September 23, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
252 puntos de vista


Cemal Şerik, integrante del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), alertó sobre la situación represiva en Turquía y manifestó que es necesario redoblar la campaña para liberar a Abdullah Öcalan, líder kurdo encarcelado desde 1999 en la isla-prisión de Imrali.

Şerik afirmó que hoy más que nunca es necesaria una lucha conjunta entre las sociedades kurda y turca, porque eso desanimaría al gobierno de los partidos AKP/MHP.

El también comandante del PKK remarcó la importancia de la campaña “Poner fin al aislamiento, la ocupación y el fascismo: es hora de la libertad”, lanzada el 12 de septiembre de 2020, durante el 40° aniversario del golpe militar en Turquía.

Şerik advirtió que el gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan “ha perdido la capacidad de dominar la sociedad”, situación que “ya no se puede ocultar”. “La sociedad ya no acepta esta regla. En este sentido, podemos afirmar que la fase actual es similar a la del período anterior al golpe del 12 de septiembre de 1980”, destacó.

El integrante del Comité Central del PKK aseveró que “la revolución en Kurdistán debe unirse a la resistencia social en Turquía. Allí, existe el potencial necesario para garantizar tal encuentro. La campaña “La hora de la libertad” del PKK demuestra esta realidad”.

“La revolución de Kurdistán expresa su disposición a construir una unidad con la oposición social, revolucionaria y socialista, y sus fuerzas de resistencia –argumentó-. Esto es a lo que apuntamos. El PKK ha dejado en claro con su campaña ‘La hora de la libertad’ que está listo para esa unidad y una revolución en conjunto”.

Şerik subrayó la importancia de que las guerrillas resistan contra Turquía, que posee el segundo ejército más grande de la OTAN. Para el comandante insurgente, la resistencia tiene éxito a pesar del apoyo de las organizaciones internacionales a Ankara.

“La sociedad de Kurdistán, las fuerzas democráticas y revolucionarias de Turquía, y la organización en el campo político democrático, ofrecen una resistencia inquebrantable. La continuidad de esta resistencia es una prueba de que el Estado no pudo lograr nada a pesar de todo. Todos estos hechos se han manifestado en la campaña ‘La hora de la libertad’ que ya lleva un año”, estimó.

Şerik explicó que “la guerrilla se ha convertido en el representante más eficaz de esta campaña”, además de que la gente de Kurdistán esté en las calles, la diáspora realice actividades todo el tiempo y los y las presas política realicen huelgas de hambre en demanda de libertad para Öcalan.

“Debemos unir a las sociedades de Kurdistán y Turquía en el objetivo de una revolución unida”, para de esa forma “aplastar al fascismo”, finalizó el comandante del PKK.

FUENTE: Berfin Bagdu y Mahir Erdal / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org