December 5, 2020
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
1,608 puntos de vista

Dr. Binoy Kampmark

bkampmark@gmail.com

Original de http://countercurrents.org/2020/11/…

“Ganar miles de millones con las exportaciones de armas, que alimentan el conflicto y que a la vez proporcionan una peque帽a fracci贸n de eso en ayuda al Yemen, es inmoral e incoherente”. As铆 tron贸 el Director de Oxfam en el Yemen, Muhsin Siddiquey, despu茅s de consultar cifras del Instituto de Investigaci贸n para la Paz de Estocolmo (SIPRI) que muestran que los miembros del G20 han exportado m谩s de 17.000 millones de d贸lares en armas a Arabia Saudita desde que el Reino entr贸 en el conflicto en el Yemen. “Las naciones m谩s ricas del mundo no pueden seguir poniendo los beneficios por encima del pueblo yemen铆”.

Lo hacen y seguir谩n haci茅ndolo, a pesar del brote de c贸lera, el coronavirus, los hospitales que funcionan mal y los 10 millones de bocas hambrientas. La 煤ltima ilustraci贸n de esto es la venta apresurada de 23.000 millones de d贸lares por parte de la administraci贸n Trump de 50 aviones de combate F-35, 18 aviones teledirigidos MQ-9B Reaper, misiles aire-aire y diversa munici贸n a los Emiratos 脕rabes Unidos. Emiratos 脕rabes Unidos fue miembro entusiasta de la coalici贸n liderada por Arabia Saudita que ha estado golpeando al Yemen desde 2015. A pesar de haber completado una retirada militar gradual del conflicto en febrero de 2020 a bombo y platillo, Abu Dhabi sigue participando en la coalici贸n y es miembro influyente. Amnist铆a Internacional ha emitido una l煤gubre advertencia de que esas armas bien podr铆an utilizarse en “ataques que violan el derecho internacional humanitario y matan, adem谩s de herir, a miles de civiles yemen铆es”.

Con el inminente cambio de administraci贸n en los Estados Unidos, hay un revuelo moral en las filas del Congreso, aunque gran parte de 茅ste sigue siendo manso y sesgado. Los senadores dem贸cratas Bob Men茅ndez (NJ) y Chris Murphy (Conn.), junto con el senador republicano Rand Paul (Ky) tienen la intenci贸n de presentar resoluciones separadas desaprobando la venta por parte del presidente Donald Trump. Men茅ndez se sinti贸 con fuerza moral para advertir a la administraci贸n Trump de que “eludir los procesos deliberativos relativos a una introducci贸n masiva de armas en un pa铆s, en una regi贸n vol谩til con m煤ltiples conflictos en curso, es francamente irresponsable”.

Murphy expres贸 su apoyo a “la normalizaci贸n de las relaciones entre Israel y los Emiratos 脕rabes Unidos (EAU), pero nada en ese acuerdo requiere que inundemos la regi贸n con m谩s armas y facilitemos una peligrosa carrera armamentista”.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, ha lanzado unas cuantas lisonjas a los cr铆ticos del c铆rculo vicioso de amor y armamento de Estados Unidos con los Estados del Golfo. Durante el debate dem贸crata de Atlanta celebrado en noviembre del a帽o pasado, se apart贸 de la pol铆tica adoptada durante la administraci贸n Obama, sobre todo en lo que respecta a Arabia Saudita. “Quiero dejar muy claro que no vamos a venderles m谩s armas”. La administraci贸n Biden “les har铆a pagar el precio, y los convertir铆a de hecho en los parias que son”. Sobre el conflicto de Yemen, prometi贸 espec铆ficamente “poner fin a la venta de material a los saud铆es adonde van y asesinar a ni帽os”. Palabras fuertes, f谩ciles de decir cuando se es candidato.

Este punto de vista fue reiterado al Consejo de relaciones Exteriores en agosto de este a帽o. “Pondr铆a fin al apoyo de Estados Unidos a la desastrosa guerra liderada por los saud铆es en Yemen y ordenar铆a una reevaluaci贸n de nuestra relaci贸n con Arabia Saudita”. La administraci贸n Trump hab铆a concedido al reino “un peligroso cheque en blanco”. Arabia Saudita lo ha usado para extender una guerra en Yemen que ha creado la peor crisis humanitaria del mundo, llevar a cabo imprudentes enfrentamientos en pol铆tica exterior y reprimir a su propio pueblo”.

Los grupos progresistas han captado un aroma que encuentran prometedor. La directora de pol铆ticas de Win Without War, Kate Kizer, expres贸 su esperanza “de que [Biden] empiece por terminar inmediatamente tantas ventas a los EAU como sea posible y poner freno a las transferencias que el Congreso ha tratado de rechazar bajo Trump”.

El lavado de manos en esto es, sin embargo, insuficiente. Men茅ndez, por ejemplo, no est谩 preocupado por el destino de los civiles yemen铆es en el contexto de esas ventas de armas, citando “una serie de preocupaciones pendientes sobre la forma en que esas ventas afectar铆an a los intereses de seguridad nacional tanto de los Estados Unidos como de Israel”. Prioridades, prioridades.

El principal asesor de pol铆tica exterior de Biden, Tony Blinken, parece menos preocupado por qui茅n ser谩 el objetivo de las armas en la venta de los Emiratos 脕rabes Unidos que por cualquier molestia causada a ese intachable aliado, Israel. La venta del F-35, por ejemplo, estaba destinada a ser un coto de guerra entre Estados Unidos e Israel. Venderlo a otras potencias en Oriente Medio podr铆a comprometer la doctrina de “ventaja militar cualitativa” que Washington adopta hacia el Estado jud铆o. “La administraci贸n Obama-Biden puso esos aviones a disposici贸n de Israel y s贸lo de Israel en la regi贸n”, explic贸 Blinken en una entrevista con el Times of Israel. La nueva administraci贸n tendr铆a que “echar un vistazo” a la venta de los F-35. 驴Era, se pregunt贸, una compensaci贸n por el acuerdo de normalizaci贸n entre Israel y los Emiratos 脕rabes Unidos?

La gigantesca venta de armas sigue siendo un asunto de negocios y pol铆tica, pero los negocios tienden a ser la parte que manda. Detener o frenar la venta de armas est谩 siempre de moda y nunca es permanente. Oxfam nos recuerda esa verdad empapada de sangre. “Cuando se incluyen las exportaciones de armas de las naciones del G20 a otros miembros de esta coalici贸n [谩rabe], la cifra de 17.000 millones de d贸lares se eleva a por lo menos 31.400 millones de d贸lares entre 2015 y 2019, el 煤ltimo a帽o del que se dispone de registros”.

Traducci贸n revisada por Agust铆n Velloso a partir de la realizada con la versi贸n gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator




Fuente: Grupotortuga.com