March 7, 2021
De parte de Asociacion Germinal
303 puntos de vista


Una vez más las anarquistas somos el chivo expiatorio de este sistema criminal. Una vez más sus medios ignoran la presunción de inocencia y reproducen las notas de prensa de Interior y los Mossos. Han utilizado los titulares sobre «anarquistas italianos» para ocultar las causas del malestar y la ira de la población joven y no tan joven. La violencia que denuncian políticos, medios y policía cada día en las manifestaciones tienen origen en la violencia cotidiana que ellas mismas provocan: los desahucios, el trabajo precario, los accidentes laborales, la violencia machista, la homofobia, el racismo, los recortes en servicios públicos, la brutalidad policial y la falta de libertad de expresión.
Hace poco un mosso mutiló, de nuevo, un ojo a una manifestante. Dicen que no saben quién ha sido y por eso seguirá en libertad. Además, durante la primera semana de protestas, y como ocurre en estas oleadas de rabia, la BRIMO, inspirada por Sherwood, ha corrido desbocada por Catalunya. Lo mismo ha sucedido en el resto del Estado español: cargas indiscriminadas con total impunidad, al igual que en todos los casos anteriores. Ninguna investigación, ninguna responsabilidad. Nadie se ha preocupado de las heridas provocadas por la violencia policial. Nadie se preocupa por la chica a quien mutilaron el ojo y que no podrá recuperar. Mientras se abren titulares de prensa y se celebran cumbres por un pequeño incendio junto a una furgoneta policial, aunque los Mossos no han detenido a ninguna persona por él.
Como anarquistas, luchamos por un modelo de sociedad libre de violencias, basada en el apoyo mutuo, la solidaridad, la libertad y la igualdad. Estas semanas hemos salido a las calles para la libertad de expresión y las presas, por un trabajo digno y oportunidades para la juventud, por la finalización de los desahucios, contra las violencias machistas, racistas, homófobas y transfobia, contra la brutalidad policial, por la mejora y desprivatización de los servicios públicos, por el medio ambiente y más. Las anarquistas defendemos un mundo más libre y más justo.
Como anarquistas, no queremos vivir en el caos que genera la ley de la selva, como la que vivimos actualmente con el sistema capitalista. Queremos un mundo mejor y por eso levantamos sindicatos, ateneos, organizaciones y cooperativas. Por eso creamos comunidades de lucha en barrios y pueblos, a empresas y centros educativos.
Queremos un mundo mejor, y por eso luchamos:
  • Para una economía justa poniendo la vida en el centro y en el reparto del trabajo, la riqueza y las tareas reproductiva.
  • Por una democracia directa que emane de los barrios y pueblos y sea construida desde abajo hacia arriba.
  • Para preservar la Tierra, cuidando el territorio sintiéndonos parte de este.
  • Para una sociedad intercultural y transfeminista, donde podemos convivir en la diversidad.
Exigimos la libertad sin cargos de las anarquistas detenidas / encarceladas y de todas las activistas y militantes. Luchar por un mundo mejor no es delito, es totalmente legítimo e imprescindiblemente necesario!
La solidaridad es nuestra mejor arma!
Libertad a las detenidas por luchar!
Disolución de la BRIMO!
Basta de represión a las que luchan!
Share



Fuente: Asociaciongerminal.org