March 8, 2021
De parte de Terraindomite
312 puntos de vista


El Ministerio de Salud de Austria ha decidido suspender las inoculaciones con dosis de un lote de AstraZeneca mientras investiga la muerte de una persona que había recibido una dosis (1).

Las autoridades sanitarias del país intentan saber si existe una relación entre la inmunización y el fallecimiento de esta enfermera de 49 años a causa de graves problemas de coagulación. También estudian el caso de otra sanitaria de 35 años de la misma clínica que recibió la vacuna y que sufrió más tarde una embolia pulmonar, aunque ahora está en proceso de recuperación. Desde la Oficina Federal para la Seguridad en la Atención de la Salud (BASG) destacan que “actualmente no hay evidencia de una relación causal con la vacuna“.

El departamento de Salud austríaco informó que entre los posibles efectos secundarios de la vacuna no figuran los problemas de coagulación. Pero como medida de precaución han decidido retirar el lote del que procedían las dosis que les fueron inoculadas a las dos sanitarias. Desde AstraZeneca señalan que su preparado es seguro y eficaz y que, de hecho, ha sido aprobado en más de cincuenta estados.

No obstante, la semana pasada murió en Nápoles una profesora de inglés de 62 años, Anna Maria Mantile, pocos días después de recibir la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca (2).

En la Unión Europea la vacuna fue aprobada a finales de enero y la OMS emitió un dictamen favorable a su uso de emergencia en febrero. Los fabricantes afirman que todos los lotes son sometidos a los mismos procesos de control y que no se han registrado reacciones adversas de carácter grave asociadas a la vacuna. En los ensayos se registraron reacciones de corta duración y ningún episodio asociado a problemas de coagulación.

Según el último dato aportado por Sanidad, en España se han suministrado 539.338 dosis de AstraZeneca. En Galicia se “inmuniza” (sic) con esta fórmula a profesores menores de 55 años y la estrategia de vacunación general fijada para las personas de entre 50 y 55 años se hará con los lotes que la Xunta acaba de recibir. En esta franja de edad serán inoculadas con esta fórmula 244.900 personas, incluidas las nacidas en 1966. El orden que se seguirá será el mismo que para las personas de más de 80 años: se arrancará por aquellos cuyo primer apellido empiece por la letra H. Las autoridades sanitarias españolas no “inmunizan” (sic) con esta vacuna a personas mayores, como sucede en otros países, porque en su momento se consideró que no se habían realizado suficientes estudios clínicos para este tipo de población cuando se aprobó la comercialización.

Pero Alemania, que inicialmente había optado por esta decisión, ha cambiado su protocolo para usarla sin restricciones marcadas por la edad, algo que también ha sucedido en Suecia. De hecho, ahora hay nuevos estudios que respaldan este cambio.

Entre el 14 de diciembre del año pasado y el 18 de febrero del corriente, hubo 19.907 incidentes de eventos adversos, incluyendo 1.095 muertes y 3.767 lesiones graves.

Aproximadamente un tercio de las muertes ocurrieron dentro de las 48 horas posteriores a la vacunación y el 48 por ciento de las personas que murieron enfermaron a las 48 horas de ser vacunadas.

En Gran Bretaña las vacunas han matado a más de 400 personas desde el inicio de la campaña en diciembre del año pasado, según datos oficiales.

En Israel la vacuna de Pfizer mató a unas 40 veces más personas de edad avanzada de las que habrían muerto y a 260 veces más de los menores de 65 años de lo que el coronavirus se habría cobrado en el plazo dado.

Mientras sigue el goteo de muertos por las vacunas Australia, siguiendo la iniciativa de otros países, busca el apoyo del ejército en su campaña de vacunación contra el coronavirus, según informaron las autoridades el miércoles 3 de marzo de 2021, porque la campaña se ha retrasado.

El ejército australiano ayudará a desplegar vacunas para personas mayores en zonas rurales y regionales a las que no pueden acceder fácilmente otros proveedores de atención sanitaria, según ha declarado la ministra de Defensa en funciones, Marise Payne.

Se espera que los equipos militares comiencen a operar la próxima semana y se centren en la planificación, la logística y el apoyo a las vacunaciones.

“A medida que entramos en la siguiente fase del despliegue de vacunas para los ancianos y seguimos ampliando los equipos, se están incorporando más enfermeros, farmacéuticos y proveedores, y los equipos de vacunación de la ADF [fuerzas armadas] complementan estos esfuerzos”, dijo el ministro de Sanidad, Greg Hunt, en un comunicado.

Australia comenzó la vacunación masiva de sus 25 millones de habitantes el 22 de febrero, con los trabajadores sanitarios de primera línea y los ancianos recibiendo las primeras dosis, pero no alcanzó el objetivo de dosis de la primera semana en casi la mitad.

El gobierno sólo pudo administrar algo menos de 34.000 dosis en la primera semana, según datos oficiales, ya que el ritmo de la campaña de vacunación se ralentizó después de que dos ancianos recibieran por error cuatro veces la dosis recomendada.

Sin embargo, el ministro Hunt dijo que el programa de inmunización del país está en camino de completarse a finales de octubre, que se espera que lleguen más dosis al país sin demora y que se espera que la producción local de la vacunas comience en las próximas semanas.

En las últimas semanas Australia no ha notificado ningún caso de coronavirus o un número reducido de positivos.

Con algo menos de 29.000 diagnósticos y 909 muertes, la pandemia apenas ha hecho acto de presencia en Australia, a pesar de lo cual ha impuesto draconianas medidas represivas de confinamiento, rastreo y cierre de fronteras.

El martes el gobierno prorrogó el cierre de sus fronteras internacionales por tres meses, hasta el 17 de junio, con el pretexto de las nuevas “variantes” del coronavirus.

Por su parte, unos días después de las primeras inyecciones de la vacuna británica AstraZeneca en Francia, a principios de febrero, muchos trabajadores de la salud informaron de fuertes efectos secundarios, como síntomas similares a los de la gripe. Varios hospitales del oeste de Francia han decidido escalonar sus campañas de vacunación.

Según el sitio web de noticias Le Télégramme , los hospitales de Brest y Morlaix, en la región occidental francesa de Bretaña, informaron de “altas proporciones de personas vacunadas que presentan efectos secundarios”, entre el 20 y el 25% del personal vacunado en Brest se ausentó del trabajo . 

El hospital Saint-Lô de Normandía suspendió este jueves la vacunación de sus profesionales de la salud lanzada el día anterior, debido al malestar entre el personal vacunado.

“Nos pone en dificultades cuando tenemos equipos completos siendo vacunados el mismo día y el 15% del equipo tiene síntomas posteriores a la vacunación”, dijo Mélanie Cotigny, oficial de comunicaciones del hospital, a la agencia de noticias francesa AFP.

“El laboratorio AstraZeneca anunció efectos secundarios de 12 a 15% en esta vacuna, así que lo sabíamos pero no lo anticipamos de esa manera”.

Las dudas recientes sobre la eficacia del jab de AstraZeneca , han surgido en las últimas semanas, particularmente debido a la falta de datos para pacientes mayores de 55 años.

La Agencia Nacional Francesa de Seguridad de los Medicamentos (ANSM), en su informe de situación , publicado el jueves, enumera “149 declaraciones de farmacovigilancia entre la mañana del 6 y el 10 de febrero que mencionan síndromes gripales a menudo de alta intensidad”

Durante este período, aproximadamente 10.000 personas recibieron una dosis, continuó la ANSM. Por el momento en Francia, este sérum está reservado para profesionales sanitarios menores de 65 años. 

El fracaso francés en desarrollar una vacuna casera genera preguntas

Estos “síndromes de gripe, a menudo de alta intensidad”, implican fiebre alta, con una temperatura promedio de 39 grados, pero también fatiga, dolores y molestias y dolores de cabeza. La edad media de los profesionales sanitarios afectados es de 34 años.

Se descarta la hipótesis de lote defectuoso, puesto que según la ANSM, “estos efectos secundarios indeseables son conocidos y descritos con las vacunas”. La Agencia también descarta la hipótesis de un lote defectuoso. 

“El lote de la vacuna de AstraZeneca en uso desde el 6 de febrero de 2021 ha estado sujeto a un estricto control de calidad farmacéutica de acuerdo con el procedimiento de liberación del lote”, explica el informe. Este lote se ha utilizado en otros 21 países de la Unión Europea (UE). Hasta la fecha, no ha habido declaraciones equivalentes en otros países “. 

“Y, sin embargo, no se han informado todas las reacciones (adversas) y no nos han llegado”, advierte el profesor Mathieu Molimard, especialista en farmacovigilancia y colaborador de la ANSM.

Para evitar “el riesgo potencial de perturbar el funcionamiento de los servicios de salud”, la ANSM recomienda “la vacunación escalonada del personal del mismo servicio”.

Por el momento, en el hospital de Lisieux, donde se detectaron casos adversos tras suministrar la vacuna al personal, sigue los consejos de la ANSM, pero esta política molesta a sus trabajadores: “son medidas solo para asegurar el buen funcionamiento del hospital y no para proteger a los trabajadores de la salud, es extraño…”, dice una de las enfermeras vacunadas y que ha desarrollado efectos secundarios.

No sólo la vacuna de AstraZeneca presenta serios problemas adversos, también Pfizer y Moderna, y no sólo en Europa o Israel sino también en Estados Unidos.

Las vacunas experimentales de Pfizer contra el coronavirus de Wuhan (Covid-19), cuya producción y distribución fueron precipitadas por el programa “Operation Warp Speed” de Donald Trump, están matando a muchas más personas mayores de lo que lo habría hecho el propio supuesto “virus”. Un nuevo análisis de los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad israelí concluye que las inyecciones de terapia génica por ARN mensajero (ARNm) de Pfizer y BioNTech  ya han matado â€œunas 40 veces más personas (ancianas) de las que habría matado la propia enfermedad” durante un reciente periodo de vacunación de cinco semanas.

Sobre la base de una investigación realizada el pasado mes de enero que demostró que las vacunas chinas contra los virus no son “más seguras” que el propio virus, este último estudio acusa a las vacunas  de Trump de causar más muertes de las que previenen.

El Dr. Hervé Seligmann, profesor de la Universidad de Aix-Marsella (Francia), ha demostrado, mediante un exhaustivo análisis matemático, que “entre las personas vacunadas de más de 65 años, el 0,2% han muerto durante el periodo de tres semanas entre las dosis, es decir, unas 200 personas de cada 100.000 vacunadas”. “Esto debe compararse con los 4,91 muertos entre 100.000 que murieron de COVID-19 sin vacunación”, añadió.

Entre los menores de 65 años, las vacunas han matado a 260 veces más personas de las que habría matado el propio virus.

“Este aterrador panorama se extiende también a las personas menores de 65 años”, escribieron los investigadores.

Durante el proceso de vacunación de cinco semanas de vacunación,  el “0.05%, es decir, 50 entre 100.000 murieron”.

“Hay que comparar esto con el 0,19 por 100.000 que mueren por COVID-19 (que) no están vacunados … Por lo tanto, la tasa de mortalidad de este grupo de edad aumentó en 260 (veces) durante este período de cinco semanas del proceso de vacunación, en comparación con su tasa de mortalidad natural por COVID-19”, añadieron.

El Dr. Seligmann, que también es titular de un diploma de biología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, ha declarado que él y su equipo “no tienen ningún conflicto ni interés más allá de tener hijos en Israel”.

El Dr. Seligmann y su colega señalaron que estas cifras son probablemente demasiado bajas porque sólo tienen en cuenta las muertes ocurridas “en este corto periodo de tiempo” y “no incluyen los accidentes cerebrovasculares y los eventos cardíacos (y de otro tipo) resultantes de las reacciones inflamatorias”. Las cifras tampoco tienen en cuenta las complicaciones a largo plazo”, explicó con más detalles.

En otras palabras, es simplemente estúpido vacunarse contra el coronavirus de Wuhan (Covid-19) basándose en la ciencia

La “enfermedad” no presenta prácticamente ningún riesgo de complicaciones para la gran mayoría de las personas que la “contraen” y, sin embargo, millones de personas han sido convencidas de tomar “vacunas” experimentales de las que sus fabricantes no son responsables en caso de lesión.

Hay que tener en cuenta que estas lesiones y muertes notificadas incluyen sólo las que se produjeron poco después de la administración de las vacunas. Queda por ver cómo afectan estas vacunas a todos los demás a medio y largo plazo.

Como lo ha revelado America’s Frontline Doctors (AFLDS), los efectos de mejora dependiente de anticuerpos (ADE) de estas vacunas del virus chino no proporcionan protección contra el virus y, de hecho, harán que las personas que las reciban sean más susceptibles a las enfermedades más adelante.

“En lugar de proteger a la persona, causa una enfermedad más grave o letal cuando la persona se va expuesta más tarde al SARS-CoV-2 en la naturaleza”, determinó AFLDS.

Por esta razón, la AFLDS aconseja encarecidamente a la gente que no se ponga una de estas vacunas experimentales. Reconociendo los peligros que conlleva, el Dr. Seligmann y sus colegas investigadores están haciendo lo mismo, llamando a esta campaña de vacunación masiva un “nuevo Holocausto”.

Y como queda claro desde hace tiempo que las vacunas son incuestionables por su milagroso efecto curativo e inmunizador, en un acto de pura democracia y defensa de la libertad de expresión, el lunes 1 de marzo Twitter anunció que bloqueará permanentemente las cuentas que suministren cualquier clase de información sobre las vacunas que contradiga a las fuentes oficiales.

La red social tiene la intención de intensificar la censura de las fuentes alternativas de información sobre las vacunas, incluyendo la posibilidad de eliminar a los usuarios después de cinco advertencias.

A partir del segundo aviso, los usuarios tendrán sus cuentas bloqueadas durante 12 horas. Al cuarto aviso, el bloqueo durará 7 días. En el quinto, se convertirá en permanente.

Twitter también adjuntará etiquetas a los mensajes “que puedan contener información engañosa sobre las vacunas Covid-19”, según el comunicado publicado el lunes.

“Creemos que este sistema de advertencia ayudará a educar al público sobre nuestras normas y a reducir mejor la difusión de información potencialmente peligrosa o engañosa en Twitter, especialmente en el caso de infracciones reiteradas, moderadas o graves”, dijo en un comunicado oficial.

En diciembre Twitter ya exigió a algunos usuarios que eliminaran ciertas informaciones, como las obviedades de que las vacunas pueden perjudicar la salud o que buscan controlar a la población.

Como los demás monopolios tecnológicos, Twitter quiere convertir las vacunas, que son opcionales, en una necesidad, e incluso en la única necesidad frente a la pandemia. Por supuesto, que tampoco permite cuestionar las cifras oficiales de la pandemia o las causas de la misma.

Desde entonces, la red social han censurado más de 8.400 tuits y amenazado a unos 11,5 millones de cuentas en todo el mundo.

Ya en octubre, cuando las vacunas sólo estaban en fase de pruebas clínicas, YouTube y Facebook también anunciaron normas estrictas de censura de los contenidos.

Muertos y más muertos en todo el mundo por las vacunas, censura a quienes se opongan a ellas, y de mientras la Unión Europea ya ha aprobado el pasaporte sanitario. Hasta tal punto que incluso en España se está preparando su implementación para viajar entre comunidades autónomas.

Y sigue el parte de guerra.

Notas:

(1) https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2021/03/07/austria-suspende-inoculacion-lote-vacunas-astrazeneca-investiga-muerte-enfermera/00031615123166133638719.htm

(2) https://www.napolitoday.it/cronaca/morta-vaccino-covid-insegnante-annamaria-mantile.html

Fuentes:

www.freemalaysiatoday.com

www.thecovidblog.com

www.help.twitter.com

RFI – www.rfi.fr

ChildrensHealthDefense.org

NaturalNews.com

mpr21.info




Fuente: Terraindomita.blackblogs.org