de las sucursales bancarias de Caja Madrid en Collado Villalba. Una familia apreciada, seg煤n los diferentes testimonios, a las que la vida 鈥渟e le dio vuelta en poco tiempo鈥.

Tras el desahucio pas贸 un tiempo durmiendo en un garaje, pero dese hace unos seis meses lo hac铆a a la intemperie, pasaba los d铆as en la Plaza Los Belgas con un 鈥渃arrito鈥 y por la noche dorm铆a en los soportales colindantes. 鈥淩ecib铆a la ayuda de personas en la zona, todos los d铆as hab铆a una mujer que le bajaba la comida, la cena y a las 12 de la noche un colacao. Es una chiquita marroqu铆, Asamia, para que luego digan que las ayudas son solo para los extranjeros, esta chica es extranjera y le ayud贸 como nadie鈥, asegura esta vecina.

Dar铆o lo conoc铆a desde hac铆a unos a帽os, y empez贸 a tratarlo porque lo encontraba en Los Belgas cuando volv铆a de trabajar. 鈥淒urante las fiestas de Villalba lo ten铆an durante toda la noche vigilando las mesas y sillas de los bares y la hosteler铆a de Los Belgas鈥, record贸, y agreg贸 que seg煤n le hab铆a contado 鈥減or desavenencias鈥 no ten铆a relaci贸n con su familia y por eso se ve铆a abocado a sobrevivir en la calle.

Desde Servicios Sociales aseguran que la v铆ctima se negaba a recibir ayudas, sin embargo sus amigos relatan que era la Administraci贸n quien no le consegu铆a ning煤n tipo de ayuda, ni espacio en los albergues, y que recib铆a comida de una vecina y de una asociaci贸n

鈥淗ace cosa de un mes lo vi por 煤ltima vez, cuando una vecina bajaba a darle la cena. Hay un discurso aqu铆 en Villalba, de parte de la Administraci贸n, que dice que no quer铆a recibir ning煤n tipo de ayuda, que se negaba a recibirla. 脡l mismo me dec铆a que los albergues estaban llenos, hasta arriba, me dec铆a que no le consegu铆an ning煤n tipo de ayuda, que todo esto a nivel burocr谩tico es muy lento y que en los albergues no le daban espacio鈥, relat贸 Dar铆o. Desde Servicios Sociales, en declaraciones a medios locales, aseguran que la v铆ctima se negaba a recibir ayuda.

鈥淒e alguna asociaci贸n recib铆a comida, de C谩ritas o de otra. Yo le dije: 驴Si hubiera una posibilidad de que te ofrecieran una casa donde te pudieras meter, ir铆as? 脡l me respondi贸 con una frase que me lleg贸 muy adentro: A m铆 vivir en una casa me har铆a hombre, como expresando la necesidad que ten铆a de un lugar a donde llegar, donde estar鈥, destac贸. Dar铆o con un grupo af铆n estuvo un tiempo buscando alguna alternativa habitacional que no consiguieron. 鈥淣o fue posible y ahora esta muerte nos deja muy mal鈥, confes贸.

鈥淟e dije: 驴Si hubiera una posibilidad de que te ofrecieran una casa donde te pudieras meter, ir铆as? 脡l me respondi贸 con una frase que me lleg贸 muy adentro: A mi vivir en una casa me har铆a hombre, como expresando la necesidad de un lugar a donde llegar鈥, explica su amigo Dar铆o

Corazones de piedra

Mariola Vargas ostenta el cargo de alcaldesa de Collado Villalba desde el 14 de noviembre de 2014, cuando siendo concejala de Servicios Sociales del gobierno popular, asumi贸 la Alcald铆a en reemplazo de su compa帽ero de partido, Agust铆n Ju谩rez L贸pez de Coca, quien dimiti贸 al ser uno de los primeros detenidos cuando estall贸 la Operaci贸n P煤nica.

En los seis a帽os que lleva en el cargo el ayuntamiento ha sido distinguido dos veces con el 鈥淐oraz贸n de piedra鈥, un galard贸n que la Asociaci贸n Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales otorga desde 2013 a personas e instituciones que muestran 鈥渦na menor sensibilidad social鈥 y cuyas opiniones o actuaciones 鈥減roduzcan mayor desamparo y sufrimiento a los ciudadanos y familias m谩s vulnerables鈥.

En los 煤ltimos seis a帽os, el Ayuntamiento de Collado Villalba ha recibido dos veces el premio 鈥淐oraz贸n de piedra鈥 entregado a instituciones que muestran 鈥渦na menor sensibilidad social鈥.

El premio recibido por dos a帽os consecutivos, en 2016 y 2017, junto a una treintena de consistorios de toda Espa帽a, se entrega a aquellos ayuntamientos cuyo presupuesto en promoci贸n social y servicios sociales es inferior al 60% de la media del conjunto de ayuntamientos con m谩s de 20.000 habitantes. Es decir, a Ayuntamientos cuya inversi贸n social por habitante apenas si alcanza los 30鈧, un premio a 鈥渓a menor sensibilidad social鈥.

Desde la oposici贸n acusan que en los 煤ltimos a帽os se han quedado sin gastar 鈥渆ntre un 35 y un 40% por ciento鈥 del presupuesto de servicios sociales y que este a帽o de pandemia, si bien no tienen las cuentas, es obvio que ha habido mayores ayudas en alimentos, pero 鈥渘o ha habido una gran inversi贸n de servicios sociales鈥, aseguran.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (07/12/2020).




Fuente: Sasmadrid.org