January 2, 2021
De parte de El Libertario
342 puntos de vista


Publicaci贸n anarquista La Campana
 
[Nota previa de El Libertario: Reproducimos la parte final de un extenso trabajo sobre el tema. Por su extensi贸n dejamos fuera la primera parte, donde se presenta una amplia cr贸nica hist贸rica respecto al tema, ciertamente importante para comprender a cabalidad la situaci贸n del Sahara Occidental.]

Infame comportamiento de los gobernantes espa帽oles. Ayer, los franquistas. Ahora, el PSOE

Mientras tanto, en Espa帽a, la 鈥減otencia administradora鈥 de la descolonizaci贸n del S谩hara (seg煤n la legislaci贸n internacional), el PSOE lograba alcanzar la mayor铆a absoluta en las elecciones parlamentarias de 1982, por las que accedi贸 a la Presidencia del Estado, Felipe Gonz谩lez.

Hasta
esa fecha, tanto el PSOE como el propio Felipe Gonz谩lez, hab铆an hecho
saber al pueblo saharaui que estar铆an con 茅l hasta la victoria. Fueron
palabras de Felipe Gonz谩lez, pronunciadas el 14 de noviembre de 1976 en
el S谩hara, frente a los m谩s importantes l铆deres del pueblo saharaui, las
siguientes: 鈥淓l Pueblo Saharaui va a vencer en su lucha. (鈥) Para
nosotros no se trata ya del derecho de autodeterminaci贸n, sino de
acompa帽aros en vuestra lucha hasta la victoria final (鈥) A medida que
nuestro pueblo se acerca a la libertad, ser谩 mayor y m谩s eficaz el apoyo
que podamos prestar a vuestra lucha. El partido est谩 convencido de que
el Frente Polisario es el gu铆a recto hacia la victoria final del pueblo
saharaui y est谩 convencido tambi茅n de que vuestra rep煤blica
independiente y democr谩tica se consolidar谩 sobre vuestro pueblo y
podr茅is volver a vuestros hogares. Sabemos que vuestra experiencia es la
de haber recibido muchas promesas nunca cumplidas. Yo quiero, por
consiguiente, no prometeros algo, sino comprometerme con la Historia.
Nuestro partido estar谩 con vosotros hasta la victoria final鈥.

驴Qu茅
hizo Felipe Gonz谩lez en ese momento, en 1982 y en los a帽os siguientes
(fue presidente del gobierno por trece a帽os y medio consecutivos, entre
1982 y 1996), por cumplir la palabra dada al pueblo saharaui? Nada
absolutamente, que no fuese apoyar a Marruecos en su boicot al
Refer茅ndum, su negativa a aplicar las resoluciones de la ONU y de la
Uni贸n Africana, consolidar la invasi贸n del territorio saharaui hasta el
l铆mite sur otorgado a Mauritania, apoyar la colonizaci贸n y expansi贸n en
el territorio ocupado de empresas internacionales operando bajo
concesi贸n marroqu铆, impulsar el comercio de armas con Marruecos 鈥 y, por
supuesto, formar parte de la red de impunidad internacional que ampara
todas las violaciones de derechos humanos, torturas, asesinatos,
desapariciones forzadas, encarcelamientos ejecutados en esos a帽os por el
ej茅rcito y la gendarmer铆a marroqu铆 sobre la poblaci贸n saharaui en el
territorio ocupado. Este mismo comportamiento -criminal en sus hechos,
atroz y genocida en sus consecuencias, c铆nico en su ret贸rica, vil en su
traici贸n-, es el que han tenido todos los gobiernos espa帽oles desde
aquella fecha hasta hoy, Aznar, Zapatero, Rajoy y, ahora, el t谩ndem
Pedro S谩nchez-Pablo Iglesias.

El refer茅ndum que no llega, la ocupaci贸n del territorio cada vez m谩s cruenta y rapaz

Siempre
es lo mismo: la ONU fija una nueva fecha para el Refer茅ndum y
Marruecos, con una u otra excusa (siempre aceptadas sin apenas reproche)
lo boicotea. Entre medias, la ocupaci贸n del territorio se intensifica,
la poblaci贸n saharaui exiliada en Tinduf sufre lo indecible y los
habitantes nativos en la zona militarmente ocupada son cada d铆a m谩s
acosados y reprimidos, sin que el Frente Polisario pueda hacer frente a
una posible, y cada vez m谩s necesaria, ruptura de la tregua alcanzada en
1991.

En diciembre de 1999, el Secretario general de la ONU,
Kofi Annan, se hab铆a comprometido a fijar una nueva fecha para el
Refer茅ndum en el a帽o 2000. 鈥淐uando se cierre definitivamente el censo de
electores -hab铆a dicho- se fijar谩 la data definitiva para la Consulta鈥,
lo que se produjo en enero, en que se dio por terminado el listado
electoral, as铆 como la identificaci贸n de todos y cada uno de los
posibles votantes. Sin embargo, una vez m谩s, Marruecos bloque贸 el
proceso y el refer茅ndum acordado no se celebr贸 en ese momento.

Tras
el fracaso del 2000, el secretario general de la ONU, Kofi Annan volvi贸
a intentarlo en 2003, ahora con una 鈥渘ueva propuesta de soluci贸n al
conflicto鈥, basada en los siguientes principios: que el territorio
saharaui se integre oficialmente en Marruecos, con el compromiso formal
del Rey marroqu铆 de otorgar una cierta Autonom铆a al territorio en
litigio y, al cabo de cinco a帽os, celebrar un refer茅ndum en la zona para
aclarar definitivamente el status pol铆tico de la regi贸n y sus
habitantes (estado independiente, autonom铆a integrada en Marruecos,
provincia marroqu铆, etc). En esa consulta podr铆an participar tanto los
propiamente saharauis como los ciudadanos marroqu铆es colocados all铆 por
la monarqu铆a tras la invasi贸n armada. Ninguno de los implicados
directamente en esta historia -Marruecos y el pueblo saharaui- se llam贸 a
enga帽o respecto del verdadero significado del 鈥淧lan鈥, cuya negociaci贸n
ser铆a adem谩s encabezada por el estadounidense James Baker. Por razones
obvias la 鈥減ropuesta鈥 tampoco prosper贸.

Invasi贸n, ocupaci贸n y saqueo, forzosos e ilegales

En
este largo periodo de la 鈥渢regua鈥, de 1991 a hoy, adem谩s de incumplir
todas las resoluciones de la ONU -sin que, por supuesto, la ONU le
reclamase ni impusiese ninguna sanci贸n, unas veces por el veto de EE UU,
otras de Francia, otras de Espa帽a, siempre con la 鈥榓yuda鈥 de alg煤n
c贸mplice-, Marruecos fue ocupando y controlando militar e ilegalmente,
valga la redundancia, cerca de las tres cuartas partes del S谩hara
Occidental, incluida una vasta franja de desierto en la costa atl谩ntica
en la que se encuentran sus yacimientos de fosfatos 鈥揺l dep贸sito de este
mineral m谩s rico del mundo- lindante con sus riqu铆simos bancos de pesca
y en la que, adem谩s, se han encontrado importantes yacimientos de
petr贸leo.

Saqueo de los recursos naturales del S谩hara Occidental. Colaboraci贸n de las empresas espa帽olas y multinacionales en el despojo

Cada
d铆a es mayor la implicaci贸n de grandes empresas internacionales en la
explotaci贸n de los recursos naturales saharauis en los territorios
ocupados ilegalmente por Marruecos, contraviniendo toda la legislaci贸n
internacional en cuestiones fundamentales, entre ellas, el derecho de
autodeterminaci贸n de los pueblos bajo yugo colonial. Se trata de
empresas que act煤an siempre bajo concesi贸n directa del propio gobierno
marroqu铆, entre las que se encuentran en gran n煤mero firmas espa帽olas
que co-participan en el saqueo de los recursos naturales propiedad del
pueblo saharaui, por m谩s que no la pueda ejercer frente a los fusiles
marroqu铆es.

Baste con se帽alar unas cuantas de estas empresas para caer en la cuenta de la implicaci贸n espa帽ola en este saqueo:

FMC
Foret.- S贸lo en 2008, la empresa qu铆mica FMC Foret afincada en Huelva
import贸 ilegalmente m谩s de 500.000 toneladas de fosfatos procedentes del
Sahara Occidental. La naviera Ership S.A. es propietaria de los barcos,
鈥橲ac Flix鈥, con 16.000 toneladas de capacidad, y 鈥橲ac M谩laga鈥, con
30.000 toneladas. Estos barcos trasportan habitualmente los fosfatos
desde el puerto de El Aai煤n hasta los muelles de la empresa FMC Foret.

Isofot贸n.-
Empresa malague帽a de instalaciones energ茅ticas solares fotovoltaicas.
En enero de 2009, anunciaron la adjudicaci贸n de 1200 instalaciones
fotovoltaicas en 鈥淢arruecos鈥, algunas de las cuales se realizar谩n en El
Aai煤n, capital del Sahara Occidental ocupado. Tambi茅n se ha presentado
al concurso de construcci贸n de tres centrales solares fotovoltaicas de
entre 1 y 3 MW en Dajla y entre 5 y 10 MW en Bojador.

El grupo
empresarial gallego JEALSA est谩 asociado con la empresa marroqu铆 Dr
Lhoucine Derhem. Dicha asociaci贸n, denominada DAMSA, posee en El Aai煤n,
Sahara Occidental, una f谩brica especializada en conservas de sardina y
caballa, con una producci贸n de m谩s de 33 millones de latas.

Europac铆fico.-
Las empresas Sealord Group (Nueva Zelanda), Nippon Suisan Kaisha
(Jap贸n) y Pesquera Friosur (Chile), han formado una Uni贸n Temporal de
Empresas, para la distribuci贸n de pescado en el mercado Ib茅rico (Espa帽a y
Portugal), dando lugar a la denominada sociedad mercantil Europac铆fico
Alimentos del Mar, S.L., con domicilio social en Vigo (Pontevedra).
Europac铆fico ha firmado un acuerdo con la empresa marroqu铆 Grupo Omnium
Marocian de P猫che (OMP) para la distribuci贸n de pescado (pulpo y otras
especies) capturadas ilegalmente por la flota marroqu铆 con base en
Tan-Tan, faenando en la zona FAO 34.1.3. y otras 谩reas lim铆trofes de
pesca en las aguas del Sahara Occidental.

[A estas complicidades,
debe agregarse la del gobierno chavomadurista venezolano, que ha
adquirido fosfato saqueado por Marruecos del territorio saharaui. Al
respecto, ver “El caso saharaui: otro ejemplo de lo que el
chavomadurismo entiende por ‘solidaridad internacional'” http://periodicoellibertario.blogspot.com/2014/08/el-caso-saharaui-otro-ejemplo-de-lo-que.html.]

Muros y minas antipersonas

Adem谩s,
Marruecos continu贸 la construcci贸n en el territorio del enorme muro de
鈥渄efensa鈥, con sus 2700 kil贸metros de longitud que atraviesa el S谩hara y
cuyos campos exteriores sembr贸 entre siete y diez millones de minas
antipersonas, lo que le convierte en el campo minado m谩s extenso del
mundo. Desde 1991 se ha producido la mutilaci贸n y, en muchos casos, la
muerte de m谩s de 2500 saharauis a consecuencia de la explosi贸n de estas
minas, por m谩s que el propio Frente Polisario haya logrado neutralizar
algo menos de 30.000 de estas minas y artefactos explosivos.

Este
muro, extendido a lo largo y ancho de la regi贸n en ocho tramos, levant贸
una frontera f铆sica entre los territorios saharauis ocupados por
Marruecos y un reducido espacio en el que todav铆a puede ejercer su
dominio la Rep煤blica saharaui. Sin embargo, la creaci贸n de la ruta para
el transporte rodado que unir铆a Rabat (Marruecos) con Mauritania y los
pa铆ses del 脕frica Occidental, ha de pasar por ese territorio 鈥渄e
amortiguamiento鈥, por lo que Marruecos decidi贸 abrir una 鈥渂recha鈥 (de
uso exclusivo) en su propio muro. Brecha que no exist铆a en 1991 cuando
se firmaron los acuerdos con los que entr贸 en vigor el alto el fuego,
por lo que ahora Marruecos los incumple unilateralmente sin causa que lo
justifique.

驴Condenados a una guerra, no menos suicida que la paz que les reserva Marruecos?

Hace
apenas una semana, el pasado 13 de noviembre, el Frente Polisario, por
voz del presidente de la Rep煤blica 脕rabe Democr谩tica Saharaui (RASD),
Bahim Ghali, declar贸 que consideraba rota la tregua firmada con
Marruecos en 1991 y, en consecuencia, se declaraba el estado de guerra y
suspend铆a el alto el fuego. Por m谩s que la causa real de esta ruptura
tenga su fundamento en la imposibilidad de celebrar el refer茅ndum de
autodeterminaci贸n del pueblo saharaui previsto hace ya treinta a帽os en
aquel acuerdo -firmado bajo los auspicios de la ONU-, la raz贸n pr贸xima
del drama que se avecina est谩 en la penetraci贸n a finales del mes pasado
por el ej茅rcito marroqu铆 en la zona de 鈥渁mortiguamiento鈥
desmilitarizada de Guerguerat, en el extremo sur del S谩hara Occidental,
junto a la frontera de Mauritania y la de la propia RASD. En esa zona,
la monarqu铆a marroqu铆 acaba de finalizar el levantamiento de unos muros
de arena defensivos de la ruta vital para el tr谩fico rodado comercial
entre Marruecos, Mauritania y todo el 脕frica Occidental. Esta ruta,
construida ilegalmente y al margen de los acuerdos de 1991, a juicio de
los saharauis, s贸lo sirve para el 鈥渟aqueo permanente por Marruecos de
las riquezas del pa铆s, cuyo 煤nico propietario es el pueblo saharaui鈥.

El bloqueo saharaui

El
21 de octubre, un grupo de unos sesenta militantes saharauis trataron
de controlar el paso de camiones sobre esta ruta, deteniendo a los
veh铆culos para obligarles a reconocer que estaban sobre territorio
saharaui y no marroqu铆. A esta acci贸n pac铆fica, respondi贸 Marruecos con
la invasi贸n por varias unidades militares de la zona, el ataque a
campamentos civiles en Guergerat y el intento de establecer puntos de
vigilancia y control permanente.

La acci贸n de Marruecos
-claramente calculada y decidida con anterioridad al propio bloqueo
saharaui, pues ya en 2017 hab铆an asfaltado casi tres kil贸metros de esta
carretera y ahora estaban a punto de terminarla para llegar hasta la
frontera con Mauritania, baliz谩ndola adem谩s con puestos de vigilancia-
provoc贸 la inmediata reacci贸n de los militantes del Polisario, que
respondieron con disparos y ataques de coheter铆a contra bases militares y
puestos de control del ej茅rcito y la gendarmer铆a marroqu铆, instaladas
en el 鈥渕uro de seguridad鈥, que hasta ahora, ejerc铆a de frontera de facto
entre la RASD y el territorio saharaui ocupado. La protesta saharaui se
extendi贸 en El Ai煤n, la capital ocupada por Marruecos, donde la
poblaci贸n se enfrent贸 a las fuerzas de ocupaci贸n.

Marruecos
insiste en su provocaci贸n. Sus c贸mplices -tambi茅n el gobierno espa帽ol-
le garantizan la impunidad y, llegado el caso, la 煤ltima masacre del
pueblo saharaui

Por m谩s que la ONU insiste -隆siempre con la boca
peque帽a!- en que esa zona no puede ser utilizada por equipos y personal
militar marroqu铆 sin violar la tregua de 1991 y las resoluciones
internacionales posteriores, Marruecos sigue adelante con su plan de
llevar las fuerzas de ocupaci贸n hasta la frontera misma con Mauritania,
lo que es causa leg铆tima para que el Frente Polisario y la Rep煤blica
脕rabe Saharaui declaren el estado de guerra, al que est谩n siendo
obligados.

Los soldados marroqu铆es levantan un muro de arena a 20
kil贸metros al este de la carretera de Guerguerat. Y adem谩s, est谩n
alargando 200 kil贸metros al este el muro que empezaron a construir en
1980 bajo el reinado de Hassan II y que recorre 2.700 kil贸metros en el
desierto. Ese muro llegar谩 ahora hasta la frontera con Mauritania. Con
lo cual, esta franja quedar谩 acordonada y el Frente Polisario ya no
podr谩 bloquear la carretera sin que sea tildado de terrorista por la
propaganda occidental, aliada de Marruecos.

Suicida la guerra, suicida la paz

Entre
ambas realidades, que nunca son absolutas, solo la lucha por la
libertad y la justicia tienen sentido verdadero. El adversario del
pueblo saharaui -el que les roba sus casas, paisaje y querencias, el que
les mata, reprime y humilla en cada ocasi贸n, el que incumple
sistem谩ticamente los pactos firmados ante instancias internacionales- es
tan poderoso como es funesta la tiran铆a que ejerce incluso sobre sus
propios s煤bditos.

Dispone Marruecos de un ej茅rcito dotado y armas
en abundancia, pero sobre todo, dispone del apoyo activo de todos los
gobiernos de las democracias occidentales, particularmente de EE UU y de
la Uni贸n Europea, que le financian, le venden toda clase de armas y
municiones, celebran con 茅l acuerdos de todo tipo que incluyen la
explotaci贸n de los bienes saharauis y, sobre todo, le garantizan la
impunidad internacional a todas sus violaciones de los derechos humanos y
fechor铆as, por horrendas que sean.

Un final todav铆a no escrito

La
probable consecuencia de esta nueva frustraci贸n del pueblo saharaui
ser谩 la reanudaci贸n de la guerra, interrumpida en 1991. Si la paciencia
(probablemente suicida) de los saharauis no lo evita, las sombras de los
muros acoger谩n nuevas v铆ctimas de una guerra demencial que tanto nos
afecta a los espa帽oles, puesto que las fortunas de quienes se lucraron
con la venta del pueblo saharaui todav铆a pasean sus dineros y sus fachas
por la Espa帽a, ahora llamada democr谩tica pero tan traidora a la
libertad de miles de personas 鈥 de todo un pueblo, como lo fueron hace
cuarenta y cinco a帽os sus antecesores franquistas.

驴Hasta cu谩ndo
el pueblo del S谩hara se ver谩 obligado a resistir como refugiado
insurgente en el desierto a la ocupaci贸n marroqu铆? Sabemos que resistir谩
茅picamente, como lo viene haciendo desde hace cuarenta a帽os, mientras
act煤e la solidaridad internacional (en la que no es secundaria la
demostrada por el pueblo espa帽ol, en abierta contradicci贸n con sus
gobiernos y la pol铆tica de Estado). Pues si esa falla, los matar谩n. Y
ser谩n los Hass谩n, los S谩nchez-Iglesias, los Macron, los Biden 鈥 una vez
m谩s, los asesinos.
 
[Parte final de un texto m谩s extenso, que en versi贸n completa es accesible en https://www.revistalacampana.info/especiales/2020/11/24/sahara-occidental.]




Fuente: Periodicoellibertario.blogspot.com