April 21, 2021
De parte de La Haine
236 puntos de vista


Cuba y Argentina ponen de manifiesto la capacidad de investigaci贸n y de producci贸n

Todos los an谩lisis coinciden en la gravedad sanitaria y econ贸mica del momento, con 150 millones de contagiados y 3 millones de muertos por Covid19. El problema lleva m谩s de un a帽o desde la declaraci贸n de la pandemia en marzo 2020.

Se considere por donde sea el impacto econ贸mico es regresivo y se mide en crecimiento de la pobreza, el desempleo, la precariedad laboral, la desigualdad y una brutal concentraci贸n del ingreso y la riqueza, sumado al colapso sanitario. Entre otros aspectos, discrimina a los sectores m谩s empobrecidos, las trabajadoras y los trabajadores, principalmente a mujeres y j贸venes, tal como indica el estudio del FMI en la zona latinoamericana y caribe帽a[1]. Esta regresiva situaci贸n convoca al debate de problemas de coyuntura y de estructura.

En la coyuntura se trata de resolver una demanda que viene de lejos en la 鈥渟oluci贸n鈥 de la pandemia y remite a la aplicaci贸n universal de las vacunas que hoy est谩n en circulaci贸n. Resulta interesante verificar la cantidad de vacunas en acci贸n, con eficacia para minimizar la gravedad y desenlace de los contagios, aun cuando la diversidad supone la fragmentaci贸n de la capacidad de investigaci贸n y producci贸n, incluso, evidencia la ausencia de cooperaci贸n internacional. En definitiva, es resultado de la mercantilizaci贸n del proceso de producci贸n y circulaci贸n, asociado al fen贸meno m谩s general de asumir a la salud como una mercanc铆a, en desmedro de una tradici贸n de derecho a la salud.

Por esto es fundamental instalar un debate en la sociedad por la 鈥渟uspensi贸n鈥 de las patentes, en contra de los acuerdos de propiedad intelectual sustentados como agenda estrat茅gica en la Organizaci贸n Mundial de Comercio (OMC). Esta iniciativa por la liberaci贸n de las patentes est谩 sustentada por m谩s de un centenar de pa铆ses y una creciente demanda de organizaciones sociales globales entre las que destaca la campa帽a de 鈥渕茅dicos sin fronteras鈥漑2].

El dato relevante es que, iniciada la vacunaci贸n, se verifica la concentraci贸n de dosis entre los pa铆ses con mayor capacidad de compra, discriminando a las poblaciones del mundo en funci贸n de los diferentes niveles de desarrollo y capacidad de compra de los estados nacionales. Aun as铆, el ritmo de ejecuci贸n de la vacuna es pobre y apenas menos del 7% de la poblaci贸n mundial ha recibido por lo menos una dosis, y menos del 3% las dosis que completan el proceso recomendado. Ello pone de manifiesto el l铆mite de la situaci贸n actual y la demanda de actuar con rapidez para frenar los efectos desastrosos de la pandemia y en la econom铆a, que se descarga sobre buena parte de la humanidad.

La realidad es que las patentes son detentadas y defendidas por el capital transnacional, lo que se expresa en la valorizaci贸n de los capitales invertidos en los laboratorios farmac茅uticos. Es una din谩mica que act煤a a contramano de las condiciones de emergencia de sectores vulnerables en la econom铆a mundial, seg煤n coinciden todos los an谩lisis de los organismos internacionales, la academia o la prensa. No debiera resultar una sorpresa la contradicci贸n entre la miseria y desesperaci贸n extendida del presente, junto a la acumulaci贸n y enriquecimiento de pocos. Es algo a modificar en tiempos de amenazas civilizatorias.

Esto nos lleva a la cuesti贸n estructural, que supera el debate y resoluci贸n de la emergencia sanitaria y econ贸mica asociada a la pandemia. En ese marco, lograr la suspensi贸n de las patentes, aun temporaria, es un punto de apoyo en una estrategia de modificaciones estructurales que ampl铆e derechos sociales, en particular relativos a la salud. Ello supone un debate de ideas, pol铆tico y cultural, que afecta a la propiedad de los medios de producci贸n, eje sustantivo en la l贸gica capitalista.

La cooperaci贸n internacional para la investigaci贸n, la producci贸n y circulaci贸n de vacunas debiera estar en el centro de la preocupaci贸n intelectual de la sociedad contempor谩nea.

Es una cuesti贸n coyuntural y estructural, en un tiempo donde debiera prevalecer el factor humano en la consideraci贸n de pol铆ticas p煤blicas, aun a contramano de la l贸gica hegem贸nica de la ganancia y la acumulaci贸n. Si se piensa en Am茅rica Latina y el Caribe, todas las consideraciones se agravan, ya que con una poblaci贸n del 8% en el 谩mbito mundial, re煤ne un tercio de contagios y muertes, con el problema de pa铆ses que parec铆an alejados del flagelo, ahora se agregan a la vulnerabilidad. Ya no solo preocupan Brasil, M茅xico, Colombia, Per煤, Chile, Ecuador o Argentina, sino que se suman Uruguay y Paraguay que hasta hace poco parec铆an a salvo y m谩s all谩 de la pandemia.

Mirando a la regi贸n, el optimismo proviene de Cuba y la consolidaci贸n de a帽os de trabajo en materia de salud, especialmente con los resultados de la vacuna Soberana. La cooperaci贸n en materia de salud hist贸ricamente ofrecida por Cuba en sus misiones de solidaridad podr铆a inspirar la cooperaci贸n regional en la producci贸n y distribuci贸n de la vacuna en toda Latinoam茅rica y el Caribe, incluso en el 谩mbito mundial. Pese al bloqueo, Cuba marca el camino de un rumbo soberano para resolver en condiciones desiguales sus problemas. En otro plano de potencialidad regional, Argentina acord贸 cooperaci贸n en la producci贸n de la vacuna 鈥淎straZeneca鈥, que debi贸 fraccionarse en M茅xico, aun cuando se complet贸 el proceso en EEUU. Ahora trascendi贸 el acuerdo para producir la 鈥淪putnik V鈥 en la Provincia de Buenos Aires, con pretensi贸n de abastecimiento local y regional.

Ambos casos, Cuba y Argentina, ponen de manifiesto la capacidad de investigaci贸n y de producci贸n en momentos en que hacen falta esfuerzos conjuntos para resolver problemas en el corto y mediano plazo, ya que las vacunas ser谩n necesarias ante la continuidad de la pandemia. La ausencia de cooperaci贸n mundial evidencia la vulnerabilidad de la sociedad contempor谩nea, por lo que debe estimularse un proceso de integraci贸n y colaboraci贸n entre los estados de Am茅rica Latina y el Caribe. Es una cuesti贸n de supervivencia de la humanidad, que se juega en una poblaci贸n que soporta gravemente el flagelo pand茅mico. Nuevamente el desaf铆o podr谩 resolverse desde la integraci贸n no subordinada y en perspectiva de emancipaci贸n.

—-

Notas:

[1] FMI, en: https://blog-dialogoafondo.imf.org/?p=15489

[2] MSF, en: https://www.msf.org.ar/firmar/no-patentes-en-pandemia

La Haine




Fuente: Lahaine.org